Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 9 6 2006 Nacional 19 Un perro no reconoce a la madre de su amo y la mata a dentelladas en Tenerife El animal es un american staffordshire terrier raza considerada peligrosa que fue detenido por la Policía como presunto autor de un homicidio por imprudencia, llegó a intervenir, pero poco pudo hacer para evitar el ataque BERNARDO SAGASTUME SANTA CRUZ DE TENERIFE. Un perro no reconoció a la madre de su amo y la atacó a dentelladas, lo que le produjo la muerte poco tiempo después. La intervención de su dueño no fue suficiente para evitar las terribles mordidas. El hecho ocurrió en Valle de Guerra, al norte de Tenerife, en las primeras horas de ayer y, a pesar de la rápida asistencia del personal sanitario, las heridas eran de tal gravedad que causaron la muerte de la mujer a los pocos minutos de ser atendida. El ataque ocurrió cuando la víctima subió, en plena noche, a la azotea de la vivienda, con la intención de tender la ropa. El perro no reconoció a la mujer y la atacó a dentelladas. Los gritos de la infortunada hicieron que su hijo, amo del perro y que se encontraba en la casa, acudiera al lugar y tratara de b El dueño, Desde el año 2000 ya son once los muertos Los ataques de perros a personas ya han causado once muertos desde 2000, y la anterior a la de ayer en Tenerife fue la de hace doce meses, cuando una niña de dos años de Sitges (Barcelona) sufrió las consecuencias fatales de las graves heridas producidas por un ejemplar de raza akita inu que la había mordido en el cuello y la cabeza. La legislación española establece un catálogo de perros peligrosos, entre los que se incluyen las razas pitbull, staffordshire bull terrier, american staffordshire terrier, rottweiler, dogo argentino, fila brasilero, tosa inu, akita inu y los cruces que de ellos resulten. El anterior antecedente con que se contaba en Canarias de un hecho semejante al de ayer se produjo el 18 de marzo de 2000 cuando un bebé de veinte meses murió como consecuencia de las mordeduras de un perro de raza staffordshire bull terrier, propiedad de un amigo de sus padres, al que visitaban en su casa de Gran Canaria. De las diez víctimas de los últimos años, dos han sido casos de ataques de los perros a sus propios dueños. separarlos. Al ver que esto era imposible, se valió de una manguera con agua a presión para finalmente apartar al perro y lograr que soltara a su circunstancial presa. El estado de excitación en que se encontraba el animal hizo forzoso su encierro en una habitación, donde permaneció por varias horas, hasta la llegada del servicio veterinario de la Policía. Gravemente herida El hijo de la víctima, tras conseguir encerrarlo, llamó a los servicios de emergencia sanitaria, que se trasladaron rápidamente hasta el lugar con dos ambulancias e intentaron reanimarla. El personal médico llevó a cabo las operaciones habituales de reactivación cardiopulmonar a la afectada. Sin embargo, debido a la gravedad de las lesio- Para tener este tipo de animales es necesario un permiso municipal especial y no contar con antecedentes penales nes, finalmente sólo pudo confirmarse el fallecimiento. En un principio se dijo que la raza del animal era pitbull aunque después esto fue desmentido, al afirmarse que se trata de un american staffordshire terrier con el que guarda ciertas similitudes. La Policía Nacional detuvo por la tarde al dueño del perro, como presunto autor de un delito de homicidio por imprudencia, ya que no cumplía la normativa vigente. Para tener este tipo de animales es preciso cumplir determinados requisitos, como no tener antecedentes penales por delitos contra la propiedad, la moral, la libertad sexual u homicidio. La Policía informó que estos perros potencialmente peligrosos deben inscribirse en un registro específico y mantenerse atados, a no ser que se cuente con medidas de seguridad suficientes para proteger a las personas o animales que se acerquen. La raza del animal implicado en este suceso es un derivado americano del bulldog y el terrier pero de mayor envergadura que estos, con una gran cabeza y una musculatura corporal imponente.