Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 VIERNES 9 6 2006 ABC Economía El BCE eleva los tipos al 2,75 y advierte de nuevas alzas si persiste la subida del petróleo Trichet reconoce que se estudió un incremento del 0,5 por los riesgos sobre la estabilidad de precios b Sitúa el crecimiento para la zo- na euro este año entre el 1,8 y el 2,4 y lo rebaja entre el 1,3 y el 2,3 en 2007. La inflación estará en 2006 entre el 2,1 y el 2,5 y entre el 1,6 y el 2,8 en 2007 M. PORTILLA Y. GÓMEZ MADRID. El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) reunido ayer en Madrid, decidió subir los tipos de interés oficiales en 0,25 puntos, hasta el 2,75 después de haber llegado a estudiar un incremento de hasta un 0,5 Éste es el tercer incremento de 0,25 puntos que realiza en los últimos seis meses, después de que los tipos permanecieran estancados en el 2 durante dos años y medio, entre junio de 2003 y el pasado mes de diciembre. El banco central también elevó la facilidad de depósito- -que marca la remuneración del dinero- -al 1,75 y el tipo de la facilidad marginal de crédito- -por la que presta dinero a los bancos- -al 3,75 El presidente del BCE, Jean Claude Trichet, fue claro al advertir de futuras subidas, puesto que se mantienen los riesgos al alza para la estabilidad de precios. Esto incluye subidas adicionales de los precios del petróleo, la transmisión de dichos incrementos a los precios de consumo más acusada de lo previsto hasta ahora, aumentos adicionales de los precios administrados y de los impuestos indirectos y un dinamismo de la evolución de los salarios mayor de lo esperado Por ese motivo, repitió una y otra vez que nuestra política monetaria mantiene su carácter acomodaticio para garantizar las expectativas de inflación a largo plazo Trichet y Caruana en su comparecencia ayer ante la prensa tras la reunión del consejo del Banco Central Europeo Las proyecciones relativas a la inflación también se han revisado, pero en este caso al alza, así han quedado establecidas entre el 2,1 y el 2,5 para este año, y entre el 1,6 y el 2,8 para 2007. Trichet advirtió que la inflación se mantendrá durante los próximos me- JAIME GARCÍA El Banco Central Europeo apela a la responsabilidad de los países para reducir el diferencial de inflación Sin calendarios ni compromisos Pese a los vaticinios de algunos bancos sobre que los tipos seguirán subiendo un 0,25 por trimestre hasta finales de año, Trichet descartó que existan calendarios marcados o compromisos pactados, haremos lo necesario en cada momento con arreglo a la situación económica Además, el presidente del BCE recordó que los tipos están todavía situados en niveles históricamente bajos Respecto a las previsiones de crecimiento económico para la zona euro, el BCE señaló que para este año la tasa media de incremento del PIB se mantiene entre el 1,8 y el 2,4 pero que para 2007 se han revisado a la baja como reflejo de la reciente subida de precios del crudo, hasta situarla entre el 1,3 y el 2,3 Un incremento ya descontado en los créditos hipotecarios El incremento del precio oficial del dinero decidido ayer por la autoridad monetaria europea no tendrá un impacto directo sobre los tipos de interés a los que se conceden las hipotecas, ya que los mercados ya habían descontado subidas incluso superiores. De hecho, el Euribor, el tipo al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, subió en mayo hasta el 3,308 es decir, más de medio punto por encima del tipo de interés oficial acordado ayer por el Banco Central Europeo. Con estas cifras, por tanto, los mercados están apostando por próximas subidas. Para el conjunto de la economía española, como recordó ayer el vicepresidente Solbes, una ligera subida del precio del dinero puede ser incluso positiva, ya que contribuiría a contener el consumo y, por tanto, convertirse en un aliado del Ejecutivo en la lucha contra la inflación. Para las familias con ahorros, la subida de tipos no tiene por qué ser negativa, ya que pueden ver incrementada la remuneración de sus inversiones. Sin embargo, el nivel de los tipos sigue siendo muy bajo. ses por encima del 2 y fijó su evolución, una vez más, en sintonía con la de los precios energéticos. En cuanto al diferencial existente entre las distintas economías nacionales y el conjunto de la zona euro, Trichet hizo un llamamiento a la responsabilidad de los países para que naden o naveguen con un rumbo similar con el fin de reducir esas diferencias. Aunque la pregunta realizada en rueda de prensa hacía especial referencia a la inflación española, el presidente del BCE eludió citar a ningún país, y dijo que el Banco Central Europeo se responsabiliza de la inflación media de la zona euro y no del comportamiento concreto de cada nación. En una conferencia posterior sobre Política Monetaria y Expectativas de inflación el gobernador del Banco Central Europeo defendió que la lucha contra la inflación puede y debe ser abordada de distintos modos por parte de los bancos centrales, ya que las medidas necesarias dependen de las características de las economías sobre las que deben actuar. Se refirió, en este sentido, a las distintas políticas llevadas a cabo por la Reserva Federal norteamericana y por la autoridad mone-