Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 Madrid VIERNES 9 6 2006 ABC Manifestación ante la cárcel de Carabanchel ABC. Centenares de vecinos de MADRID AL DÍA EL CALLEJÓN IGNACIO RUIZ QUINTANO los barrios de Latina y Carabanchel se manifestaron ayer por la tarde para pedir equipamientos públicos y un hospital en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel. Los manifestantes también mostraron su rechazo a la construcción prevista de 1. 300 viviendas de precio libre. DANIEL G. LÓPEZ E n plena consternación progresista por la muerte de su héroe en Iraq, Al- Zarqaui, que, por culpa de Bush, ya no podrá sentarse a la mesa de la paz a comerse unas palomas a las ramas de olivo con los compañeros Otegui y Adams, no nos queda más remedio que hablar del callejón de las Ventas en la tarde de Beneficencia, con los pobres sin entrada- -lo que el viejo costumbrismo llamaba el buen pueblo de Madrid -arremolinados a las puertas de la plaza para dar las gracias a los ricos con entrada que iban llegando. El aparato policial, imponente. Se nota la mano de la delegada Mestre, quien, con intuición femenina, envía caballería a la plaza por si en el curso de la lidia hubiera que tirar de algún penco para la suerte de varas. Ya lo dijo en su toma de posesión: prevención, lo primero. Pero tanta caballería disparó los rumores sobre la posible asistencia del nolaco Guerry Adams, de visita en Madrid. Nolaco es como Pepín Cabrales llamaba a los que, hablando de la vergüenza, no- la- co- nocen ¿Adams en los toros? Imposible. Él es un hombre paz, lo mismo que Otegui, y no soportaría la crueldad de una corrida. Correr, correr, lo que se dice correr, una vez fue corrido en Madrid, a balazos por entre los coches, un padre de la Constitución que hoy está en el Partido Popular. Pero otra cosa es correr toros, claro. El nolaco Adams ha venido a Madrid para decir que en su pueblo, con la actitud del PP- -es decir, huir por entre los coches para no dejarse matar- no habría proceso de paz Con la del GAL, no lo sabemos. Con la del PP, desde luego, no. ¿Cómo se arregla esto? Con orden, disciplina y éxito ha dicho Camacho, hablando de lo del Madrid. ¿Orden, disciplina y éxito? A lo mejor es eso lo que llaman rebrote del fascismo, que socialmente es el ismo que combate a la lucha de clases, y técnicamente, el sometimiento del legislativo al ejecutivo. En Madrid, más que fascismo, hay ladrillismo: ladrillismo del Norte, para la derecha, y ladrillismo del Sur, para la izquierda. ¡Ah! Las estrellas del callejón el día de la Beneficencia- -cien toros para los pobres no son una corrida, sino una hecatombe- -fueron el cómico Boadella y el veterinario Ballesteros.