Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Cultura 65 FERIA DEL LIBRO DE MADRID SÁBADO 10 6 2006 ABC Carme Riera se adentra en el terror con su novela El verano del inglés b La escritora rinde homenaje a La hoguera de las vanidades DOLLY ONETTI Viuda del escritor uruguayo Henry James con un relato escalofriante sobre la relación de dos personas que siguen un curso intensivo de inglés A. A. MADRID. Intriga y terror hierven en El verano del inglés (Alfaguara) que Carme Riera escribió de una sentada. La protagonista del relato se llama Laura Prats. Es agente inmobiliaria y decide invertir su ferragosto en hacer un curso intensivo de inglés. Se me ocurrió pensar en la tortura que puede suponer estar veinticuatro horas sobre veinticuatro aprendiendo un idioma encerrado con alguien en la misma casa de un modo rígido. Y, además, si la persona que enseña está como una cabra. Es la constatación de que en nuestro país padecemos un déficit de idiomas terrible, comparado con países más pequeños como Dinamarca o Suecia. Tenemos la sensación de que con el castellano basta y una cosa es sobrevivir en el extranjero y otra enterarte de lo que pasa explica la autora. Pero el método de la profesora de Prats, Mrs. Grose, supera la línea Maginot de la férrea disciplina. La tensión se masca en la enseñanza intensiva del idioma. La intriga atrapa al lector. El método Grose también alimenta dosis profundas de humor. ¿En qué medida el idioma condiciona la relación humana? Muchísimo responde Carme Riera. Al principio el idioma de la piel puede prevalecer, pero luego a lo mejor no. Es necesario entenderse en una lengua Onetti estaba más vivo en la cama que mucha gente de pie y a pie Doce años después de su muerte, está más vivo que nunca. La lectura de sus Obras Completas es pura necesidad vital TEXTO: ANTONIO ASTORGA FOTO: SIGEFREDO Un descendiente puro de los incas traduce el Quijote al quechua A. A. MADRID. Huh K iti Mancha Suqupi Chaypa sutinta mana yuyanyta Munanichu... Así principia el Quijote en quechua, cuya traducción de la primera parte de la obra cervantina ha culminado en siete meses un apasionado cervantino y descendiente puro de los incas, de ochenta y dos años, Demetrio Tupác Yupanqui. Ha sido una satisfacción plena traducir tan inmortal pieza, porque siempre me había cautivado El proyecto se lo encargó Miguel de la Quadra Salcedo: Me entregó un facsímil de la obra para que lo tradujera al quechua y lo acepté sin ningún contrato, sólo con la palabra, como ocurría en el antiguo Perú Tupác Yupanqui, que ha vertido también al quechua la Constitución peruana, se ha enfrentado a auténticos molinos de viento de expresiones: En diversos tramos había que buscar el sentido completo de lo que Cervantes expresa en castellano y ha sido complicado El Quijote en quechua incluye diversas ilustraciones realizadas previamente sobre tablas por los campesinos de San Juan de Salua, que reinterpretan La Mancha de Cervantes, adaptándola al ámbito andino. Se han publicado doscientos cincuenta ejemplares de esta traducción indígena del Quijote, distribuidos por el diario El Comercio de Perú. La cuestión de las lenguas Trasladado el asunto a España, ¿cómo ve la cuestión lingüística? Ya sé que hay otra gente que no lo cree, pero pienso que un país que tiene cuatro lenguas es un país más rico que uno que tiene una sola lengua- -responde- Hay que protegerlas todas y sobre todo aquéllas que tienen menos hablantes que la gran lengua castellana con más de 400 millones Riera ha cambiado su propio registro: de la búsqueda sobre la memoria histórica y de los judíos conversos mallorquines se ha trasladado al humor y al terror con El verano del inglés En las anteriores no me había divertido nada. En esta novela he tratado de divertirme escribiendo ¿Concibe el terror como género literario? Por supuesto. Una novela estupenda, a la que se rinde homenaje aquí, es Vuelta de tuerca de Henry James. El terror mejor y más inteligente es el sutil, y no aquél en el que te sale de repente el monstruo MADRID. Uruguay, la selección celeste no juega el Mundial de Alemania, pero un charrúa de pro- -Juan Carlos Onetti- -salta a la cancha literaria como titular indiscutible, desde su retiro celestial, con unas Obras Completas de lujo, editadas por Círculo de Lectores- Galaxia Gutenberg. El primer tomo reúne sus primeras novelas. Pura delicia. La mujer que fue su orden y su alma, Dolly Onetti, nos recibe en el sancta sanctorum onettiano, en una buhardilla de la Avenida de América hirviente de calor. Aunque Onetti quería que le dejaran en paz, importunamos por un momento su deseo: Llegamos del Uruguay en 1975. Juan venía de estar preso por la dictadura- -recuerda Dolly- Y acá me impresionó la alegría de la gente joven. Veníamos de un ambiente de dictadura total y yo lloré en la calle por la sensación de extrañeza, de ver a las personas contentas y libres de otra dictadura -En El Escorial le prepararon a Onetti una habitación con sublimes vistas y cuando él llegó puso la cama mirando hacia la pared. Entonces le colocaron un espejo en la pared para que el paisaje se reflejara allí. ¿Era maniático? -No le gustaban los viajes. Era del signo de Cáncer y la vivienda era la base de su vida. Veníamos de una casa con jardín y aquí se sintió muy bien. Le reconstruí la biblioteca desde la nada, pateando la Cuesta de Moyano. -Imagino que estará harta de que le pregunten siempre por Onetti y su vida en la cama, que si escribía, que si fumaba, que si bebía güisqui en el tálamo... -Es una leyenda lo del hombre permanentemente acostado En realidad, únicamente al final de su vida, durante unos pocos años, prefirió quedarse en la cama, a consecuencia de un problema de salud que le mermó la movilidad de una pierna. Juan leía en la cama y yo y usted. Es más cómodo que en un sillón. Onetti estaba más vivo en la cama que mucha gente de pie y a pie. ¿Tenía horario? -Escribía sobre una mesa en el dormitorio o en la dichosa cama o en la habitación de al lado, donde había una foto muy hermosa suya con el humo. ¿Creía en las musas o más bien pensaba como Picasso: que la inspiración me llegue trabajando -Creaba cuando se le ocurría. Traba- Poesía Dolly Onetti, en su sancta sanctorum Juan era muy perezoso para escribir, pero tuvo disciplina para ser periodista La bondad era la cualidad que prefería en el hombre y la ternura en la mujer jó toda su vida y tuvo disciplina para ser periodista o laborar en bibliotecas. ¿Ese piano lo utilizaba? -Lo puse después de que él muriera. Lo uso yo. Soy violinista y me jubilé en el Teatro Real. Me dediqué a tratar de componer, para lo cual hay que estudiar muchísimo, créame. ¿Era consciente Onetti de que su vida se esfumaba? -Desgraciadamente fue perdiendo fuerzas poco a poco. -En el espejo Proust respondió al cuestionario Proust... -Decía que la bondad era la cualidad que más le gustaba en el hombre y la ternura la que prefería en las mujeres. José Luis Rey Cano gana el Gil de Biedma El escritor cordobés José Luis Rey ha obtenido el premio Gil de Biedma de poesía, fallado ayer en Segovia, con su obra La familia nórdica El poemario de Rey Cano ha resultado elegido entre las 260 obras presentadas. La Diputación Provincial de Segovia dota con 10.000 euros al poemario ganador. Los accésit del premio fueron para Arturo Tendero, de Albacete, y César Ayuso, de Palencia. En el Museo Arqueológico Gredos, galardonada por promover a los clásicos La editorial Gredos ha sido galardonada con el V premio a la Promoción y Difusión de los Estudios Clásicos por la extraordinaria labor realizada por acercar la literatura grecolatina al público durante más de sesenta años. El premio fue entregado ayer en el Museo Arqueológico por los miembros de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) representada por su presidente, Antonio Alvar.