Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 Economía SÁBADO 10 6 2006 ABC SOSTENIBILIDAD ntre la sensación de vacío que produce la ignorancia, y la urgencia de llenar ese vacío con algo aparentemente solvente, la economía y las ciencias políticas y sociales han estado repletas de metáforas desde sus orígenes. Todas, por cierto, engañosas. También lo es la expresión sostenible hoy popular en la retórica económica. No hay discurso que se precie que no lo incorpore. Y exige asentimiento, porque nadie aplaudirá que las cosas no se sostengan. El Diccionario de la Real Academia Española define sostenible casi asimilando lo social con lo físico: Dicho de un proceso: Que puede mantenerse por sí mismo, como lo hace, p. ej. un desarrollo económico sin ayuCARLOS da exterior ni merma RODRÍGUEZ de los recursos existenBRAUN tes Su empleo habitual suele combinar excusas del poder político sobre diversas dificultades, e invitaciones a que prosiga con sus intervenciones para resolverlas. Por ejemplo, Pedro Solbes dijo esta semana que como no han de regresar los tipos de interés bajos, el petróleo barato, los salarios reducidos que compensen una productividad endeble, y las amplias cohortes de población joven que financien cómodamente las pensiones, entonces el famoso patrón de crecimiento (qué retórica, oiga) no es sostenible Con todo esto uno casi se olvida de que las pensiones son lo que son por culpa del Estado que se las apropió y modificó, y que quien controla un porcentaje elevado del PIB, y presenta un presupuesto con un gasto público que crece en línea con el PIB o por encima de él, igual tiene alguna responsabilidad en lo que sucede. Hablando de elusión de responsabilidades, a nadie se trata mejor que a los banqueros centrales: tras varios años de una acusada expansión monetaria, los mercados (es decir, las personas en ellos) revelan un creciente nerviosismo, tanto en lo relativo a acciones como a bonos, divisas y commodities Un amigo experto en estas lides se lamentaba días pasados diciendo que la gente ha empezado a creer sólo en bolas de cristal y tarots varios, o en ondas de Elliott y cosas que parecen champú (por lo de heads shoulders, digo) Es posible que haya que deprimirse, pero no por la exhuberancia irracional de los mercados sino porque las autoridades los complican aún más, y no hay forma de saber claramente qué parte del crecimiento es artificial y se debe a la política monetaria. El pensamiento único, entre tanto, alega que como no crece aún mucho el IPC entonces no hay problemas, como si no hubiésemos tenido ante nuestras narices una inflación de activos, y confía en que el crecimiento económico mantenga el de la demanda monetaria. De ahí que Jean- Pierre Cotis, el economista jefe de la OCDE, haya declarado esta semana que espera una recuperación (vamos ¿no lo adivina? sostenible E Solbes y Caruana, ayer, en la jornada de clausura de la Conferencia de Bancos Centrales en el siglo XXI EFE Caruana afirma que los mercados no deben influir en los bancos centrales El crecimiento depende más de las reformas que de los tipos, según Solbes alaba el trabajo de Caruana en el Banco de España y reitera que Ordóñez sería un excelente sucesor. El PP mantiene su rechazo ABC MADRID. El gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, aseguró ayer que los bancos centrales no deben dejarse influir por el clima de los mercados, que puede ser, en ocasiones, caprichoso y excesivamente dirigido a conseguir resultados en el corto plazo En la clausura de la Conferencia de Bancos Centrales en el siglo XXI Caruana recordó que un entorno de bajos tipos de interés y de reducida inflación, como el vivido en la UE en los últimos años, puede dar lugar a episodios de alta volatilidad financiera y a ciertos desequilibrios en los mercados de activos, ante los que no tienen por qué reaccionar de forma inmediata las instituciones monetarias, informa Efe. De hecho, Caruana abogó por un seguimiento constante de los mercados para obtener de ellos la mayor información posible y por responder únicamente a cambios en las variables económicas si éstas tienen alguna influencia en la inflación. Como excepción, apostó por tomar medidas si hay suficientes señales como para considerar que la economía se enfrenta a riesgos importantes que requieren una política más preventiva, como podría ser una brusca corrección de los precios de los activos, que entrañaría, en última instancia, elevados costes para el bienestar del país b El vicepresidente Por su parte, el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, en su intervención señaló que el crecimiento económico de cualquier país depende más de las reformas estructurales que acometa que de la política monetaria que impongan los bancos centrales, que establecen un marco sobre el que actuar. Añadió que la política macroeconómica prudencial debe basarse por un lado en la política monetaria, pero también es fundamental la política fiscal de cada gobierno y un mercado de trabajo flexible Una política fiscal efectiva, en su opinión, haría que buena parte del aumento de la demanda interna se debiese más a la inversión que al consumo, lo que sería tranquilizador tanto para lograr más crecimiento económico como para reducir la deuda pública, informa Ep. Posteriormente, Solbes dijo que Caruana ha puesto un nivel muy alto en este organismo, y destacó que hará un trabajo espléndido en el Fondo Monetario Internacional. Preguntado sobre quién será su sustituto, Solbes reiteró que Miguel Ángel Fernández Ordóñez es un excelente candidato Sin embargo, el portavoz adjunto de Economía del PP en el Congreso Vicente Martínez Pujalte, le volvió a rechazar por considerarle una persona de obediencia debida al PSOE. El modelo actual que sigue la economía mundial, insostenible El patrón actual que sigue la economía mundial, marcada por el creciente déficit de Estados Unidos, que financian en gran parte los países emergentes asiáticos y los productores de petróleo, no es sostenible a medio plazo y debe ser modificado con la ayuda de reformas estructurales. Esta es una de las principales conclusiones de la mesa redonda Bancos centrales y desequilibrios globales dentro de las jornadas sobre Los bancos centrales en el siglo XXI que se han celebrado en Madrid, coincidiendo con el 150 aniversario del Banco de España, informa Efe. A juicio de estos expertos, uno de los principales motivos del enorme déficit estadounidense- -que roza el 6 del PIB de ese país- -es la caída del ahorro, tanto público como privado, que arroja un saldo neto cercano al 1 de su PIB, el nivel más bajo desde el fin de la II Guerra Mundial. Al mismo tiempo, en el otro extremo del mundo, las economías emergentes asiáticas y Japón tienen el problema contrario, un exceso de ahorro, pero en vez de invertir en su propio desarrollo lo destinan casi totalmente a comprar deuda estadounidense en dólares, un modelo que insistieron, no es sostenible.