Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 6 2006 111 MUNDIAL 2006 MÁS ALLÁ DE ALEMANIA El documental Goal dreams fue proyectado anoche sobre el muro de separación israelí en la ciudad de Abu Dis REUTERS Fútbol prohibido sobre el muro de Cisjordania TEXTO: JUAN CIERCO CORRESPONSAL ¿SABÍA QUE... LUIS GARDE Los ojos de centenares de palestinos no sirvieron ayer para ver los regates de Ronaldinho, los centros de Beckham o los vuelos de Casillas, sino para fijarse en una pantalla de hormigón en la que se proyectaban las imágenes de un país que sólo existe para la FIFA Costa Rica abrió con victoria sus dos anteriores participaciones Después de ocho mundiales seguidos dando preferencia al vigente campeón, hoy se inaugura el torneo con el primer partido del equipo anfitrión, como ya sucedió en 1950 (Brasil- México: 4- 0) 1958 (SueciaMéxico: 3- 0) 1966 (Inglaterra- Uruguay: 0- 0) y 1970 (México- URSS: 0- 0) El campeón empezó a abrir el torneo en 1974 (Brasil- Yugoslavia) JERUSALÉN. Una pantalla de hormigón. Enorme. Desproporcionada. Ilegal. Una pantalla de odio, de vergüenza, de separación entre seres humanos en territorio ajeno. Una pantalla sobre la que, por una vez, no se proyecta la vida imposible de una mujer incapaz de llevar a su hijo al colegio; de una anciana sin posibilidad de acceder al hospital que le ata al mundo; de un campesino que no puede llegar a cuidar sus cultivos. Ayer, sobre esta pantalla de ocho metros de alto de hormigón, sobre el muro ilegal de Cisjordania, así declarado por el Tribunal Internacional de La Haya, centenares de palestinos de Abu Dis, a las afueras de Jerusalén, se congregaron con la intención de disfrutar de lo que, en definitiva, comienza a disfrutar hoy mismo el planeta fútbol con los dos ojos puestos en Alemania. Los ojos ayer no sirvieron para ver las genialidades de Ronaldinho, los centros medidos de Beckham, los regates de Messi, los controles de Zidane y Riquelme, los goles de Ronaldo o los vuelos de Casillas, sino para fijarse en las andanzas nada recomendables, en los avatares nada casuales de la selección de un país que no existe aunque está reconocido por la FIFA: Palestina. Durante dos años, 2004 y 2005, los cineastas judío y palestina, Jeffrey Saunders y Maya Sanbad, siguieron con sus cámaras a los componentes chilenos, libaneses, norteamericanos y, por supuesto, palestinos de la selección en su fase de clasificación, fallida, para la Copa del Mundo de Alema- Por primera vez no se proyecta la vida imposible de una mujer incapaz de llevar a su hijo al colegio No existe liga en Gaza y Cisjordania (entran televisores, aunque lo que hace falta son medicinas y alimentos) nia que arranca hoy. Cuatro son los protagonistas de esta particular historia: Rami, mediapunta que nació y vive en un campo de refugiados al norte del Líbano, orgulloso de ser palestino, pero preso de ese origen maldito; Roberto, la estrella, chileno, residente en Santiago, con bisabuelo palestino, que no habla árabe y nunca ha pisado esta tierra; Morad, defensa, estadounidense, empresario de éxito en Manhattan, donde ha crecido rodeado de judíos y que ahora persigue sus orígenes; y Ramzi, portero, natural de Gaza, donde malvive con su mujer y dos hijos y de donde apenas puede salir para entrenarse en Egipto y Jordania cuando se reúne la selección. Ningún equipo nacional como éste: no se conocen, no juegan juntos, no existe liga en Cisjordania y Gaza (donde entran contenedores con televisores para seguir el Mundial, aunque en realidad lo que hace falta sean medicinas y alimentos) no hablan el mismo idioma, no han pisado la tierra para la que juegan, no existe el país al que representan... Y todo, sobre una pantalla de hormigón, todo proyectado sobre el muro. El primer Mundial empezó con dos partidos fijados para las tres de la tarde del 13 de julio de 1930: Estados Unidos- Bélgica (en el Parque Central) y Francia- México (en Pocitos) El francés Laurent aprovechó la circunstancia para marcar el primer gol en la historia de los mundiales. Si Costa Rica fuera capaz de ganar hoy a Alemania, daría una sorpresa a la altura de las que supusieron los triunfos de Camerún ante Argentina y de Senegal contra Francia en los partidos inaugurales de 1990 y 2002, respectivamente. Costa Rica abrió con victoria sus dos participaciones anteriores. En 1990 se impuso por 1- 0 a Escocia, en Génova, con gol de Cayasso. Y en 2002 venció a China por 2- 0, en Kwangju, goles de Ronald Gómez y Wright.