Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 6 06 EN PORTADA 24 horas En la vida del Papa (Viene de la página anterior) y ha reducido al mínimo todos los esfuerzos y las actividades secundarias, para concentrarse en lo esencial de un trabajo, el de Papa, que es quizá el mas difícil sobre la faz de la tierra. 7 horas. Oración y reunión de familia La oración de la mañana y la lectura del breviario son las primeras actividades de la jornada. La capilla privada del Papa, situada en el centro del apartamento pontificio, está exactamente igual que en tiempos de Juan Pablo II, con una excepción: la imagen de la Virgen de Czestochowa cuelga ahora en la capilla del nuevo arzobispo de Cracovia, el cardenal Stanislaw Dziwisz, que fue secretario de Karol Wojtyla durante más de cuarenta años. La cita de las siete de la mañana en la capilla es el primer encuentro de la pequeña familia del Papa, compuesta por sus dos secretarios- -don Georg y don Mietek- -y las cuatro mujeres laicas de Memores Domini que se ocupan de la casa- -Carmela, Emanuela, Loredana y Cristina- así como el nuevo mayordomo, Paoletto, cuyo título oficial es Ayudante de Cámara 7.30. Misa La Misa es la actividad principal en la jornada de un sacerdote y también en la del Papa, cuya primera tarea es la espiritual. Del mismo modo que en el minúsculo Estado del Vaticano el edificio central, desproporcionadamente grande respecto a todos los demás, es un templo dedicado a San Pedro, los momentos de oración son el epicentro de la jornada del Papa, y Benedicto XVI los protege como un tesoro. Pasea media hora cada día, aunque sea más sedentario que Juan Pablo II do es el escenario de su trabajo intelectual. Benedicto XVI utiliza un escritorio muy sencillo, presidido por una pequeña imagen de San José, y decorado cada día con dos o tres flores frescas en un minúsculo florero. A los pies de San José el Papa ha puesto un pequeño gatito de cerámica que es un recuerdo personal. La lámpara del escritorio, de diseño moderno, es un elemento muy práctico, igual que los pocos libros que hay sobre la mesa, como un Código de derecho canónico o un diccionario de citas de la Sagrada Escritura. La enorme biblioteca personal de Joseph Ratzinger ocupa buena parte de las paredes de ese estudio privado, en el que le gusta trabajar con comodidad y sin interrupcio- AP 8.10. Ligero desayuno El desayuno del Papa es ligero y típicamente italiano. Café con leche, algo de pan o bizcocho, mermelada y miel. Durante la mayor parte del pontificado de Juan Pablo II, el comedor estaba lleno de huéspedes en animada conversación. Pero Benedicto XVI tenía ya 78 años cuando fue elegido, por lo que el comedor es un lugar de tranquilidad y descanso en una jornada que incluye demasiadas citas y reuniones de trabajo para una persona que cumplirá 80 años el próximo mes de abril. nes. El Papa escribe a mano- -con una estilográfica Mont Blanc- pero sus textos son tan ordenados que no necesitan revisiones. 10.00. Audiencia, lectura, piano El miércoles es el día de la audiencia general, que se celebra casi todo el año en la Plaza de San Pedro, puesto que suelen acudir treinta o cuarenta mil personas. Durante los meses gélidos de enero y febrero el Papa recibe en el Aula Nervi, donde sólo caben siete mil. Después se traslada a la basílica de San Pedro para saludar brevemente a los peregrinos que no han podido entrar en el Aula Nervi, mientras que los últimos siguen la audiencia desde las grandes pantallas de vídeo instaladas en la Plaza de San Pedro. El martes, en cambio, es el día libre del Papa, y puede disponer de su horario con más flexibilidad. Muchos párrocos y obispos descansan el lunes, pero el Santo 8.30. Estudio y biblioteca El Papa comienza a trabajar en su estudio privado, a cuya ventana- -la más famosa del mundo- -se asoma los domingos para el rezo del Ángelus. Igual que la capilla es el punto de referencia para su vida espiritual, el estudio priva- Trabaja en un sencillo escritorio, presidido por un San José y decorado cada día con dos o tres flores frescas. A los pies de San José, un gatito de cerámica, un recuerdo personal