Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 6 2006 Nacional LA CONCENTRACIÓN DE LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO 21 oficiales de la Guardia Civil. En esa esquina, en ese rincón de la Dirección General de la Benemérita, un coche- bomba acabó con la vida del periodista Jaime Bilbao Iglesias y el niño de tres años Luis Delgado Villalonga. Un año antes, el mismo edificio ya había sido atacado. Una española de a pie, inocente y desarmada, Carmen Pascual Carrillo, murió allí. Y su hija se dejó media vida y la visión de un ojo. Padre nuestro, que estás en los cielos... invita a rezar. Guardemos- -y guardamos- -un minuto de silencio por todos los que como Jaime, Luis y Carmen, perdieron la vida por la sinrazón y la barbarie Zapatero apela al deseo de una gran mayoría social para justificar la negociación con ETA Evitó referirse a las víctimas y al PP en un acto celebrado horas antes de la protesta en Madrid b El secretario de Estado de Co- Zapatero pensaría como nosotros... Año tras año, la zarpa del terrorismo se fue afilando sobre la piel de Madrid, sobre la piel martirizada de España. A veces uno, uno mismo cree que aquello, que todo aquello lo ha olvidado. Son, por ejemplo, veinte años. Son, por ejemplo, doce jóvenes guardias civiles a los que se llevaron por delante (pero por la espalda) en la plaza de la República Dominicana. La fecha, 14 de julio de 1986. Y, no, nadie ha olvidado. En el telediario de nuestra vida han sido portada demasiados cuerpos destrozados, cientos de sueños hechos añicos y la visión día tras días de los amasijos de hierro, del humo, de tantos espantos. ¿Olvidar? ¿Lo hemos olvidado? El terrorismo es un problema de todos. Hazte oír... es una letanía que recorre la ciudad, una letanía como es la vida de Hortensia desde hace dos décadas. Una letanía que lleva colgada del pecho, una letanía que es una medalla con el rostro de su hijo Alberto, el mismo Alberto del retrato que Hortensia lleva toda la mañana en una mano, el mismo Alberto con su uniforme verde reluciente, el mismo Alberto al que en la esquina de las calles de Juan Bravo y del Príncipe de Vergara los asesinos destrozaron la vida Y, de paso, también la de Hortensia. Eran las siete y veinte de la mañana, venían de la embajada americana... yo no los perdono, jamás, lo tengo muy claro. Y Zapatero pensaría como nosotros si a él le hubiera pasado Y Hortensia, y todos, somos un mar, o dos, de lágrimas. Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre acuérdate también de ellos: Juan Carlos González Rentero, Vicente Domínguez González, Juan José Catón Vázquez, Juan Mateos Pulido, los cuatro compañeros de Alberto Alonso Gómez, guardia civil. Español, por más señas. Ante el Congreso, un centenar de personas acoge la llegada de los autobuses con aplausos y un ir y venir de banderas. Españolas, por más señas. Alcaraz, presidente de la AVT, habla de combate incesante por la verdad, de la batalla de la democracia contra el terrorismo, de revelaciones periodísticas, de rechazo a la negociación... Se llaman José Alberto, Santiago, Andrés, Remigio, Fina, Hortensia... se llaman como nosotros, y en su carne, carne de nuestra carne, carne corriente y moliente, reconocemos a los que siguen adelante, quién sabe cómo, a los que lo perdieron todo y sin embargo todo nos lo siguen dando cada día. Guardemos un minuto de silencio. municación afirmó, tras la concentración, que las víctimas merecen todo nuestro respeto; quienes utilizan su dolor, la mayor reprobación G. LÓPEZ ALBA TARRAGONA MADRID. El presidente del Gobierno respondió a la concentración de la AVT- -apoyada por el PP- -reafirmándose en su propósito de entablar conversaciones con ETA con el argumento de que la gran mayoría de ciudadanos está empeñada en ver el fin de la violencia y la paz en el País Vasco y en toda España Porque esa gran mayoría de ciudadanos sabe lo que representa el sufrimiento, el dolor y el horror que hemos vivido, sabe hasta qué punto merece la pena acometer la tarea de hacer llegar la paz agregó José Luis Rodríguez Zapatero, en sus únicas referencias directas a este asunto durante su intervención en el mitin que protagonizó ayer en Tarragona, dentro de la campaña del referéndum sobre el Estatuto de Cataluña. En otro momento, aunque conectó sus afirmaciones no con la concentración de ayer, sino con las protestas contra el matrimonio entre homosexuales y el propio estatuto catalán, dijo que bien que nos alegra que la derecha haya cogido esta práctica de manifestarse Tantos años que a tantos no les gustó... Nos alegra que disfruten del ejercicio de la democracia identidades pues siempre que Cataluña ha dado un paso hacia adelante, ha marcado una senda de progreso y de convivencia En este contexto, Pasqual Maragall lanzó la siguiente proclama: No os privéis, pueblos de España. Manifestaos como sois, porque juntos haremos un país pacífico y un gran país Además, los jóvenes que hicieron de telón de fondo en el estrado de oradores exhibían carteles en los que por una cara se leía sí -al Estatuto- -y por la otra paz y las juventudes del PSC distribuyeron pegatinas con la leyenda Zapatero contra la guerra. Rajoy contra la paz El verdadero precio político Si el presidente del Gobierno eludió toda referencia a la AVT y al PP, no así sus ministros ni el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, quien dijo en Valencia- -también antes de la protesta de Madrid- -que el verdadero precio político que el PP no está dispuesto a pagar es que el fin de ETA se alcance con un Gobierno socialista. En el mismo acto, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, sostuvo que las víctimas merecen todo nuestro respeto entre otras cosas porque una parte muy importante tenía carné del PSOE Sevilla censuró que el secretario general del PP, Ángel Acebes, tuviera la desfachatez de ir a una concentración convocada también para pedir la verdad del 11- M y que lo haga sin pedir perdón cuando en el momento en que se produjo aquella matanza era el ministro del Interior. Asimismo, el ministro de Industria y primer secretario del PSC, José Montilla, que compartió mitin con Zapatero, pidió al PP que recapacite después de tachar de vergüenza que aliente movilizaciones por el terrorismo cuando estamos en el período más largo sin muertos Al término de la concentración convocada por al AVT, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, manifestó en nombre del Gobierno que las víctimas merecen todo nuestro respeto; quienes utilizan su dolor, la mayor reprobación También preguntó por qué el PP no se manifestó cuando Aznar estaba negociando con ETA para concluir que la hipocresía en política es utilizada más para intereses partidistas que para el interés del país Una caravana de anhelos y de denuncia recorrió durante cuatro horas Ramales, Atocha, República Dominicana... Frente al Congreso, centenares de madrileños recibieron con aplausos y banderas de España los autobuses de las víctimas El teniente general Francisco Veguillas y otras dos personas son asesinadas aquí, a apenas a cien metros de Capitanía General. En la comitiva, Santiago, herido pero superviviente del atentado. Subían por aquí... A alguien, a cualquiera, se le saltan las lágrimas. La senda de Cataluña A pesar de estas escuetas referencias más o menos directas, buena parte de la intervención de Zapatero pareció hecha con un ojo puesto en el referéndum catalán y otro en la negociación con ETA, ya que la ideafuerza que manejó fue la de que el nuevo Estatuto catalán marcará un modelo de convivencia en el que es posible la integración de todas las Aplausos a las víctimas A veces, los transeúntes confunden el autobús con uno de ésos de las rutas turísticas y sonríen. Cuando ven los carteles y escuchan el mensaje, les cambia la cara y muchos rompen a aplaudir: El terrorismo es un problema de todos. Hazte oír. Por ellos, por todos. Queremos saber la verdad. Negociación en mi nombre, no Afortunadamente, los muros eran muy fuertes y muy gruesos. No sé qué habría pasado si el edificio se hubiera venido abajo recuerda Andrés en la esquina de las calles de San Francisco de Sales y del general Ibáñez Íbero. Entonces, 22 de noviembre de 1998, él, Andrés, estaba preparando el curso para El jefe del Gobierno pone el Estatuto de Cataluña como ejemplo de que es posible la convivencia de todas las identidades