Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 6 2006 Nacional 23 EL REFERÉNDUM SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN Montilla pinta un boceto del futuro presidente catalán que coincide con su propio perfil, o al menos no coincide en absoluto con el de Maragall Retrato robot Un retrato robot. Eso es lo que hizo ayer el ministro José Montilla en una entrevista con La Vanguardia un perfil, un bosquejo del que a su juicio debe Por ser el próximo presiIGNACIO dente de la Generalitat CAMACHO de Cataluña. Lo que pasa es que el boceto- firmeza, sosiego, seguridad, ambición -se parece bastante a su propia fotografía, o por lo menos se parece bastante poco a la del actual inquilino del Palau de Sant Jaume. Maragall tiene ambición, qué duda cabe, pero su estilo errático y sus mensajes confusos evocan cualquier cosa menos firmeza, sosiego y seguridad. Montilla no se postula abiertamente, faltaría más, aunque se deja querer en un sí es no es de sonrisas, medias palabras y medios silencios. O sea, que sí. Por si había dudas, la carismática Manuela de Madre ha salido a echarle un capote en otra entrevista, completando el retrato inconcluso del futuro candidato a honorable. Dice De Madre que Montilla es un gran trabajador y que estaría dispuesto a hacer lo que sea por el partido. Mujer, es que hay gente muy resignada, que si le proponen ser presidente de una casi- nación (el casi es mío, porque el Estatuto lo dice bien claro) con un sueldo que dobla al de Zapatero, pues se sacrifica y acepta, todo sea por el partido. Aunque antes haya que ganar las elecciones. Una guía para entrar y salir de Cataluña DICCIONARIO PERSA DE CATALUÑA MIQUEL PORTA PERALES Carod- Rovira, Josep Lluís. Político e intelectual catalán conocido por tomar café con miembros de una banda terrorista y por establecer los fundamentos teóricos de una afirmación colectiva o nacional y una cultura étnica catalana caracterizada por una unidad de cultura, de sangre, de espíritu, una raza en el sentido antropológico, y, a veces también, una unidad nacional, un mismo pueblo Desde que se retrató- -riendo- -con una corona de espinas es muy apreciado por los creyentes. Problema catalán. El problema catalán es el nacionalismo catalán. YOLANDA CARDO Carod- Rovira, Puigcercós y Gerry Adams, líder del irlandés Sinn Fein, en el acto que tuvieron ayer en la Facultad de Derecho de Barcelona Entelequia. Países Catalanes. terroristas, que le ha contagiado al presidente Zapatero, y como Perpiñán anda muy vigilado últimamente decidió verse ayer en Barcelona con Gerry Adams, que es un terrorista arrepentido y guiri, aficionado a injerirse en los asuntos de los demás. Ayer, en una conferencia en la Universidad, ambos pronosticaron una cascada de autodeterminaciones en la Unión Europea, al calor de la primavera montenegrina. Aquí cada loco va con su tema. Salvo con el del referéndum, que interesa más bien poco. pesimista y cabizbajo, como de despedida, que saca al siguiente su perfil encantador y sonriente, transitoriamente eufórico, y se proclama dispuesto a seguir adelante, o a afrontar unas pri- Carod tiene una propensión grande a reunirse con terroristas; ayer le tocó al guiri Gerry Adams marias. Maragall puro. Ayer tocó desconcierto. Admitió que hay artículos del Estatuto que no se tenían que haber hecho dijo que se le habían quedado cosas en el tintero y dejó abierta la posibilidad de retocar un texto que aún no se ha aprobado, y que Artur Mas propone ya renovar dentro de ¡treinta años! Los nacionalistas siempre contemplan la Historia a largo plazo. Todo el mundo se esfuerza por ser fiel a su retrato robot. Hasta Carod Rovira. Carod tiene una propensión grande a reunirse con Escaso debate estatutario Y antes todavía hay que ganar el referéndum. Eso no parece demasiado difícil, por más que lo interesante consista en saber por cuánto, no vaya a quedar un Estatuto deslegitimado. Parece tan poco difícil que casi nadie se dedica a venderlo en esta campaña, teóricamente destinada a esa cuestión, y centrada en realidad en asuntos como el del aeropuerto del Prat y lo que va a pasar después del 18, es decir, en unas elecciones que todo el mundo da por anticipadas al otoño. Algún observador fino apunta a que todo va unido, y que si los socialistas no se recatan en debatir sobre su candidato es porque saben que el Estatuto sacará más votos si los electores de la Cataluña industrial e inmigrante atisban que Maragall va camino de la Historia. Que no es un mal destino, pero por si acaso se resiste, Montilla y los suyos le van dando empujoncitos para que se decida. ¿Y Maragall? Pues maragalleando. O sea, mostrando su habitual confusión, esa especie de vaga maraña aturdida que impregna su discurso de un desorden casi existencial, como si estuviese siempre haciendo borradores en su cabeza. Lo mismo se muestra un día Montilla será el candidato a la Generalitat sólo si Maragall renuncia a la reelección ÁNGEL MARÍN BARCELONA. El primer secretario del PSC, José Montilla, está dispuesto a ser el candidato socialista a la Generalitat siempre y cuando Pasqual Maragall renuncie a presentarse en las próximas elecciones autonómicas, según afirmaron ayer fuentes muy cercanas al ministro de Industria. Si finalmente el presidente de la Generalitat no opta a la reelección y en función de la situación política- -las encuestas electorales del partido- la dirección del PSC no descarta afirman las mismas fuentes, la presentación de una candidatura alternativa a Maragall y Montilla, que podría estar encabezada por los consejeros del gobierno catalán Antoni Castells (Economía) o Montserrat Tura (Interior) No obstante, reconocen que Montilla será el candidato si el va a los mítines de la campaña del PSC a favor del Estatuto. El presidente del Estatuto Ayer cosechó los elogios de los jóvenes en un acto organizado por la fundación socialista Campalans en Barcelona y donde los organizadores del encuentro afirmaron que sin Maragall como presidente no tendríamos Estatuto En este acto, Maragall apostó por molestar a España y dejar que nos moleste como alternativa a la desconfianza desarrollada durante 23 años de gobiernos de CiU. El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por su parte, prefirió arremeter contra el PP para pedir el voto afirmativo en el referéndum del Estatuto. En el mitin de la campaña del PSC celebrado en L Hospitalet de Llobregat, Rubalcaba reclamó un sí masivo con el que también se dice no a quien ha extendido la catalanofobia, a quien utiliza el Estatuto para desgastar al Gobierno socialista en Madrid, a quien usa el Estatuto para debilitar a un presidente como Pasqual Maragall, a quien dice todo que no partido se lo pide y si Maragall no repite insisten, porque al ministro le haría ilusión ser el presidente del gobierno de Cataluña. La vicepresidenta del PSC, Manuela de Madre, confirmó que, casi con toda seguridad Montilla será el candidato socialista si el mandatario catalán no se presenta a la reelección, una decisión que anunciará tras conocer los resultados del referéndum del 18- J. El presidente de la Generalitat y del PSC está utilizando la campaña del Estatuto, cada vez más eclipsada por el debate sobre su sucesión, como una especie de barómetro donde mide su popularidad, que va más allá de los militantes y simpatizantes socialistas, y sus posibilidades de ganar los próximos comicios catalanes. Maragall es, de largo, el político catalán con más calado entre el público que