Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura VIERNES 9 6 2006 ABC Hernández León: Los ajustes que se han hecho a partir de las alegaciones presentadas son positivos para el Patronato Carmen Thyssen: Siempre creí en el diálogo. Con esta reunión se evita que perdamos tiempo por ambas partes (Viene de la página anterior) Ramón Masats: Si se me ha escapado algún mensaje en mis fotos, lo siento Una muestra celebra el premio Nacional de Fotografía que obtuvo en 2004 b Sesenta dípticos que cuelgan en la Real Fábrica de Tapices hacen un guiño al trabajo en blanco y negro de los años 50 y 60 con sus últimas imágenes en color N. PULIDO MADRID. Una frase de Lou Reed, que el pasado fin de semana visitó nuestro país, abre el catálogo- -editado por Lunwerg- -de esta estupenda exposición: Que yo sea el autor de estas canciones no significa que sepa forzosamente de qué van Lo mismo piensa Ramón Masats de sus fotografías: Tienen intención, pero no mensaje. Si se me ha escapado algún mensaje, lo siento La misma ironía de la que hace gala en sus palabras impregna cada centímetro cuadrado de sus instantáneas. Ciento treinta y dos de ellas se han reunido en la Real Fábrica de Tapices hasta el 23 de julio en Contactos una muestra con la que el Ministerio de Cultura celebra la concesión del premio Nacional de Fotografía en 2004 y que se integra en el marco de PHotoEspaña. Cuando se le recuerda que siempre se consideró fotógrafo, pero nunca artista, Masats cita a Duane Michals, quien dijo un día: Tú haz las fotografías como creas y si luego hay quien considera que eres un artista, pues mejor, pero si no, no pasa nada En ese sentido reconoce que nunca se ha considerado un artista, pero sí le gusta, dice, que sus fotografías gusten a la gente A través de sesenta dípticos, Ramón Masats va haciendo guiños entre imágenes en blanco y negro que tomó hace muchos años- -algunas realizadas cuando era aficionado y muchas de las cuales no se habían visto nunca- -y otras en color que hizo tras su regreso a la fotografía en 1981, después de 17 años de ausencia, en los que se dedicó a la realización en cine y televisión. se muestra cauto Hernández León, pues son proyectos sin cerrar, que se están estudiando en estos momentos. Una solución viable, dice, sería que hubiera dos carriles de tráfico de bajada para automóviles privados. Y uno o dos más para transporte público. En total, por delante del Thyssen, habría tres o cuatro carriles. Una solución que parece gustar a los representantes del museo. Dos carriles más de subida se situarían por el lado del nuevo Ayuntamiento. En caso de que se llevase a cabo esta solución, no iría todo el tráfico junto, como estaba previsto, sino que habría dos zonas separadas por arbolado. Lo estamos estudiando, por eso mi prudencia. Es un proyecto provisional Los arquitectos y el Ayuntamiento, dice, ya estaban buscando soluciones alternativas antes de que explotara la polémica, pues había muchas alegaciones sobre el arbolado, y no precisamente del Thyssen. Álvaro Siza llegó a decir que si se modificaba el espíritu del proyecto, no seguiría adelante. Aclara Hernández León que sus palabras exactas fueron el argumento narrativo. Y ése se mantiene ¿En qué consiste? En no consolidar la estructura de bulevar que existe ahora mismo en ese ámbito de la arboleda, que la tiene segregada y rota y sí recuperar la configuración más histórica, reducir el tráfico y aumentar la superficie peatonal. Esas premisas no se modifican en estas hipótesis que estamos manejando. Llevamos cuatro años utilizando el lápiz para ajustes y modificaciones... Entendemos que no traicionan el argumento narrativo del proyecto Desde el Museo Thyssen también se valoró muy positivamente la reunión de ayer. El director gerente, Carlos Fernández de Henestrosa, considera muy positivo el cambio de actitud del Ayuntamiento, pues es posible no tocar ningún árbol y que quiten carriles delante del museo. Mejoramos con esta nueva propuesta, nos beneficia Carmen Thyssen, en declaraciones a Efe TV, manifestó: Yo siempre he creído en el diálogo, que es muy importante, y con esta reunión se evita que perdamos tiempo por ambas partes Guillermo Solana, conservador jefe del Thyssen, que por la tarde presentó en el museo el libro Paisajes en la colección Carmen Thyssen- Bornemisza (Scala) donde analiza medio centenar de obras de este género propiedad de la baronesa, subrayó que la reunión ha sido cordialísima y enormemente esperanzadora; se ha hablado de fórmulas de encuentro y que la disposición de Hernández León es inmejorable Masats, ayer junto a una fotografía tomada en Barcelona en 1953 Mondéjar, ha huido de la melancolía y la nostalgia, siempre con el humor a cuestas a sus 75 años. ¿Se aprecia eso en esta exposición? Sí, se ve aquí. Yo soy bastante intuitivo e irónico, pero no soy nostálgico. Al fin y al cabo uno fotografía como es La ironía sigue fluyendo en la conversación con la prensa. Se le pregunta cómo lleva que su reconocimiento como fotógrafo haya sido tardío. Contesta Masats: Me ha jodido un poco, porque casi lo había dejado. Estaba muy tranquilo en un rincón de mi casa leyendo, que es lo que más me gusta hacer. Todo esto es culpa de López Mondéjar Cuando se le dice que le han hecho académico de Bellas Artes, comenta que se alegra muchísimo, porque es una gran persona. Él conocía fotos mías que no se habían visto. Un día me presentó al equipo de Matador Salieron allí mis fotos... y IGNACIO GIL Irónico, intuitivo, pero no nostálgico La muestra empezó a tomar cuerpo cuando un día, husmeando en su archivo, salieron fotos de hace muchos años: Me di cuenta de que lo que estoy haciendo ahora es casi lo mismo que cuando era aficionado. Le conté la idea a Chema Madoz (comisario de la muestra) le gustó, la desarrolló y estuvimos trabajando, viendo qué imagenes podían ir con otras. Unas veces partíamos de una antigua, otras de una actual ¿Cómo ha sido esa comparación? ¿Ha aguantado su trabajo el paso del tiempo? ¿Uno ha evolucionado a mejor, a peor? No lo sé. Es muy complicado. Aquí voy a sacar mi sordera La suya, como la de cualquier persona inteligente, es selectiva. La crítica siempre ha subrayado que este catalán en Madrid y madrileño en Cataluña, este ciudadano del mundo que nunca buscó la fortuna o la celebridad, como lo define Publio López Una buena foto puede saltar en cualquier sitio. Les pido a mis amigos que, si tienen una boda o un bautizo, me llamen ya Hoy sigue agazapado en ese rincón, aunque de vez en cuando sale para disfrute de quienes le admiran. Que son muchos. Tiene en proyecto publicar un libro sobre Cuenca. Les pido a mis amigos que, si tienen una boda o un bautizo, me llamen para hacer fotos. Estoy tranquilo en mi rincón, pero cuando vuelvo a coger una cámara siento lo que me da. En cualquier sitio puede saltar una buena foto ¿De la España de los 50 y los 60 que retrata en sus primeras instantáneas a la de ahora, qué ha cambiado? La veo mucho mejor. Fotográficamente peor, porque la gente está más resabiada De momento, no se ha apuntado al carro digital. Le regalé una cámara digital a mi mujer y de vez en cuando me enseña algunas cosas. Pero si ahora empezara como profesional lo haría con digital Además de estos interesantes contactos entre el pasado y el presente de Masats, la exposición se completa con un documental de 25 minutos que resume lo mejor de su paso por el cine y la televisión, y una selección de las imágenes más célebres de su carrera, encerrada en una especie de capilla, consagrada a uno de los grandes.