Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 SÁBADO 10 6 2006 ABC Internacional La artillería naval israelí mata a una familia que pasaba un día de playa en Gaza Tel Aviv pide perdón y promete investigar la muerte de palestinos inocentes b La aviación hebrea atacó otros tres objetivos en la Franja: tres supuestos milicianos, muertos, y varios heridos, entre ellos miembros de Hamás, en tregua con Israel desde hace 16 meses JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Día de playa en Gaza. Viernes festivo y de oración, como en todos los países musulmanes, como todos los viernes. Familias enteras junto al mar Mediterráneo, tan revuelto por aquí como siempre, con mucha resaca tras la muerte la víspera del jefe de la Policía de Hamás, Jamal Abu Samhadana, uno de los milicianos palestinos más buscados por Israel. Día de playa y muerte en Gaza. Un territorio tan denso y pobre como dejado de la mano de Alá, tanto que ni siquiera los ataques israelíes diarios, y nocturnos, y de madrugada, y matutinos, y vespertinos impiden que la gente de a pie saque la cabeza del hoyo para respirar. Tienen que vivir, malvivir, sobrevivir. Al menos. Día de playa, muerte y entierros en Gaza. El más tempranero el de Abu Samhadana y sus tres compañeros de armas abatidos por un dron que es la envidia del mundo militar, la noche anterior, cuando se entrenaban para intentar matar en un campo nada secreto de los Comités Populares de Resistencia. Ismail Haniyeh, en nombre del islam J. C. JERUSALÉN. Se lo pido en nombre del Islam Así comenzaba la carta enviada ayer por Ismail Haniyeh a Mahmud Abbas con un ruego y varias peticiones. El ruego, que renuncie al referéndum sobre el reconocimiento implícito de Israel, que sólo provocará una histórica división que tardará años en ser cerrada Las peticiones, que convoque otra mesa de diálogo nacional con el documento de los prisioneros palestinos como punto de partida, sin ultimátum, y que forme un Gobierno de unidad nacional. Todo en nombre del islam. La respuesta de Abbas a la misiva, prevista para hoy a mediodía en Ramala: allí anunciará el presidente palestino la fecha del referéndum. Se habla del 31 de julio. La suerte parece echada. Un muchacho herido es evacuado de la playa de Sudania tras el bombardeo Un matrimonio, cinco niños Día de playa, muerte, entierros y bombardeos en Gaza. Bombardeos de la artillería naval, desde ese mismo mar del que intentaban disfrutar las familias de Yabalia, del deprimido y deprimente campo de refugiados del norte de la Franja. Y bien que disfrutaban hasta que los proyectiles se abatieron sobre la familia Ghalia, una de las más numerosas allí presentes, en la playa de Sudania, que nunca más volverá a ser la misma, o sí, porque aquí ya se ha visto de todo y siempre con los cristales rojos de la sangre derramada. Y un padre muerto, junto a cinco de sus hijos, segados todos, y a una de sus dos esposas, también tronchada. Las cifras bailan. Los muertos no. Se habla de siete, de nueve. Y de decenas de heridos, entre ellos otras mujeres, y otros niños, y otros hombres hechos y dere- chos con sus vidas deshechas y torcidas para siempre. Día de playa, muerte, entierros, bombardeos y asesinatos selectivos en Gaza. Otros tres muertos en Beit Lahia, otro deprimido y deprimente campo de refugiados del norte de la Franja, no se crean, el sur también existe y allí también se muere. Otros tres muertos tras la entrada en acción de uno de los aviones sin piloto israelíes que tan a fondo se emplean en estos cielos casi siempre despejados, pero con negros nubarrones en el horizonte lejano. Tres milicianos de los Comités de Resistencia Popular, según Israel, que venían de lanzar cohetes Qassam contra las ciudades del desierto del Neguev. Tres familiares, según los palestinos, que venían de llevar al hospital a uno de sus primos enfermo. Día de playa, muerte, entierros, bombardeos, asesinatos selectivos y perdón en Gaza. Un mea culpa entonado por el jefe del Estado Mayor hebreo, el general Dan Halutz, quien nada más Los drones los aviones israelíes sin piloto, matan a tres milicianos que venían de lanzar cohetes El día del entierro de Abu Samhadana, la Franja de Gaza fue objetivo de bombardeos por tierra, mar y aire conocer lo sucedido en la costa mediterránea ordenó el final de los bombardeos por tierra, mar y aire y prometió abrir una investigación. Investigación y perdón que no comprobarán los muertos. Perdón e investigación que no consolarán a los vivos. Día de playa, muerte, entierros, bombardeos y asesinatos selectivos en Gaza. Hubo otros dos ataques de los dro- nes israelíes pero sin muertos, eso sí, con heridos, contra varios coches que circulaban arriba y abajo por la Franja. En ellos viajaban milicianos de Hamás que en los últimos meses no habían sido objetivo del Ejército de Israel por mantener una tregua, que todavía respetan, desde hace 16 meses. Abbas clama contra la matanza Día de playa, muerte, entierros y bombardeos en Gaza. Bombardeos condenados por todo lo alto por Mahmud Abbas desde la mukata de Ramala pero sobre los que la comunidad internacional, quizás por estar pendiente del Mundial de fútbol en Alemania, no dijo una vez más esta boca es mía, ni tuya, ni nuestra. Día de playa, muerte y entierros en Gaza. Funerales convertidos en procesiones, donde el odio generalizado se entremezcla con la sed de venganza; donde se prometen actos terroristas más allá de la valla electrificada de la Franja, más allá del muro ilegal de