Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 6 2006 Sociedad 55 Educación para la Ciudadanía provoca un riesgo de adoctrinamiento, según el PP La Concapa anuncia recursos judiciales e incluso objeción de conciencia M. A. R. B. MADRID. Desde hace tiempo, y a pesar de no conocerse su contenido, la anunciada asignatura de Educación para la Ciudadanía propuesta por el Gobierno viene cosechando críticas y alabanzas. Todo un abanico de reacciones que ayer se desató después de que el Ministerio de Educación, que dirige Mercedes Cabrera, presentara el borrador de la nueva materia que incluye, entre otras cuestiones, la enseñanza de valores como la diversidad cultural, derechos del niño, diferencias de género o educación afectivo- emocional y sexual. La versión definitiva está por perfilar y en esa tarea el Gobierno contará con el apoyo de unos y la oposición frontal de otros. El Partido Popular se ha sumado a las protestas. Su portavoz de Educación en el Congreso de los Diputados, Eugenio Nasarre, advierte del grave riesgo de adoctrinamiento que encierra la propuesta del Ministerio. El diputado popular entiende que, sin el repaldo de una disciplina científica, además del adoctrinamiento, la asignatura perturba y degrada materias tan necesarias y de tanta tradición como la Ética y la Filosofía. Los padres católicos se sitúan en el núcleo duro y advierten que se opondrán con todos los instrumentos constitucionales En este sentido, el presidente de Concapa, Luis Carbonel, hizo alusión a la objeción de conciencia, a la inasistencia de su hijos a clase e, incluso, la interposición de recursos judiciales. Tampoco le faltaron palabras para el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y para su equipo gubernamental de quienes lamentó la petulancia y presunción absoluta y tachó de inadmisible y fascista el pretender educar a los alumnos como si fueran sus hijos. El Estado no es dueño del corral sentenció Carbonel. de la xenofobia y la necesidad de un diseño más cíclico de algunas cuestiones que deberían repetirse en los distintos cursos con diferentes niveles de concreción. Desde la Confederación de padres Ceapa se aplaude una materia que se considera ha de tener una dimensión práctica además de teórica. Así, aboga porque se lleve a efectos en la vida coti- diana del centro escolar, así como con los padres, profesores y alumnos. El sindicato UGT también se mostró de acuerdo con el perfil de la materia y defendió que sea evaluable porque inculca valores generales que todo el mundo debe conocer y añadió que hay una diferencia con la asignatura de Religión ya que ésta es sólo para un segmento de la población determinado. Mercedes Cabrera E. AGUDO Matices sin concretar En la oposición, pero con matices, se sitúa la Confederación de Centros de Enseñanza (CECE) que basa su oposición de entrada a esta disciplina en el gravísimo error de incluir la formación moral, al entender que esta enseñanza es competencia exclusiva de la familia. Así, su presidenta, Isabel Bazo, precisa que se intentaría admitir si se limita en exclusiva a impartir los derechos, deberes y libertades de la Constitución española y los principios recogidos de forma universal en los acuerdos internacionales. Con mejores ojos, aunque a falta de pulir cuestiones, ve la nueva materia el presidente de la Federación Española de Religiosos de la Enseñanza (FERE- CECA) Manuel de Castro, que considera que el borrador propuesto es un buen principio de inicio para un currículum aceptable de esta asignatura. De momento, y a falta de una próxima reunión, sus objetivos se centran en la necesidad de resaltar más el tema