Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 SÁBADO 10 6 2006 ABC Madrid El niño que permaneció cuatro años secuestrado se recupera en un centro de acogida El tramo negro de la carretera de los pantanos se cobra 56 accidentes y 6 muertos en un año Los datos de la Jefatura de Tráfico alertan de la gran peligrosidad entre Quijorna y Navas b Transportes sigue adelante con el proyecto de desdoblamiento. Mientras, sigue sin encontrarse ni rastro del lince cuyo excremento apareció en marzo M. DÍAZ MADRID. La polémica y peligrosa M- 501, más conocida como carretera de los pantanos viene siendo objeto de las iras ecologistas, que han arremetido con dureza contra el proyecto regional para su desdoblamiento. La alta siniestralidad de la vía no ha sido impedimento para que los grupos verdes se opongan a la reforma proyectada por la Consejería de Transportes con el apoyo de los municipios afectados. Sin embargo, la información de la Jefatura Superior de Tráfico pone de manifiesto que el tramo objeto del desdoblamiento, entre Quijorna y Navas del Rey, es uno delos puntos negros más peligrosos de toda la Comunidad. Según los datos a los que ha tenido acceso ABC, sólo durante el último año, ese tramo registró 56 accidentes con víctimas. El siniestro balance incluye seis personas muertas. Esos mismos datos diferencian entre el trayecto M- 40- Quijorna y Quijorna- Navas. En el primero se registraron 36 accidentes con víctimas, dos de ellas mortales. El índice de peligrosidad es del 13,23, considerado por Tráfico muy alto. En el segundo tramo, los accidentes son 22, con cuatro muertos. El índice de peligrosidad se dispara hasta el 20, uno de los más elevados de toda España. Alto índice de peligrosidad Estos datos ponen de relieve algo que el pasado mes de abril reconocía el propio Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que rechazó la petición de CODA- Ecologistas en Acción para suspender las obras de ensanchamiento en ese tramo de la M- 501. De los estudios de Tráfico aportados, se afirma en el auto, se desprende de forma clara la elevada siniestralidad de aquélla que hace necesaria su reforma desde el punto de vista de la seguridad vial y desde otro punto de vista, la congestión de tráfico en la carretera con retenciones muy elevadas de los vehículos, superándose claramente las cifras a partir de las cuales resulta necesaria una duplicación de calzadas Mientras el proyecto sigue su curso, en los dos últimos meses no hay ni rastro del lince que tanto se jaleó desde el Ministerio de Medio Ambiente, la oposición y los grupos ecologistas. El famoso excremento del animal se ha quedado, de momento, en una anécdota. El rescate del conductor fue muy difícil y con el riesgo constante de que la hormigonera volcara sobre la carretera ABC Un camionero sufre la amputación de una pierna tras caer con su hormigonera por un terraplén C. HIDALGO MADRID. La carretera volvió ayer a escribir un capítulo sangriento, aunque no trágico, muy cerca de la capital. Ocurrió poco antes del mediodía, sobre las 11.40 horas, en el kilómetro 11,700 de la autovía A- 5 (carretera de Extremadura) a su paso por el término municipal de Alcorcón, informaron fuentes de Emergencias 112. Por causas que se están investigando, el conductor de una hormigonera, de entre 30 y 35 años y de origen español, perdió el control del vehículo que conducía. El camión se precipitó por un terraplén de la autovía, de unos cuatro metros de altura, justo después de que la víctima se incorporara a la carretera procedente de la M- 40. A consecuencia del siniestro, el hombre quedó atrapado en la hormigonera. La inmensa mole de metal le aprisionaba sus piernas y, aunque se mantuvo consciente en todo momento, no pudo escapar por sí mismo. Inmediatamente, otros conductores que transitaban por el lugar telefonearon al 112, que rápidamente envió a los Bomberos de los ayuntamientos de la capital y de Alcorcón, así como el Summa. Cuando los efectivos llegaron al lugar del suceso, se encontraron con la truculenta escena. El amasijo de hierros había seccionado la pierna izquierda del herido por encima de la rodilla. Se trataba de una amputación traumática- -no limpia, sino con desgarros- que se trató de paliar recogiendo el miembro cortado, que fue envuelto y medito en una bolsa con hielo y agua, como dicta el procedimiento de urgencia. La idea era mantener el miembro vivo para un posible reimplante. Un helicóptero del Summa se llevó al herido, que ingresó en estado grave en el Hospital Clínico San Carlos, en la capital. En el lugar también estuvieron la Guardia Civil y la Policía Local. Varios carriles de la autovía permanecieron cortados durante casi una hora, lo que provocó retenciones de tráfico en la zona.