Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 DOMINGO 11 6 2006 ABC MUNDIAL 2006 LA SELECCIÓN En la prueba del 9 el pichichi apunta al banquillo Luis cuidó y midió ayer la puntería de los delanteros. A Villa, despistado y desafortunado en los amistosos previos, no le extrañaría ser suplente en el debut de España JULIÁN ÁVILA KAMEN. El fútbol español nunca ha tenido la suerte de contar en sus filas con un matador Con un pichichi del perfil de Ronaldo, de Romario, de Van Basten, de Torpedo Muller... Para encontrar un gol significativo de un delantero centro de España hay que retroceder hasta el blanco y negro. Hasta el Mundial del 54, en el que Zarra marcó el gol a Inglaterra que valió el pase a las semifinales y a la mejor clasificación de la historia, cuarto. Desde entonces, la selección ha buscado un goleador y por ese puesto han desfilado jugadores que no han pasado de la treintena de tantos- -es cierto que antes se disputaban menos encuentros- Butragueño (26) Morientes (25) Di Stéfano (23) Julio Salinas (22) Zarra (20) Santillana (15) Gaínza (10) Quini (8) Satrústegui (8) Urzaiz (8) Rubén Cano (4) Unas marcas que Fernando Hierro, un centrocampista reconvertido a central, ridiculizó para convertirse en el segundo máximo goleador de la historia. A este inquietante dato sólo sobrevive Raúl, que no es un nueve clásico, con sus 43 goles. Es como si la maldición del delantero centro se hubiese instalado en España. Con Luis Aragonés en el banquillo (22 partidos) sólo Fernando Torres, con 9 goles, presenta unos números decorosos. Los demás compañeros están a años luz. El segundo artillero en esta era es Raúl (4) seguido de Luis García, Morientes y Tamudo (3) Villa sólo suma 2, los mismos que los defensas Sergio Ramos o Del Horno. A día de hoy, los 9 del equipo están cogidos con pespuntes. No cuentan con el respaldo unánime de la prensa o de los aficionados. Incluso ni del entrenador, pese a que dejó a Morientes libre del Mundial. Fernando Torres (diez goles con la roja) debería ser el matador Lo es en el Atlético de Madrid, pero aún no ha asumido definitivamente ese papel en el combinado nacional. Está en un momento de forma excelente y su gol ante Croacia, en el último partido amistoso, debe servirle de acicate para asentarse. Lo de David Villa es bastante más preocupante. El pichichi nacional está temporada (24 aciertos) no está fino. No ha logrado marcar en los tres encuentros de preparación y se le ve cabizbajo. Ayer pasó las de caín en el entrenamiento de la mañana. Luis Aragonés apartó a todos los delanteros y midió su puntería con los guardametas. Hubo palabras de aliento del seleccio- ESPAÑA POR DENTRO Se perderán parte de la final de Rafa Nadal. Varios jugadores estaban algo contrariados porque el entrenamiento de hoy está programado para las 3 de la tarde para aclimatarse al primer partido. Da la casualidad que la sesión de trabajo coincide con la final de Roland Garros, aunque hay algunos internacionales, como Luis García, que desconocía el choque del español contra Roger Federer. Los familiares, a partir del jueves. Está previsto que a partir de ese día algunos se dejen ver por Kamen para seguir los entrenamientos. Aragonés da un cachete al delantero Villa tras la bronca que le echó ayer en el entrenamiento; Luis tiene a los 23 en tensión continua nador para todos. Y también bronca. Sobre todo para Villa. Erró en un ejercicio y fue llamado al despacho Los reproches no se escucharon con nitidez, pero la cara del chaval reflejaba el calvario. David, no importa gritó después Luis en otro fallo del delantero. Sus compañeros saben que lo está pasando mal y Joaquín vitoreó su acierto más tarde: ¡Bien, Villa! David pasó más tarde por la sala de prensa, donde dejó un mensaje preocupante: Si empiezo en el banquillo no se debe sorprender nadie. Lo importante es la selección EFE No se SEPARAN JOSEP PEDREROL y JOAQUÍN RAMOS MARCOS TENSIÓN O DESPISTE Josep: Estamos a tres días del primer partido de la selección y Luis Aragonés sigue jugando al despiste con los periodistas y también con el vestuario. Un día Raúl es titular indiscutible, al otro juega Joaquín con Torres y al siguiente es Villa quien acompaña al rojiblanco. Ya está bien de bailes en la alineación... Joaquín: Estoy convencido de que Luis sabe quién tiene que jugar aunque no lo demuestre en los entrenamientos, y si analizamos la carrera de España hasta llegar al Mundial el setenta por ciento de los futbolistas son los mismos. Josep: Estoy harto de que a la confusión se la llame tensión. En esto del fútbol hay pocos secretos y el Barça ha ganado una Liga y una Copa de Europa con las rotaciones lógicas de una temporada larga, pero en los partidos importantes jugaban los de siempre, con una o dos variantes. Lo de Luis es una locura. Joaquín: Yo sí creo que con tensión se trabaja mejor. Es la única manera que tiene un entrenador de sacar el máximo de sus futbolistas. De otra forma, los que se saben titulares se relajan más de lo necesario, se acomodan y los que están sin opciones empiezan a pasar. Josep: El trabajo de un buen entrenador consiste en tener motivados, sobre todo, a los que no juegan. Así es como se hace un buen bloque. Joaquín: Cuando ganemos el primer partido se tranquilizará todo. Josep: No, si no hay tensión, sólo dudas sobre la manera de manejar los tiempos por parte de Luis. Ojalá tenga razón.