Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
116 VIERNES 9 6 2006 ABC Gente La actriz Teri Hatcher, una de las Mujeres desesperadas ha decidido cambiar la televisión por el cine sumándose al elenco de Resurrecting the champ un largometraje en el que también participarán Josh Hartnett y Samuel L. Jackson, y que comenzará a rodarse este verano en Canada. James Hewitt, durante la entrevista James Hewitt: Sigo amando a Diana Se puso el mundo por montera cuando decidió contar sus secretos de alcoba con la Princesa de Gales. Ahora desafía a sus detractores con Nuestro amor prohibido libro con el que pretende hacer justicia al amor que sintió TEXTO: BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: ERNESTO AGUDO ficial, pero le acusaron de no ser caballero por contar su romance con Diana de Gales a una periodista que rápidamente publicó un libro con esa historia. Desde ese momento James Hewitt, el militar pelirrojo que enseñó a montar a caballo a una Diana que vivía sus horas más bajas en su matrimonio, se convirtió en persona non grata en Fueo el Reino Unido. Estaba al servicio de Su Majestad, pero se acostaba con la esposa del Heredero y esa indiscreción le costó una carrera militar cuajada de éxitos y reconocimientos. De aquel amante que jugaba al polo con Carlos de Inglaterra y regalaba uniformes militares a los hijos de la princesa queda un hombre dispuesto a contar su historia a los cuatro vientos y un libro que acaba de publicarse en España: Nuestro amor prohibido (Arco Press) donde defiende su nombre, su amor y su inocencia frente a todo lo que se ha dicho y escrito. ¿Por qué este libro ahora? -Porque quería dejar clara de una vez mi verdad. Se han dicho muchas cosas sobre mí y necesitaba contar mi vida. -Sí, pero usted reconoce que su gran error fue confiarse a la periodista que escribió Princesa enamorada -Es cierto, pero eso no quita que quiera aclarar las cosas y acabar con todas las mentiras que se han publicado. Creí en esa persona y me equivoqué. -De los cinco años que pasó con Diana, ¿qué recuerdos quedan? -Fue una época maravillosa, es difícil quedarse con un solo instante. Hubo muchos buenos momentos en unos años fantásticos. -Usted revela en su libro que fue Diana quien le conquistó y abordó primero. -Sí. ¿Siempre ocurre así? Lo digo porque también cuenta cómo años después le sedujo Anna Ferreti, la mujer que más tarde le robó las famosas cartas de amor... -Hombre, no creo que con todas las mujeres pase, pero en fin, con ellas fue así. -Un militar con una carrera como la suya perdió su prestigio en el ejército por su romance con la Princesa. ¿Valió la pena? -En la vida las decisiones se toman sin saber muy bien qué traerán después, pero yo no cambiaría nada de la mía. -En su relación con Diana, ¿qué le guió la cabeza o el corazón? -Me guié por mi corazón. ¿Pero realmente estuvo enamorado de Diana? -Sí. ¿Y por qué se acabó su historia? -Ella me dejó. -Un momento muy desagradable para usted fue cuando desaparecieron de su domicilio las cartas de amor que la Princesa le había escrito. ¿Qué había tan importante en esas cartas? -Eran mis cartas y nadie tenía derecho a tenerlas. (En el libro Hewitt reproduce uno de los párrafos más conmovedores que Diana le había escrito: He estado toda la noche despierta, amándote hasta la desesperación, y dando las gracias a Dios por traerte a mi vida, tú, mi amor, eres la persona más especial y mágica que he conocido y me siento extraordinariamente afortunada de ser amada por ti ¿Cuánto dinero ha ganado hablando de Diana? -Nada. ¿Entonces cuenta su histo-