Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 SÁBADO 10 6 2006 ABC Economía Mapfre no subirá el precio del seguro del automóvil al convertirse en sociedad anónima La reforma laboral costará 1.200 millones y reducirá un 20 %lo s contratos temporales Caldera advierte a los empresarios de que a partir de 2007 sólo recibirán ayudas para los indefinidos b Las nuevas medidas laborales entrarán en vigor inmediatamente después de que el real decreto sea convalidado por el Congreso de los Diputados MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. El Consejo de Ministros aprobó ayer por decreto ley la nueva reforma laboral, que según destacó la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, es la primera que se pone en marcha desde 1981 con el acuerdo de los agentes sociales y el Gobierno Será remitida al Congreso para su convalidación, sin que se puedan introducir enmiendas. El objetivo de la reforma es reducir la temporalidad y la precariedad en la contratación. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, concretó que al menos un millón de trabajadores verán convertidos sus contratos temporales en indefinidos y también se verán beneficiados 250.000 parados. Las previsiones son que un 20 de los actuales contratos temporales se conviertan en indefinidos, un millón de los cinco millones de contratos temporales existentes. Con ello, la tasa de temporalidad, ahora en el 33 podría rebajarse entre 6 y 7 puntos, quedándose por encima del 20 Los incentivos y rebaja de las cotizaciones tendrán un coste de 1.200 millones. Caldera subrayó que las medidas no introducen rigideces y dan mayor protección a los trabajadores. Las líneas fundamentales de la reforma se centran, en primer lugar, en medidas para combatir la temporalidad, como que todo trabajador que haya suscrito dos o más contratos temporales en la misma empresa, y acumule un período superior a 24 meses dentro de 30 meses, pasará a ser fijo. Y para fomentar la contratación indefinida se aprueba en 0,25 puntos a partir del 1 de julio de 2006, y otros 0,25 puntos a partir del 1 de julio de 2008; se elimina el recargo en la cotización por desempleo de los contratos temporales realizados por empresas de trabajo temporal (ETT) y se reduce a la mitad la cotización al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) que queda en 0,20 puntos. En total, todas estas medidas supondrán un coste de 1.200 millones adicionales a los más de 2.000 millones que se dedican anualmente a materia de ayudas al desempleo. Se beneficiarán 250.000 parados El tercer apartado se dedica a mejorar la protección de los trabajadores en paro. De esta forma, se amplía la protección por desempleo de los trabajadores fijos discontinuos; se mejora la regulación del subsidio de paro de seis meses a los mayores de 45 años sin responsabilidades familiares y se amplía la cobertura por desempleo a los socios trabajadores temporales de cooperativas. Por otro lado, en la protección que proporciona el Fogasa, en caso de insolvencia empresarial, se ha aprobado ampliar la cuantía máxima del salario abonable, del doble al triple del salario mínimo (SMI) se eleva el número máximo de días abonables de 120 a 150 días y se mejora la protección de las indemnizaciones por despido a través de la base de cálculo para el abono de indemnizaciones, que pasa de 25 a 30 días por año de servicio. Además, se amplía el tope de la indemnización del doble al triple del SMI. El último apartado de la reforma se dirige a potenciar los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM) y la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Tras esta reforma, el Gobierno buscará entre el 14 y el 30 de junio el día en que se firmará la reforma de las pensiones, sobre la que se alcanzó un principio de acuerdo a finales de mayo. Caldera, momentos antes de explicar el contenido de la reforma laboral un nuevo programa de incentivos, que se concentra en la contratación indefinida. Estos incentivos supondrán, en palabras del propio Caldera, que a partir de 2007 va a ser menos costoso contratar a alguien fijo que temporal porque no habrá ayudas para la conver- ERNESTO AGUDO Es la primera reforma laboral que se aprueba en España consensuada por agentes sociales y Gobierno desde 1981 sión de contratos temporales en indefinidos Con este fin, se crean módulos fijos de ayuda mensual según los colectivos contratados; se amplía de dos a cuatro años la duración de dichos incentivos; se extienden a los jóvenes varones parados de entre 16 y 30 años y se crea una ayuda a la contratación fija de mujeres que se reincorporen al empleo después de cinco años de inactividad. Un segundo apartado de medidas se concentra en la reducción de los costes empresariales. Así, se reducen las cotizaciones empresariales por desempleo de los contratados de forma indefinida