Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 6 2006 31 Tres presos de Guantánamo, dos saudíes y un yemení, se suicidan, según el Ejército estadounidense El presidente Alan García afirma a ABC que Perú no espera milagros, pero tampoco quiere privilegiados Fuego cruzado amigo J. C. RAMALA. Rashid Abu Shabak, el jefe de la Seguridad Preventiva en Gaza y máxima autoridad militar en la Franja, se vio ayer envuelto en el enésimo incidente armado entre milicianos de Hamás y de Al Fatah que horas antes costó la vida a uno de sus hombres. Cuando Abu Shabak se dirigía al entierro de su subordinado, su vehículo fue víctima de ese fuego cruzado amigo que con tanta frecuencia se registra en Gaza en los últimos tiempos. Desde que Hamás ganó las elecciones en enero y tomó el poder del Gobierno en marzo, la guerra de guerrillas se ha intensificado en la Franja, donde se han contado dos docenas de muertos. Ayer, no fue más que el susto y el general más cercano a Mahmud Abbas de todos cuantos pasean por la Franja salió ileso del incidente. De haber caído con las botas puestas la respuesta de Al Fatah, no hubiera sido comedida. Y es que el intento de matar a Abu Shabak supone sin duda un paso más hacia el abismo en el que unos y otros se empeñan en condenar al pueblo palestino. En cualquier momento saltará esa chispa que todavía falta. En cualquier momento estallará el polvorín. AP bían verse las caras esta pasada madrugada, aunque será difícil que alguno de los dos ceda con tanta rapidez; y mañana está convocada una reunión de urgencia del Parlamento palestino. Haniyeh, horas antes, había dejado clara su postura al acusar a Abbas de dar un golpe de Estado incruento contra un Ejecutivo elegido hace sólo cinco meses de manera democrática, e hizo un llamamiento a la población para que boicotee el plebiscito. Abbas, por el contrario, insistió en que con el referéndum estará más cerca el sueño palestino de crear un Estado independiente y soberano con Jerusalén Oriental como capital, y será más probable el final de las sanciones económicas que Israel y la comunidad internacional han impuesto a los palestinos de a pie, aunque las envuelvan con el papel de regalo verde de los radicales islámicos. Gaza entierra a sus víctimas La declaración de guerra contra todos de Hamás no ahogó en el silencio el multitudinario entierro de los ocho civiles muertos (ayer se encontró un cadáver más en el mar) en la playa de Gaza bajo el fuego de la Marina de Guerra israelí. Decenas de miles de personas acompañaron al cementerio a las víctimas, todas de una misma familia, y lo hicieron como suele ser habitual en estos trances: al grito de venganza, venganza y muerte a Israel y a América Es decir, lo mismo de casi siempre: ocupación militar, muerte de justos por pecadores, sed de venganza, amenazas terroristas. ...Y esta vez sin tregua que llevarse a la boca amarga.