Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 6 2006 Internacional 29 FRANK LU Líder estudiantil de las protestas de Tiananmen REARME NUCLEAR a decisión de Tony Blair y Jacques Chirac de iniciar nuevas formas de cooperación nuclear (civil) entre París y Londres, al mismo tiempo que desean reforzar las relaciones bilaterales en materia de armamento, confirma al más alto nivel el giro europeo hacia la energía atómica (civil) sin que las más diversas maniobras multilaterales en materia de desarme nuclear (militar) permitan olvidar que los arsenales atómicos francés e inglés continúan teniendo un puesto nada insignificante en la arquitectura de la defensa continental. En Francia, el 75 78 por ciento de la energía consumida es de origen JUAN PEDRO nuclear. Hace meses QUIÑONERO que Blair estudia, prepara y echa los cimientos de una posible alternativa nuclear para el Reino Unido. Siendo Francia una gran potencia mundial, en ese terreno tecnológico, parece sensato pensar que el primer ministro británico proyecta una cooperación industrial estratégica. Ese diálogo de nuevo cuño, en un terreno industrial sensible, es indisociable de la reflexión global de la UE en materia de dependencia energética. El programa electoral de Angela Merkel preveía el retorno de Alemania a la energía nuclear. Y los influyentes lobbys industriales alemanes intentan relanzar proyectos enterrados para facilitar la Gran coalición gubernamental entre la CDU CSU y el SPD. En EE. UU. China, la India y el resto de Europa, los proyectos nucleares civiles son muy numerosos. En el caso de la nueva cooperación atómica francobritánica, los proyectos estrictamente industriales quizá sean parcial o totalmente ajenos a los viejos proyectos de cooperación bilateral en materia de defensa, víctimas, tradicionalmente, de posiciones diplomáticas enfrentadas en numerosos terrenos estratégicos (Irak, puesto de la OTAN en la seguridad de Europa, etc. Sin embargo, París y Londres son y continuarán siendo la tercera y la cuarta potencia atómica mundiales. Mrs. Thatcher y François Mitterrand llegaron a estudiar una cierta coordinación de las fuerzas atómicas estratégicas. Desde la cumbre franco- británica de Saint- Malo (1998) París y Londres han intentado hacer avanzar tímidos esbozos de Europa de la defensa con tradicionales apoyos alemanes, italianos, españoles, etc. No es fácil armonizar dos parques de artillería nuclear, en Europa. Chirac y Alain Juppé han sugerido en varias ocasiones que el arma atómica francesa está al servicio de toda Europa. El caso iraní sugiere hasta qué punto el átomo civil y militar tienen complejas relaciones inflamables. Que París y Londres anuncien al más alto nivel la decisión de cooperar en el terreno de las tecnologías nucleares del futuro parece confirmar, cuando menos, la evidencia de muy sólidos intereses comunes, más allá de insondables diferencias ideológicas. La situación política en China es peor que en 1989 Cuando se cumplen 17 años de la matanza de la plaza de Tiananmen, uno de los jefes de aquellas protestas pro- democráticas, Frank Lu, analiza la evolución que ha vivido el gigante asiático desde entonces TEXTO Y FOTO PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL L HONG KONG. Acaban de cumplirse 17 años. Durante la madrugada del 4 de junio de 1989, el Ejército aplastó las protestas pro- democráticas que se celebraban en la plaza de Tiananmen de Pekín desde el 15 de abril. Cientos de personas perecieron. Desde entonces, el gigante asiático avanza en su liberalización económica, pero pocas cosas han cambiado con respecto a las libertades políticas. Así lo constata la experiencia de Frank Lu, uno de los líderes del movimiento estudiantil de 1989, exiliado en Hong Kong. ¿Qué ambiente se respiraba en aquel momento? -Los estudiantes estaban muy excitados y asustados. La Policía no hizo nada al principio porque las concentraciones eran pacíficas. Adoptamos la estrategia de huelgas de hambre y manifestaciones. Yo era el presidente de la unión estudiantil de la Universidad de Tecnología de Changsha, en la provincia de Hunan, por lo que organizaba las manifestaciones. ¿Pensaron que podían conseguir la democracia en China? -La mayoría de los universitarios sólo queríamos que el régimen llevara a cabo reformas para acabar con la corrupción. Sólo unos pocos exigían una democracia multipartidista y con elecciones. La situación política y económica era tan mala que reclamábamos el fin de la corrupción, reformas políticas y mayor libertad de expresión. ¿Tenía miedo de la intervención militar que se produjo? -Nadie se esperaba que el Gobierno se atreviera a mandar al Ejército contra su pueblo porque las protestas eran pacíficas. Cuando vi que los soldados estaban disparando sobre la gente, no me lo podía creer. El régimen apresó a los principales líderes estudiantiles y obreros, muchos de los cuales fueron torturados. Yo estuve detenido once meses y aunque no había orden de arresto, nos obligaron a delatarnos unos a otros y nos hicieron firmar cartas de arrepentimiento. ¿Cuándo decidió exiliarse? -No me quedó más remedio que irme. Primero fui expulsado de la Universidad y, como estaba marcado, no pude encontrar trabajo en Hunan. Me mudé a Shenzhen en 1990 y oculté mi identidad para hallar un empleo. En 1993, me arresta- Frank Lu, el ex dirigente estudiantil, en su bazar de Hong Kong El régimen se ha vuelto rentable y a nadie en el poder le interesa modificar el sistema Ahora los jóvenes solo se preocupan por tener novia, encontrar un trabajo y ganar dinero ron una vez que fui a Changsha. Me metieron en un hospital, del que pude escaparme, y huí a Hong Kong el 15 de julio. Desde entonces, no he vuelto a ver a mi familia. ¿Pero no ha mejorado la situación política y social de China? -Ahora la situación política y de derechos humanos es peor. Cuando Deng Xiaoping murió en 1997, hubo una mejora. Pero el 25 de julio de 1998 fueron detenidos varios miembros del Partido Democrático de China y en 1999 las redadas de Falung Gong. Desde entonces, la situación cambió por completo. ¿Cree que los nuevos líderes pueden mejorar las cosas? -Con el presidente Hu Jintao y el primer ministro Wen Jiabao no ha habido avances. Aunque el Gobier- no dice que la apertura económica de los últimos 20 años ha traído más libertad, la situación política no ha cambiado porque el Partido Comunista lo controla todo. Además, el régimen se ha vuelto rentable y a nadie en el poder le interesa modificar el sistema. ¿Y qué hay de los que han crecido bajo una mayor apertura? -Ahora los jóvenes sólo se preocupan por tener novia, encontrar un empleo y ganar dinero; no tienen intereses políticos. Desde 1981 hasta 1985, Hu Yaobang estuvo en el poder y llevó a cabo unas reformas tan importantes que la gente estaba muy interesada en la política. Desde 1989, la educación ha cambiado y no va a fomentar nunca más espíritus críticos que amenacen al régimen. Además, el Gobierno supervisa los medios e internet y occidente tampoco critica a China porque sólo le interesa la rentabilidad. -La estabilidad que proporciona ese gran crecimiento económico es el argumento de Pekín para justificar Tiananmen. -Mucha gente piensa que la situación es estable, pero el año pasado hubo 87.000 revueltas populares que, a veces, acabaron con muertos. Debido también a la corrupción, este sistema político es peligroso y daña las inversiones, por lo que muchas empresas prefieren instalarse en la India.