Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 10 6 2006 Nacional 19 China se queja a España por las causas judiciales sobre el Tíbet y Falung Gong Ante la denuncias de genocidio, Pekín dice que son asuntos internos b Las autoridades españolas y ¡A COLÓN! P chinas confían en que, a pesar de la protesta, se mantenga la relación estratégica entre los dos países PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Cuando sólo falta un mes para la visita a China del Príncipe de Asturias, para inaugurar la sede del Instituto Cervantes en Pekín a mediados de julio, ha estallado una crisis diplomática entre el gigante asiático y España. El motivo son las investigaciones abiertas en la Audiencia Nacional a raíz de dos denuncias contra antiguos líderes del régimen comunista, entre ellos el anterior presidente de la República Jiang Zemin, por genocidio en el Tíbet y contra miembros de la secta Falun Gong. Tales procesos han enervado a Pekín, que ayer convocó a un representante de la Embajada española para manifestar su más enérgica protesta. Durante la reunión, la consejera Carmen Moreno tomó nota de las quejas expresadas por la consejera de la Dirección General para Asuntos de Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Li Varios monjes tibetanos presentaron denuncias por genocidio en MadridREUTERS Fushun. Según informaron fuentes diplomáticas, Li Fushun negó, por falsas, las imputaciones por genocidio e insistió en que ambos temas denunciados son asuntos internos de China y que su Gobierno no tolerará injerencias externas Dicha posición ya fue fijada el pasado martes por el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Liu Jianchao, cuando, a una pregunta de ABC, confió en que la decisión de la Audiencia Nacional no afecte a las buenas relaciones entre China y España, dos países amigos que han alcanzado altos niveles de entendimiento en los últimos tiempos En el mismo sentido se pronunciaron ayer en Madrid portavoces del Ministerio de Asuntos Exteriores, abogando por que se mantenga la relación estratégica. Durante la visita del presidente chino, Hu Jintao, a nuestro país en noviembre pasado, Pekín y Madrid suscribieron un acuerdo de asociación estratégica similar al que China tiene con el Reino Unido, Francia o Alemania. Zapatero, Chirac y Sócrates proponen una nueva cumbre entre la Unión Europa y África L. A. MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; el presidente de la República Francesa, Jacques Chirac; y el primer ministro de Portugal, José Sócrates, han enviado una carta al canciller austriaco, Wolfgang Schüssel, presidente en ejercicio de la UE, en la que piden que en la segunda mitad de 2007 se convoque una nueva cumbre entre Europa y África con el fin de impulsar las actuaciones en el continente africano. Como adelantó ayer ABC, en la carta se expresa la necesidad de que los europeos aumenten su compromiso para ayudar a que África sea un continente estable y próspero. Con la mente puesta en los graves problemas derivados de la inmigración procedente de los países africanos, los tres mandatarios indican que, aunque esta previsto que la discusión sobre la Estrategia de África se tenga en el Consejo Europeo de diciembre, sería conveniente que la cuestión fuera abordada ya por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre que comienza el próximo jueves, día 15, en Bruselas. Zapatero, Chirac y Sócrates subrayan que es preciso enviar un importante mensaje a África y a nuestros ciudadanos y señalan que una nueva cumbre UE- Africa a celebrar en Lisboa bajo presidencia portuguesa en la segunda mitad de 2007, sería un marco idóneo para lanzar y dar un impulso político a la estrategia común euroafricana. La primera y última de estas cumbres tuvo lugar en El Cairo en el año 2000. Asimismo, se indica que, en los relativo a las migraciones y el desarrollo, los trabajos de esa cumbre podrían basarse en los resultados que se alcancen en la Conferencia Ministerial prevista para los próximos días 10 y 11 de julio en Rabat. ilar Elías recibió ayer el Premio por la Tolerancia de la Comunidad de Madrid, merecidísimo galardón que equipara su ejemplo de coraje cívico al de otros luchadores por la libertad como Raúl Rivero o Ayan Hirsi Alí. Mientras ella recogía su premio en la Puerta del Sol, la vicepresidenta del Gobierno, Fernández de la Vega, sentenciaba desde la Moncloa que el terrorismo ya no existe. En virtud de ese razonamiento, voluntarista y tramposo, la concentración de esta tarde en Madrid carece de sentido: no hay muertos, luego no hay terrorismo; no hay terroristas, luego no hay víctimas. Pero Pilar Elías es una víctima: porque asesinaron a su marido hace años y le reventaron la vida, pero sobre todo porque el asesino CARMEN se ha ido a poner un neMARTÍNEZ gocio a los bajos de su CASTRO casa para pavonearse del crimen; no le ha pedido perdón y encima le exige humildad. Pilar es una víctima politizada, según la curiosa tipificación del Gobierno y de algunos tontos útiles a su servicio, pero es difícil no serlo cuando los asesinos ponen negocios a la puerta de tu casa o son nombrados hijos adoptivos del pueblo donde vives. Acaso el terrorismo no exista, como mantiene la vicepresidenta, pero sus exigencias políticas están más presentes que nunca, son más evidentes y más insultantes que nunca. Toda la absurda labor de hemeroteca selectiva en la que se han enfrascado los estrategas del Gobierno se viene abajo ante la talla moral de esta mujer, ante la serenidad de Irene Villa o ante la amargada sabiduría de Pilar Albizu. Sus historias terribles son las nuestras; nuestra dignidad reposa en su dolor. Si Aznar habló con ETA en Zurich o en con Batasuna en Burgos, es lo de menos; si Zapatero traicionó desde el primer momento el pacto antiterrorista, tampoco importa mucho ahora; nos estamos jugando si llamamos a ETA izquierda abertzale o MLNV nos estamos jugando que Pilar Elías puedA seguir viviendo en Azkoitia o que tenga que buscar otro futuro fuera del País Vasco, donde no moleste al asesino de su marido. Hoy, en Madrid, miles de personas estaremos en la calle para protestar contra un pacto perverso que envilece a democracia española. Si el Gobierno se da por aludido por algo será; su problema no lo arregla buceando en la hemeroteca porque allí se encontrará todos sus compromisos incumplidos, que son muchos. A Zapatero no le atan los errores de Aznar o González, le comprometen principalmente sus palabras. Y a los discrepantes de esta tarde en Madrid nos mueve una evidentísima intención política, evitar que se hagan realidad los versos de Raul Rivero: Las ruinas de la patria están seguras, tranquilos, compañeros, ya nos vamos Nos vamos pero, de momento, sólo hasta la Plaza de Colón.