Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 11 6 2006 Opinión 7 TRIBUNA ABIERTA POR ÁLVARO VARGAS LLOSA BLUES ANDINO El indigenismo ideología fraudulenta cuyas raíces residen en decrépitas utopías sociales europeas, ha manipulado astutamente a personas que sienten una justificada frustración con una democracia liberal que no ha traído beneficios inmediatos SCRIBO estas líneas con una pizca de melancolía, así que disculpen el toque personal. Me disponía a llevar a mi hijo y mi hija al juego de béisbol de los Yankees contra los Orioles en Baltimore el fin de semana pasado, cuando recibí una llamada urgente desde el Perú contándome que mi abuelo agonizaba. Volé a Lima el sábado por un día, en un viaje que resultó más emotivo de lo esperado. Mi abuelo, que murió antes de que yo aterrizara, fue un hombre noble que me enseñó la tabla de multiplicar, las movidas de apertura del legendario ajedrecista José Raúl Capablanca, la belleza filosófica de un paseo vespertino y algunas pistas para explorar mejor los deliciosos misterios del sexo opuesto. Por coincidencia, ese domingo tocaba votar a los peruanos en la segunda vuelta de unas elecciones presidenciales delicadas, elecciones en las que no tenía pensado votar porque no confiaba en ninguno de los candidatos. Uno de ellos, el ex presidente Alan García, llevó al Perú a la ruina en los años ochenta: hiperinflación, corrupción, abuso de poder. Mi familia, que en ese entonces vivía en Lima, hizo activa oposición a su gobierno y mi padre fue candidato a sucederlo. En un momento dado, incluso alguien en la Marina nos trajo información (que luego se hizo pública) según la cual matones vinculados a García planeaban un atentado contra mi familia, incluyéndome a mí, en una reunión celebrada en el sótano del Museo de la Nación (García niega cualquier vinculación con los hechos) El otro candidato, Ollanta Humala, es un ex oficial del Ejército acusado de violaciones contra los derechos humanos que se alzó contra el dictador Alberto Fujimori en 2000. Ahora está en la órbita de Hugo Chávez y le proponía reemplazar a las frágiles instituciones republicanas por un régimen caudillista de estirpe nacionalista. Mientras acompañaba a mi madre en el digno proceso de cremación de mi abuelo, volví a pensar en los comicios, situando su significado en el cuadro más amplio de un hemisferio que afronta definiciones importantes. Muchos países experimentan hoy un renacimiento de ideologías perniciosas que tratan de enfrentar a la población indígena con lo que consideran los falsos valores de la civilización occidental a la que este hemisferio pertenece desde el siglo XVI. En ninguna parte se vive dicha definición de un modo más combustible que en los Andes, con sus fuertes raíces indígenas, y en cierta medida en México. Venezuela y Bolivia han tomado ya el sendero equivocado, Ecuador podría seguir el ejemplo y el Perú está desgarrado entre aquellos que quieren pertenecer a la democracia liberal y la economía de mercado, enriqueciéndolas, y aquellos que albergan resentimientos contra E y, sí, practicar sus muchas y ricas costumbres como cualquier otro pueblo. No desean un caudillo autoritario que expropie cada aspecto de sus vidas en nombre de la liberación. Pero el indigenismo ideología fraudulenta cuyas raíces residen en decrépitas utopías sociales europeas, ha manipulado astutamente a personas que sienten una justificada frustración con una democracia liberal que no ha traído beneficios inmediatos. Por tanto, caudillos como Humala se han convertido en poderosos símbolos sociales. El domingo por la mañana fui a votar en Barranco, mi antiguo vecindario. Voté por García, el mal menor, porque la abstención o el voto nulo favorecían a Humala. García, convertido hoy en un populista moderado que dice que no quiere romper con la globalización, ganó con un 53 por ciento de los votos contra el 47 por ciento de Humala. En los años 60, el historiador estadounidense Carroll Quigley explicó en The Evolution of Civilizations que la decadencia comienza cuando las normas sociales surgidas para atender necesidades sociales se convierten en instituciones que atienden sus propias necesidades. Esa es, precisamente, parte de la falla de América Latina. La desconexión entre las instituciones oficiales y las necesidades sociales- -hija de tanto caudillo y tan poco Estado de Derecho- -ha arrojado a muchos en manos de líderes que propugnan una ruptura con los valores occidentales (que, por supuesto, no son occidentales sino humanistas) El desafío es sanar la fisura, no ampliarla como lo proponía Humala. La víspera de las elecciones, un pequeñísimo grupo de parientes fuimos a una playa tranquila cerca de Lima. Mientras esparcíamos las cenizas de mi abuelo en el Pacífico, me pregunté con remordimiento qué hubiese pensado él de la decisión que había tomado de votar por García en lugar de abstenerme. Observando su existencia disolverse en la libertad del mar, pensé- -con una leve punzada- -que la habría aprobado. (c) 2006, The Washington Post Writers Group Director del Centro Para la Prosperidad Global en el Independent Institute de California y autor de Rumbo a la Libertad ella. En Colombia, Álvaro Uribe es un dique solitario contra esa tendencia andina. La fractura étnica encierra una estafa ideológica. Cualquiera que haya viajado por los Andes comprende que los indios y mestizos desean ser propietarios, comerciar, cooperar pacíficamente REVISTA DE PRENSA POR JUAN PEDRO QUIÑONERO RESPETO, ADMIRACIÓN Y DIVISIONES El respeto hacia el dolor es universal e inmenso. Su comprensión ética, sin falla. Su interpretación cívica tiene matices. La BBC, en Londres; la Deutsche Welle, en Colonia, y Radio France International, en París, informaron ayer puntualmente de la gran manifestación de la AVT. Antes de avanzar su posible alcance, el acontecimiento ha sido presentado como colofón provisional de un proceso muy duro e imprevisible. ETA: Bronca contra Zapatero había escrito Liberation, en París, antes de la manifestación, para comentar un proceso que resume con esta frase: Zapatero podría quedar cogido en una tenaza, entre las exigencias crecientes del brazo político de ETA y los ataques del PP En Hamburgo, el semanario Die Zeit escribe: Consenso, hecho trizas Y se pregunta cómo terminará la resistencia total del PP contra el proceso A partir de esa visión global, la presentación de la marcha se percibe con matices encontrados. En Londres, la BBC afirma: Aunque la AVT sea posiblemente la asociación más visible de España, no es la única ni representa a todas las víctimas. Se distingue de las otras asociaciones en sus valoraciones políticas y en su cercanía evidente con el PP En Burdeos, Sud Ouest titula su crónica previa a la manifestación: Las víctimas, divididas Y afirma: Las víctimas del terrorismo parecen más divididas que nunca Tras desmenuzar su visión de tales divisiones Sud Ouest concluye: El Gobierno intenta evitar que las perspectivas de negociación con ETA compliquen todavía más el debate político catalán En un terreno puramente informativo, Der Standard, en Argentina; El Universal, en México; El Tiempo, en Colombia, y Diario Hoy, en Argentina, coinciden en insistir en la importancia excepcional de la presión ética de las víctimas, rechazando un diálogo que consideran indeseable. En un terreno ético de muy otra índole, en Londres, el Daily Telegraph publica una larga crónica que comenta la gravedad de los debates morales de fondo sobre el proyecto de ley que concederá derechos humanos a los monos, dividiendo profundamente a los españoles dice. Cuando menos, el cochinillo manchego y Manolo el del Bombo suscitan pasiones admirativas. En Londres, Financial Times cuenta y no para de la alta gastronomía segoviana. Mientras que Frankfurter Rundschau consagra a Manolo el del Bombo como una figura épica del Mundial.