Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 VIERNES 9 6 2006 ABC Mundial 2006 Ronaldinho, la estrella indiscutible del torneo a priori, juguetea con el balón durante el entrenamiento de ayer Brasil contra el mundo TEXTO: ENRIQUE ORTEGO Llegó la hora. El mundo se detiene en Alemania. La XVIII edición de la Copa del Mundo está en juego. Treinta días, MÚNICH. Alemania ya es el corazón más grande del mundo. Desde hoy, 9 de junio, al soñado 9 de julio. Del Allianz Arena al Olímpico. De Múnich a Berlín. Del penta y campeón en ejercicio, Brasil, que ha participado en las XVII ediciones anteriores del Campeonato, a los debutantes, Trinidad y Tobago, Costa de Marfil, Angola, Togo, Ucrania y la República Checa... Y para el aficionado español, una vez más en el centro de este universo futbolístico, sólo hay ojos para la selección de Luis Aragonés que no termina de expresarse en su mejor versión. La interrogante que no cesa comenzará a desvelarse a partir del próximo miércoles, cuando los futbolistas capitaneados por Raúl comenzarán su aventura. El objetivo marcado por el propio seleccionador es pasar el Rubicón de cuartos de final, o lo que es lo mismo, meterse en semifinales, sinónimo de estar entre las cuatro grandes potencias. Hacía muchos años que el Mundial 64 partidos, 32 selecciones, 736 jugadores, 22 árbitros, 12 estadios... y un gran favorito al título: Brasil. España, en su duodécima participación- -las ocho últimas consecutivas- busca una vez más un hueco entre los elegidos forma simplemente con ganar. Quiere ganar con su estilo, es decir, con Ronaldinho, Ronaldo, Adriano, Kaká... y, si es menester, hasta Robinho sobre el campo. Y atrás, que se las arreglen, si puede ser atacando, mejor. La historia de este Mundial, como la de otros muchos, se escribirá a partir de lo que haga Brasil. El mundo futbolístico se rinde a la evidencia de que es el mejor equipo, pero nadie renuncia a la posibilidad de ser su verdugo por un día. Para este papel sobran opositores en los dedos de una mano. Alemania, -porque es el anfitrión, no porque ahora tenga precisamente un gran equipo- Argentina e Inglaterra... Francia e Italia parecen estar en un segundo escalón. Y Holanda y Portugal son tan imprevisibles, como España, aunque su fútbol puede entrar más por los ojos del aficionado más purista. Y en esta previa, una apuesta por Suiza, México y Costa de Marfil, que pueden ser las animadoras del Campeonato. La duda de cómo llegarán los equi- no abría sus puertas con un favorito tan marcado. Todos los dedos señalan a Brasil como máximo candidato al título y nadie se atreve a decir lo contrario. Brasil sólo juega para ganar. Premisa que es una constante a través de la historia. De los 87 partidos que ha disputado la canarinha en la Copa del Mundo ha vencido en 60 y además de los cinco títulos (1958, 1962, 1970, 1994 y 2002) que figuran en su tarjeta de visita presenta otras dos finales (1950 y 1998) tres semifinales (1938, 1974 y 1978) y otros tres cuartos de final (1954, 1982 y 1986) bares para lograr encajar sus piezas. Le sobran delanteros, pero prefiere que jueguen los más posibles, aunque siempre amenace la duda de que un día pueda suceder una tragedia tan grande como la del Maracanazo del 50 y a él será el primero al que se le lleve la corriente. Brasil suma, nunca resta. No se con- El campeón suma, nunca resta Pero Brasil no vive de su pasado. Mira al futuro desde un presente que le permite asombrar a su paso. La selección canarinha busca la victoria por la autopista de la sonrisa. Es la patente del jogo bonito Del juego de ataque. Del gol. Del regate, la finta, la bicicleta Su seleccionador, Carlos Alberto Parreira, hace auténticos juegos mala- Los pentacampeones buscan la victoria por la vía del jogo bonito del ataque, del gol, del regate y la bicicleta Al margen de España, imprevisible, Alemania- -por jugar en casa- -Argentina e Inglaterra parecen sus enemigos