Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 Economía VIERNES 9 6 2006 ABC Ferrovial despeja el camino en su opa sobre BAA con la renuncia de Goldman El grupo español ya controla el 28,7 del operador aeroportuario b Goldman Sachs sólo presenta- ¡CUIDADO CON LA TENTACIÓN! l comportamiento de los ingresos públicos por recaudación de impuestos en estos dos o tres últimos ejercicios, con incrementos anuales de hasta dos dígitos, sólo puede tacharse de espectacular. Según el escenario presupuestario aprobado por el Ejecutivo para 2007, los ingresos tributarios aumentarán un 13,8 y eso a pesar de que entrará en vigor la reforma fiscal con la que, se supone, se van a bajar los impuestos a ciudadanos y empresas. Buena parte de este incremento de recaudación se debe al impacto de la inflación. Un mal dato de precios se traduce de modo inmediato en más ingresos para la YOLANDA Hacienda Pública. El GÓMEZ problema es que eso es sólo una buena noticia a corto plazo, ya que una inflación elevada durante mucho tiempo merma la competitividad de la economía y, a medio y largo plazo, ahoga el crecimiento económico y sin crecimiento los ingresos se hunden. Por tanto, hay que ser muy precavidos y prudentes en la administración de estos ingresos extra si no se quiere correr el riesgo de asumir compromisos y gastos corrientes que se consoliden en el Presupuesto y pesen como una losa en un futuro. Con un incremento de ingresos tan elevado, diríamos que es humano caer en la tentación de gastar más, y el equipo económico de Zapatero, por mucho que lo intente disfrazar, también lo ha hecho. El pasado viernes el Consejo de Ministros dio el visto bueno a un incremento del gasto público en términos de Contabilidad Nacional (el criterio que se tiene en cuenta en Europa) del 8,8 aumento que supera la estimación de crecimiento económico, un 6,4 El gasto público, por tanto, aumentará su peso en la economía. Este fuerte incremento del gasto, perfectamente asumible hoy incluso manteniendo el superávit de las cuentas estatales puede, sin embargo, crear ciertos problemas a la economía. En primer lugar, porque en un entorno de elevada inflación y fuerte déficit exterior, la política presupuestaria debería ser restrictiva para ayudar a contener estos desequilibrios. En segundo lugar, porque si se consolidan incrementos del gasto del entorno del 6 %o el 7 anual, ¿qué ocurrirá cuando los ingresos crezcan un 3 %o un 4 Inevitablemente los números rojos volverán a nuestras cuentas públicas. De ahí que la prudencia debería dominar los ánimos de nuestros gestores y aunque es humano caer en la tentación y ceder a las peticiones de gasto que vienen de uno y otro ministerio, comunidad autonóma, ayuntamiento, etc, etc. siempre necesitados de más recursos, quizás lo que se debería hacer es poner en marcha reformas más profundas, como en el caso de las pensiones, o, al menos, si se aumenta el gasto, que se destine a inversiones productivas que puedan traducirse en crecimiento en el largo plazo. E Blair asegura que no intervendrá ría una opa sobre BAA en el caso de que la propia empresa se lo pidiera o que Ferrovial retirara su actual oferta pública M. LARRAÑAGA MADRID. La penúltima incógnita de la ecuación que debe llevar al grupo español Ferrovial a la compra del operador británico de aeropuertos BAA se despejó ayer: el banco de inversión Goldman Sachs manifestó oficialmente que se retira de la puja por el gestor aeroportuario y que no presentará una oferta competidora de la de Ferrovial. El último factor a despejar, aunque en otro plano, es la posible reestructuración de los aeropuertos británicos anunciada por las autoridades de competencia. Con el anuncio de ayer, Goldman se retira de una puja en la que en realidad nunca ha estado de forma oficial. Su actuación se ha limitado a un acercamiento extraoficial- -lo que en España llamaríamos un tanteo -a la dirección de BAA con una oferta verbal a 870 peniques y a reaparecer en la fase final de la negociación entre BAA y Ferrovial como posible tapado amagando con presentar una opa competidora que, en realidad, nunca existió. De hecho, fuentes cercanas al proceso indicaron que en el curso de los contactos entre BAA y Goldman- -que llegaron en algunas fases a ser más cordiales que los mantenidos con Ferrovial- -el banco de inversión jamás ha llegado a poner sobre la mesa nada por escrito y que este hecho fue lo que finalmente empujó al consejo de BAA a optar por Ferrovial, con la que había mantenido un fuerte enfrentamiento pero que, en cambio, presentaba suficiente documentación como para avalar sus propuestas y tenía un plan industrial y financiero de futuro. Otras fuentes, incluso, han subra- El primer ministro británico, Tony Blair, dejó ayer claro que su Gobierno no tiene intención alguna de interferir en el proceso de cambio de propiedad del operador aeroportuario británico BAA, aunque algunos de los aeropuertos de esta empresa estén sujetos a control gubernamental. Todas las pruebas demuestran que si el Gobierno comienza a interferir en estos procesos, no se producirá un beneficio para el consumidor explicó Blair, quien subrayó que el sector privado es un mercado libre Para el Gobierno británico, la prioridad no es la identidad del propietario de los aeropuertos, sino que el servicio a pasajeros y líneas aéreas sea de la mayor calidad y al mejor precio. Quien sea el propietario es algo que deben decidir los accionistas indicó Blair. A pesar de la buena marcha de la operación, las acciones de Ferrovial bajaron ayer un 7,09 en Bolsa yado que en el último momento también pesó en la decisión de BAA la idea de que era mejor no caer en manos de un tiburón financiero y que el menor de los males sería pactar con un industrial con vocación de gestión de infraestructuras. Por estas causas, en el mercado se interpretó desde que BAA y Ferrovial llegaron a un acuerdo el pasado martes que Goldman Sachs no entraría en la puja por el operador aeroportuario como finalmente ha ocurrido. El banco de inversión tenía un plazo hasta el próximo día 19 para manifestar públicamente si lanzaría o no una opa, pero ni siquiera lo ha agotado ante el avance de Ferrovial en su control del capital de BAA. El grupo español comunicó ayer oficialmente que la participación del consorcio que encabeza en el capital de BAA se ha situado ya en el 28,7 sin contar en este porcentaje las aceptaciones recibidas a la opa. Inmediatamente después del acuerdo con el consejo de BAA y en una sola jornada bursátil, Ferrovial consiguió rozar el 15 de las acciones del operador aeroportuario mediante compras en el mercado, a las que ayer se sumaron títulos representativos del 12,9 Sin embargo, a pesar de que se están despejando las incógnitas de la operación, en el mercado de valores español los inversores siguen penalizando la cotización de Ferrovial. Ayer, en un entorno muy negativo de caídas generalizadas, el grupo constructor y de servicios se dejó un 7,09 Por su parte, las acciones de BAA también bajaron un 0,25 Fuentes del mercado consideraron normal que se penalice la cotización de Ferrovial porque se planteó a 810 peniques y se ha cerrado a más de 950, lo que debe ser reflejado. Además, hay que tener en cuenta que el mercado suele penalizar a las empresas compradoras, como ya ocurrió, por ejemplo, cuando Telefónica se hizo con O2 DAIMLERCHRYSLER ESPAÑA HOLDING, S. A. Comunicado a los accionistas La Junta General Ordinaria de DaimlerChrysler España Holding, S. A. celebrada el pasado día 5 de junio de 2.006, adoptó el acuerdo de efectuar el pago de un dividendo de 0,68 euros brutos por acción, con cargo a los beneficios del Ejercicio 2.005. Los dividendos serán satisfechos, tras la correspondiente retención fiscal, en un plazo que concluirá el próximo 31 de julio de 2.006, en las oficinas del Deutsche Bank, situadas en Madrid, Paseo de la Castellana, 18. En consecuencia, rogamos a los señores accionistas se pongan en contacto con dicho Banco, bien directamente, bien a través de la entidad bancaria donde se encuentren depositados sus títulos, para el cobro de los citados dividendos, previa la oportuna justificación de la titularidad de las correspondientes acciones. Madrid, 6 de junio de 2.006 El Secretario del Consejo de Administración