Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 12 6 2006 Internacional 33 La UE lanza hoy su operación militar para tutelar las elecciones en el Congo Los comicios, el 30 de julio, serán los primeros democráticos y libres de los soldados estarán en Kinshasa, y otros se quedarán en reserva en Gabón para constituir una fuerza disuasiva frente a posibles disturbios ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL KINSHASA. La Unión Europea va a coronar su más ambicioso plan de ayuda al desarrollo con el lanzamiento oficial, hoy, de una misión militar en la República Democrática del Congo. Los soldados franceses, alemanes, españoles, polacos y belgas, y los oficiales de otros diez países van a ser enviados como fuerza de disuasión para mantener el orden durante las elecciones previstas para el próximo 30 de julio. Hoy por hoy, el profesor Malu Malu, un sacerdote elegido como presidente de la Comisión Electoral Independiente, está seguro de que las elecciones se celebrarán cuando está previsto Viendo la caótica actividad en las calles de Kinshasa y teniendo en cuenta que este país es tan grande como media Europa, no parece tan fácil. Los militares europeos de la Euforce b Una parte El amigo Louis Michel y el presidente Kabila E. S. KINNSHASA. Si hay un hombre que personifica la idea de Europa en el Congo es el comisario de ayuda al desarrollo, el belga Louis Michel. Ya era popular cuando era ministro de Exteriores de su país, pero ahora se ha convertido en el huésped de alto nivel más apreciado en las calles de esta ciuydad de antiguo esplendor colonial. El problema es que tanta aparición mediática podría llegar a ser perjudicial, porque aparte de todos los que dicen ser amigos suyos o que le han vendido artesanías diversas, otros creen que tanto interés debe tener gato encerrado. Para no pocos, el plan de Europa en las elecciones no es más que garantizar la permanecia del presidente Kabila, que es el que defiende sus intereses Los funcionarios europeos reconocen en privado que, en efecto, les resulta un poco difícil explicar que a Euroopa le interesa la estabilidad, pero eso no quiere decir que se apoye a un candidato concreto, aunque la única estabilidad hoy por hoy solo parece garantizarla Kabila. se desplegarán en Kinshasa, una parte en el aeropuerto internacional de N djili, y la otra en la vieja base aérea de N dolo, que está casi en el centro de la ciudad, fundamentalmente porque no se puede garantizar un tránsito seguro entre uno y otro punto a no ser a través de helicópteros. De los más de 11,2 millones de habitantes de la capital, la mitad no pueden comer todos los días y una buena parte se apelotonan alrededor de la única arteria que puede ser cortada en cualquier momento. Ocho años de guerras La UE ha tutelado el proceso de transición de este país después de décadas de dictadura de partido único y casi ocho años de guerras e inestabilidad institucional. Por primera vez desde la independencia del país, en 1960, habrá elecciones presidenciales y legislativas libres. Europa espera que el complejo proceso de votación va a dotar de legitimidad al presidente y al legislativo, mientras que los congoleses quieren creer que las elecciones van a ser la solución a todos sus problemas. Unos y otros podrían estar bastante lejos de la realidad. Por ahora, desde 2002 la UE ha destinado unos 750 millones de euros en cooperación, envía 40 millones al año en ayuda humanitaria, pagará el 80 por ciento del gasto del proceso electoral (sólo el envío de observadores costará seis millones) y financia el 40 por ciento del presupuesto de la misión militar de las Naciones Unidas (Minuc) La inversión europea en el Congo ha alcanzado niveles tan grandes que no es de extrañar que el Consejo se haya puesto de acuerdo en enviar esta misión militar para asegurarse de que todo saldrá bien en el último momento. Y eso que la misión de la ONU, con 17.000 hombres, es ya la más voluminosa operación militar de esta organización. Por ahora, la Unión ha trabajado con dos misiones, Eusec y Eupol, en la reconstrucción de la Policía y las fuerzas de seguridad del Congo, para mezclar a antiguos combatientes de distintas etnias e intentar que los soldados y policías dejen de extorsionar a la población. Pero, hasta ahora, ha sucedido lo contrario. Hasta los soldados de la ONU han aprendido de sus colegas congoleses a hostigar a los civiles y a violar a las mujeres.