Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 6 2006 87 MUNDIAL 2006 JORNADA INAUGURAL Ecuador sorprende con un claro triunfo sobre una pésima Polonia Dos goles de pizarra dejaron en evidencia a la defensa polaca y ponen, contra pronóstico, a los pupilos del colombiano Luis Suárez como favoritos para superar la primera fase Polonia 0 Ecuador 2 Polonia (4- 4- 1- 1) Boruc; Baszczynski, Jop, Bak, Zewlakow; Sobolewski (Jelen, m. 68) Radomski, Szymkowiak, Krzynowek (Kosowski, m. 78) Smolarek; y Zurawski (Brozek, m. 84) Ecuador (4- 4- 2) Mora; De la Cruz, Hurtado (Guagua, m. 69) Espinoza, Reasco; Valencia, Castillo, E. Tenorio, Méndez; C. Tenorio (Kaviedes, m. 65) y Delgado (Urrutia, m. 84) Árbitro: Kamikawa (Jap. Tarjeta a Hurtado, Smolarek y Méndez. Goles: 0- 1, m. 24, Carlos Tenorio. 0- 2, m. 80: Delgado. IGNACIO TYLKO GELSENKIRCHEN. Si fuera ventajista, Benito Floro podría presumir ahora de que la importancia del saque de banda. Fruto de una jugada estratégica así, defendida de forma pueril, Ecuador encarrilló su justo triunfo sobre una pésima Polonia que acerca a los sudamericanos a los cuartos de final de un Mundial por vez primera en su historia. Como corresponde a todo equipo entrenado por un alumno o admirador del Pacho Maturana, el Ecuador del colombiano Luis Suárez se plantó con osadía frente a una Polonia aguerrida, apoyada por un público enfervorizado, pero sin fútbol. Nada que ver esta selección de Pawel Janas, con mucho músculo pero poca cabeza, con la generación de Lato que alcanzó el tercer puesto en Alemania- 74, ni con la de Boniek, que acabó en puestos de honor en España- 82. Aquellos eran futbolistas, éstos, si acaso atletas. Más pausado y menos vertical, Ecuador guardó el balón y se acercó en cuanto pudo al área de Boruc, titular indiscutible tras la cantada del año de su colega Kuszczak ante Colombia y la marginación de Dudek. Los suramericanos manejaron desde el arranque el centro del campo, con Edwin Tenorio y Castillo como jefes, y Valencia, joven promesa cedida por el Villarreal al Valencia, con plena libertad de movimientos. REUTERS La ceremonia reflejaba el proverbial equilibrio muniqués entre rabiosa modernidad y contumaz tradición La inauguración y el primer partido fueron seguidos por 1.500 millones de personas en 200 países 3.000 policías, un Awacs de la OTAN y algún caza del Ejército alemán. Como toda solemnidad alemana, había empezado antes con un servicio religioso en la catedral, donde el Papa Benedicto XVI presidió un tiempo como cardenal. Los presidentes alemán y de Costa Rica, la canciller Merkel, ministros del Gobierno y cientos de aficionados escucharon al cardenal Wetter pedir por un completo festival de paz y amistad entre pueblos, sólo algunos juegan, pero todos participamos de la esperanza Tenorio, autor del primer gol, pugna con un jugador polaco AP LA ESTRATEGIA, CLAVE Impotencia polaca Mientras fueran dueños del esférico, difícil era que los tricolores sintieran el peligro de los polacos, empeñados en la presión y el pelotazo inútil. Sólo Euzebiusz Smolarek, hijo del conoci- Carlos Tenorio remató un golazo de estrategia, nacido en una jugada con la mano... pero legal: De la Cruz sacó de banda hacia Delgado, quien cabeceó hacia atrás (en la imagen) para que CarlosTenorio fusilara, también de cabeza, el 0- 1. do extremo que jugó los mundiales, tenía pinta de poder desequilibrar. El problema es que apenas recibía un balón en condiciones. Con dominio ecuatoriano pero sin apenas acciones noticiables se llegó a la jugada clave, ese saque de banda de De la Cruz, el veterano lateral diestro del Aston Villa, que peinó Delgado y cabeceó Carlos Tenorio, que dejó en ridículo a los centrales polacos. Y a punto estuvo de repetirse la historia en una acción similar. La segunda parte agudizó la impotencia de Polonia, un quiero y no puedo permanente ante un Ecuador que se vino más atrás pero nunca renunció a su estilo y sentenció en una contra magistral que definió Delgado a puerta vacía. El excéntrico Mora sólo fue protagonista por su rostro pintado con el amarillo, azul y rojo de la bandera de su país.