Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura VIERNES 9 6 2006 ABC LA COLECCIÓN DEFINITIVA JOSÉ CARRERAS Tenor Las grabaciones de Karajan son una referencia Con motivo de la publicación de Tosca de Puccini, mañana con ABC, el genial tenor nos comenta en exclusiva la trascendencia de esta obra para él y para el gran público POR COSME MARINA Herbert von Karajan y su peculiar y apasionado concepto de la música clásica mantienen intacto el prestigio entre el gran público, al que supo llegar de forma directa mediante decenas de grabaciones hoy ya convertidas en referencias imprescindibles en lo que al gran repertorio sinfónico y lírico se refiere. Músico minucioso y exigente, Karajan sólo apostó por los mejores intérpretes. Buscó músicos con los que marcar una visión determinada de cada obra, aportando siempre estándares de calidad muy altos. Marcó una época y su influjo fue determinante. Además, su capacidad mediática era tan apabullante que consagró a sus principales colaboradores, disparando su carrera a la élite de los circuitos internacionales. Entre estos músicos, una de sus grandes apuestas fue la de José Carreras, un joven tenor español, ya de éxito pero aún con largo recorrido por delante cuando interpretó la Misa de Réquiem de Verdi en 1976, en Salzburgo junto a Montserrat Caballé, Fiorenza Cossotto y José van Dam. Sería el primer paso de una colaboración mutua entre dos de los músicos más relevantes de su tiempo, que posibilitaron veladas líricas en la cima y grabaciones discográficas sustanciales, entre ellas, Tosca de Puccini, que mañana en su edición íntegra entrega ABC, y en la que comparten reparto con Carreras otros dos intérpretes de excepción, Katia Ricciarelli y Ruggero Raimondi. Una grabación de la que el tenor catalán, según declaró a ABC, guarda magníficos recuerdos, tanto a nivel personal como profesional Ha sido una de las grabaciones de ambos músicos que han ganado con el paso del tiempo, característica que Carreras extiende a todo el legado de Karajan: Todas la grabaciones del maestro se han convertido en el fondo en referencias Y es que, aunque de forma oficiosa, Carreras estaba considerado el tenor favorito de Karajan maestro con el que trabajó asiduamente, sobre todo en los festivales de Salzburgo y en títulos como Don Carlo de Verdi- -obra que interpretó en el Festpielhaus salzburgués para festejar el ochenta cumpleaños de Karajan- -o Carmen que también llevaron al disco. La Ópera de Viena, con La Bohème fue testigo de Trigesimotercera entrega En la imagen, Carreras interpretando Tosca, de Giaccomo Puccini Mañana, con ABC, el lector podrá adquirir en su kiosco la trigesimotercera entrega de la colección Deutsche Grammophon, considerada por todos los especialistas como la más prestigiosa de música clásica, por tan sólo 9,95 euros, más el coste del ejemplar. El genial José Carreras es el intérprete principal de Tosca de Puccini, en su versión íntegra. Está dirigida por Herbert von Karajan y le acompañan otros dos intérpretes de excepción: Katia Ricciarelli y Ruggero Raimondi. Una pieza para coleccionistas. esta unión entre dos grandes de la música que se prolongó una década. Nacido en Barcelona en 1946, ya cantó con ocho años y tres después lo hizo en el Liceo de Barcelona- -uno de los escenarios clave de su carrera- -debutando líricamente con el trujamán de El retablo de maese Pedro de Falla. En 1970, tras cantar Norma también en el Liceo con Montserrat Caballé, comenzó a desarrollar una carrera que se dispararía desde 1974 en teatros como la Ópera de Viena, el Covent Garden de Londres y la Scala de Milán, ICAL con un célebre Ballo in maschera al año siguiente que le consagraría. Poco después iniciaría la colaboración con Karajan, además de otros directores de relevancia, en un trabajo continuo que ni la dureza de la leucemia logró parar. Todo lo contrario. Desde entonces su labor continúa incesante en el campo lírico, ahora más centrado en el recital, mientras su Fundación lucha contra aquella enfermedad desde múltiples frentes. Mantiene el tenor esa voz de bellísimo timbre y esmalte que tan bien se puede apreciar en esta Tosca y que él completa con una entrega absoluta, sin fisuras y logrando una comunicación absoluta con el público. Con el paso del tiempo Se trata, esta grabación, de un trabajo que el paso del tiempo ha ido situando en un lugar de privilegio, por la calidad de la misma y las sustanciales aportaciones de los intérpretes a este repertorio, algo que llena al tenor de satisfacción porque considera que uno siempre confía en que las grabaciones con el tiempo sirvan como pequeño documento según asegura el tenor. Sobre todo en la actualidad discográfica actual, en la que el panorama general se ha modificado, y no para bien en la mayoría de los casos. Este contexto lo analiza Carreras con autoridad: Con la llegada de las nuevas tecnologías, ha cambiado de manera sustancial el mundo de las grabaciones y las casas discográficas no tienen quizá las posibilidades de antes para asumir según qué tipo de proyectos De ahí la necesidad de mantener vivas grabaciones del alto nivel de esta Tosca que ha pasado a la historia y que refleja con intensidad uno de los títulos más llamativos y apasionantes del catálogo pucciniano.