Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 6 2006 89 MUNDIAL 2006 GRUPO B Estadio de Frankfurt Capacidad: 48.132 loc. Eriksson apuesta por una media de lujo frente a Paraguay Gerrard supera sus molestias y jugará junto a Beckham, Lampard y Cole. El delantero paraguayo del Bayern Santa Cruz afirma estar recuperado y podría alinearse F. I. FRÁNCFORT. Inglaterra afronta su debut ante Paraguay (Fráncfort, 15.00 horas) en el partido inaugural del grupo B, sumida en el escepticismo. El panorama descrito por el cronista Martin Samuel en el dominical News of the World es desalentador: Tenemos el chico que no marca (Crouch) el chico que no juega (Rooney) el chico que no ha acabado un partido desde Navidad (Owen) y el chaval que el Arsenal no juzgó a suficiente nivel para inscribirlo en la final de la Liga de Campeones (Walcott) La buena noticia para Sven Goran Eriksson es que el chico que se tiró 22 partidos en el Liverpool hasta romper el virgo de la portería (Crouch) acaba de meter tres goles en cinco días. El sueco, además, ya sabe que podrá contar con Rooney incluso en esta primera fase. Inglaterra se presenta como una de las más fuertes de las últimas décadas, sobre todo porque aúna veteranía y juventud, pero también mucha calidad y fortaleza, principalmente en el centro del campo. -Fecha: -Hora: -TV: 10 de junio 15.00 h Canal N Asientos: 38.437 Inversión: 126 millones -Árbitro: Marco Rodríguez (Méx. INGLATERRA 3 A. Cole 6 Terry 1 Robinson 11 J. Cole 4 Gerrard Primera fase 16 Riveros 21 Crouch 18 Valdez PARAGUAY 21 Caniza 5 Cáceres 1 Villar 10 Acuña 5 Ferdinand 2 Neville 8 Lampard 7 Beckham 10 Owens 23 Cuevas 13 Paredes 6 Bonet 4 Gamarra 3 Toledo Suplentes 13- James 22- Green 12- Campbell 15- Carragher 14- Bridge 18- Carrick REUTERS 16- Hargreaves 17- Jenas 20- Downing 19- Lennon 9- Rooney 23- Walcott 12- Gómez 22- Bobadilla 14- Da Silva 15- Manzur 2- Núñez 8- Barreto 19- Dos Santos 17- Montiel 11- Gavilán 9- Santa Cruz 20- Cardozo 7- Cabañas El inefable delantero inglés Crouch y su baile a lo C 3 PO Seleccionador: Sven Goran Eriksson Seleccionador: Anibal Ruiz PETER CROUCH Delantero de Inglaterra Una media de ensueño A la espera de que Gerrard se recupere de sus problemas lumbares, el equipo formará con una media de ensueño: Beckham, Lampard, Gerrard y Joe Cole. Un auténtico motor de lujo para una selección que asegura recuperación de balón y una circulación rápida y peligrosa para atacar la portería contraria. Paraguay, por su parte, se toma este partido como su primera final. El técnico, Aníbal Ruiz, apostará en ataque por el dúo Nelson Valdez y Cuevas pueden convertirse en la principal pesadilla de los pross siempre y cuando su estrella Roque Santa Cruz no se recupere a tiempo para el choque, aunque ayer afirmó que está bien. La pareja de ataque ha demostrado en los últimos encuentros amistosos que se encuentra en una excelente forma y promete volver loca a la defensa inglesa. Los precedentes entre las dos selecciones juegan a favor de Inglaterra. Los anglosajones se han impuesto en los dos únicos duelos anteriores entre ambos por 3- 0 (en la segunda ronda del Mundial de México 86) y 4- 0 (amistoso en abril de 2002) El choque contará con la presencia del Príncipe Guillermo, que viajará en calidad de presidente honorario de la Federación Inglesa y se espera que lleve un poco de pompa a la ciudad de Hesse, con el que su familia tiene muchos lazos históricos. El ariete ve el final del túnel justo a tiempo de convertirse en el arma más mortífera de los ingleses y en el peculiar ídolo de los hinchas El espárrago más letal JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Casi dos metros de altura y 69 kilos de peso. Cuando corre parece que se va a desencuadernar. Resulta ridículo, casi patético, con esas piernecitas de chicle. Desde la grada la hinchada se reía de él, como si fuera un pobre payasete. Benítez le fichó para el Liverpool porque aunque es alto y va bien de cabeza, controla el balón y mete goles. Nos vendrá bien Pero estuvo cinco meses sin darle una patada a un bote, sin gol. De pronto, marcó ante el Wigan y todo cambió. Hacía cosas muy raras, pero funcionaban. A pesar de su estatura, no iba hacia el balón para chocar; por el contrario, huía de él, jugaba al escondite inglés. Y finalmente el balón siempre le encontraba, solito y desmarcado. Gol, y gol, y gol. La hinchada no lo podía creer. Y cuando empezó a celebrar los goles como el robot C 3 PO, la afición, que es muy de esas cosas, enloqueció. Ahora es el ídolo, un espárrago letal, la gran esperanza inglesa.