Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional ELECCIONES PRESIDENCIALES LAS CINCO CARAS DE MÉXICO (I) SÁBADO 10 6 2006 ABC Nacida para el vicio y el pecado en plena Ley Seca estadounidense, en los años veinte del siglo pasado, Tijuana es hoy una de las ciudades más ricas, canallas y peligrosas de la República; versión golfa de esa dorada California con chicas en bikini Tan lejos de Dios y tan cerca de EE. UU. MANUEL M. CASCANTE. CORRESPONSAL TIJUANA. Puede parecer La Ciénaga, Melrose, Rodeo Drive o cualquiera de las grandes avenidas de Los Ángeles, flanqueada por las colinas de Bel Air o de Beverly Hills y repleta de malls y megastores Podría parecerlo, si de improviso no se cruzara en el camino una descomunal estatua de Cuauhtémoc, el último tlatoani azteca, para convertirse en la Avenida de los Héroes, donde tampoco falta la de Abraham Lincoln para recordar la inmediata vecindad con Estados Unidos. Es Tijuana, ciudad nacida para el vicio y el pecado en plena Ley Seca estadounidense, en los años veinte del siglo pasado, cuando dejó de ser una pequeña y remota población fronteriza y empezó a nacer el centro del comercio y del bebercio que es hoy día. Una de las ciudades más ricas, animadas, canallas y peligrosas de la República mexicana; versión golfa de esa dorada California con chicas en bikini y rubios surferos que se asoma ahí, pasado el río, en El otro lado Tijuana, las animadas calles de la ciudad, al lado de la valla que separa a los Estados Unidos de México 1 AFP Zona NOROESTE 3 Beber sin medida Es viernes por la tarde, estamos en 2006, y en las garitas de San Ysidro, el paso fronterizo más transitado del planeta, se agolpan los jóvenes que desde San Diego (y desde otras ciudades de la California gringa que rige el gobernator Schwarzenegger) acuden a Tijuana para beber sin medida y sin limitación legal por causa de la edad. En Revolución, principal avenida de la ciudad, en pleno downtown lumis de medio pelo y, con frecuencia, de corta edad, hacen la calle en espera de los primeros clientes. En los table dance de la zona comienzan a calentarse las barras y las piernas para el baile más caliente. Proxenetas y tipos malencarados vigilan a la puerta de sórdidos hoteles aledaños, futuros nidos de amor urgente y a bajo precio. Mientras, candidatos a la emigración clandestina aguardan su turno para alcanzar el sueño americano, o intentarlo, previo pago de 2.000 dólares. Tijuana es una de las ciudades más violentas de México: el Estado de Baja California, al que pertenece, sólo es superado por Morelos y el Distrito Federal en número de delitos cometidos en relación al de sus habitantes. En general, los múltiples asesinatos que tienen por escenario sus calles están relacionados directamente con el mundo de los polleros o coyotes (traficantes de personas que cruzan ilegalmente a Estados Unidos) y con el narcotráfico. La plaza se la disputan los sicarios del Chapo Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, y los del clan de los hermanos Arellano Félix. Personajes todos ellos que superan a la imaginación de cualquier guionista (se dice que Benjamín Arellano daba de comer a sus leones la carne de sus víctimas) 1234- Baja California Baja California Sur Sinaloa Sonora La tía Juana y el tío Sam TIJUANA. Tijuana tiene por lema en su escudo de armas Aquí empieza la patria y es la ciudad más septentrional de Iberoamérica. La región fue poblada originalmente por los indios kumiai, y su nombre se vincula tanto a una ranchería llamada San Andrés Tiguana (o propiedad de una tal tía Juana como a Llantijuan palabra en lengua yumana que significaría junto al mar en las partidas de bautismo de la misión de San Diego de Alcalá se mencionan tanto una como otra. Pero no fue hasta que los propietarios del citado rancho decidieron fraccionar su propiedad y aprovecharse de la fiebre del oro en California cuando se crea una nueva entidad urbana, Zaragoza, el 11 de julio de 1889, considerada como la fecha oficial de la fundación de Tijuana. der. Eugenio Elorduy, del Partido Acción Nacional (PAN) gobierna en Baja California. Narciso Agúndez, de la coalición Partido de la Revolución Democrática- Partido del Trabajo (PRD- PT) lo hace en Baja California Sur. Jesús Aguilar y José Eduardo Robinson, ambos del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dirigen Sinaloa y Sonora, respectivamente. Los cuatro Estados pertenecen a la circunscripción electoral primera. Aquí, la intención de voto sitúa en cabeza al candidato del PAN, Felipe Calderón, con el 46 por ciento. Le sigue Roberto Madrazo, del PRI, con el 33. Andrés Manuel López Obrador, del PRD, en queda en el 18 por ciento. 2 4 Océano Atlántico Infografía ABC Océano Pacífico Esperanza de Alfabetización Tasa bruta de matriculación vida al nacer de adultos Educación primaria, hasta (en años 2002) (en 2002) licenciatura (en 2002) PIB per cápita 2002 en dólares PPC Baja California Baja California Sur Sinaloa Sonora NACIONAL 75,89 75,21 74,68 75,26 74,62 97,09 96,23 92,37 95,92 91,28 60,34 67,30 64,10 65,97 63,14 10.291 10.574 5.969 9.041 8.185 La corrupción policial, judicial y política no sólo no ha disminuido en la ciudad, sino que los siempre amenazados periodistas locales sugieren su incremento desde que se hizo cargo de la presidencia municipal el controvertido empresario priista Jorge Hank Rhon. Pero en Baja California también hay una efervescente vida cultural, que produce fenómenos que traspasan fronteras como el colectivo Nortec, dedicado a la música y las expresiones plásticas de vanguardia. Y hay excelentes playas y centros turísticos, además del mejor marisco del país, lo que le proporciona una de las rentas per cápita más elevadas de México. Lo mismo sucede con la Baja Califor- nia Sur, especializada en el turismo de alto standing (con la ciudad balnearia de Los Cabos como estandarte) Al calor de EE. UU. Sonora, también Estado fronterizo, mantiene esos altos indicadores económicos gracias al comercio con EE. UU. y a la instalación en su territorio de empresas maquiladoras o de ensamblaje. Sinaloa, ya lejos de la barda, ve descender casi a la mitad los recursos de sus ciudadanos. Políticamente, las cuatro entidades que forman la región Noroeste presentan distintos signos y los tres principales partidos nacionales disfrutan de sus correspondientes parcelas de po-