Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 6 2006 107 Televisión y radio El Gobierno eximirá a las TV nacionales de adelantar su programación once días Un Real Decreto rebajará a siete días el margen que ahora exige la ley b El Consejo de Ministros aprobará la medida en las próximas semanas, una vez recibido el informe favorable del Consejo Asesor de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información Cybill Shepherd, la famosa Maddie Hayes de Luz de luna regresa a la tele, en esta ocasión para formar parte de las chicas de L la serie de temática homosexual que en estos momentos inicia su cuarta temporada en los EE. UU. Y se fijarán plazos medios para el apagón analógico El Reglamento que desarrollará la Ley del Cable también incluirá entre sus disposiciones adicionales una encaminada a establecer un plan progresivo de cobertura digital para los operadores de televisión de ámbito nacional. Aunque el llamado apagón analógico sigue fijado en abril de 2010, el Gobierno pretende allanar el camino marcando logros por etapas bien determinadas. Actualmente, la ley establece compromisos similares para las cadenas públicas y privadas. Televisión Española debe alcanzar un 90 por ciento de cobertura digital en todo el territorio nacional a 31 de diciembre de 2008, cifra que debe elevarse al 98 por ciento a comienzos de 2010. Las emisoras comerciales deben arrancar 2010 con un 95 por ciento. Con el nuevo marco legal, todos los operadores, con independencia de su condición de públicos o privados, tendrán que garantizar el siguiente plan de cobertura de señal digital: 85 por ciento del territorio nacional a 31 de julio de 2007; 88 por ciento a 31 de julio de 2008; 93 por ciento a 31 de julio de 2009 y cobertura completa en el verano de 2010, cuando la señal analógica de TV debiera ser historia. El Ministerio de Industria quiere evitar así un salto tecnológico brusco al tiempo que controlar de cerca el cumplimiento de los compromisos adquiridos por los operadores. F. ÁLVAREZ MADRID. Las cadenas de televisión con cobertura nacional dejarán de estar obligadas a hacer públicos sus contenidos con al menos once días de antelación. El Gobierno tiene previsto modificar la denominada Ley de Contraprogramación y flexibilizar los márgenes de la normativa vigente. Los operadores ya sólo tendrán que adelantar sus rejillas de programación con siete días de previsión. La medida se articulará como una disposición adicional del Reglamento que desarrollará la Ley del Cable, y que será aprobada mediante Real Decreto en Consejo de Ministros. El Gobierno está a la espera del preceptivo informe favorable del Consejo Asesor de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (CATSI) cuyo dictamen está previsto para los próximos días. Las cadenas ven así cumplida en parte una vieja y recurrente demanda, ya que la intención del sector audiovisual era que el plazo de obligatoriedad quedara reducido a cuarenta y ocho horas. Las emisoras han venido argumentando en su favor que once días era un periodo demasiado largo para poder garantizar una rejilla inamovible salvo por causa de fuerza mayor. Los Serrano una de las series más contraprogramadas Por contra, las asociaciones de usuarios y consumidores defendían la necesidad de mantener dicho margen de tiempo en favor del derecho de los ciudadanos a la información sobre servicios, para poder organizar el tiempo de entretenimiento, que en muchos casos se diseña en torno a la oferta televisiva. Las revistas sectoriales también requieren periodos más largos de adelanto de los contenidos para poder ajustar los cierres de sus ediciones a las necesidades de los espectadores sin exponerse a la falta de fiabilidad de los datos. La normativa en vigor aplicable a esta materia está presidida por las leyes 25 1994, de Televisión sin Fronteras, y 22 1999, que han sido desarrolladas ABC por normativa autonómica en varias Comunidades. En concreto, el artículo 8 de la Ley 25 1994 establece el derecho de los ciudadanos a conocer con antelación suficiente la programación de televisión, lo cual supone la obligación de las cadenas a informar sobre lo que van a emitir con idéntica antelación. El Real Decreto 1462 1999, en el art. 2 de su anexo, estableció que los operadores de televisión de ámbito estatal deberán publicar su programación diaria con una antelación de, al menos, 11 días respecto del día al que la citada programación se refiera. No obstante, todas las emisoras han sido sancionadas en numerosas ocasiones durante los últimos años por incumplir la ley.