Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 8 6 2006 Madrid 43 El comité ético del Colegio de Médicos deja solo a su presidente en las críticas al informe del Severo Ochoa Ningún compañero secunda la dimisión del doctor Casares, que niega las sedaciones irregulares b Casares avaló hace años la ac- tuación del servicio de urgencias de Leganés. Se basó en un dossier remitido por el propio doctor Montes y no en historias clínicas SARAH ALLER MADRID. No hubo ninguna dimisión. La comisión de ética del Colegio de Médicos se reunió ayer por la tarde y ninguno de sus miembros siguió el ejemplo del doctor Miguel Casares- -presidente del órgano- que dimitió el martes por no estar de acuerdo con el informe que detectó sedaciones irregulares en el Severo Ochoa. Desde que los peritos designados por el Colegio- -a instancias de un juez- -detectaran 34 casos de mala praxis en 73 historiales analizados del hospital de Leganés, las críticas del doctor Casares, defensor a ultranza del destituido doctor Montes, han sido públicas y notorias. En los últimos días ha arremetido contra la Consejería de Sanidad, contra el propio Colegio de Médicos y ha puesto en duda la imparcialidad del informe y de los peritos designados. Ayer, acudió a la reunión semanal de la comisión de ética del órgano colegiado pero sólo se quedó 20 minutos. Fui para despedirme y exponer los motivos de mi dimisión Ninguno de sus compañeros, sin embargo, secundó su decisión. El doctor Casares, también presidente del comité de ética del hospital de Getafe, avaló hace años a través de este órgano las prácticas del doctor Luis Montes y su equipo en las urgencias del Severo Ochoa. Su conclusión entonces fue que en Leganés las sedaciones se estaban haciendo bien. Esa investigación, sin embargo, nunca se realizó con historiales médicos en la mano, sino a través de un amplio dossier remitido por el propio doctor Montes. En él, asegura Casares, el médico ahora destituido exponía cuáles eran los motivos para iniciar la sedación, por qué se practicaba en urgencias, en qué pacientes se hacía, la medicación utilizada y el protocolo a seguir Con esa documentación, no oficial, el comité de ética del hospital de Getafe descartó cualquier irregularidad. La investigación llevada a cabo en los últimos meses por peritos designados por el Colegio sí analizaba, sin embargo, historial por historial. Su conclusión: 34 casos de mala praxis. Casares, aún así, insiste en que la investigación está coja. Falta, dice, la opinión de los médicos y de los familiares. Declaración en los juzgados Precisamente, una de las familias afectadas por la crisis del Severo Ochoa iniciará hoy una nueva batalla legal en los juzgados de Leganés para esclarecer la muerte de Cándido P. en las urgencias del Severo Ochoa en octubre de 2003. La causa había sido archivada, pero la Audiencia Provincial admitió a trámite un recurso presentado por la asociación de pacientes Avinesa por existir irregularidades en el proceso al permitir exclusivamente a la defensa del médico denunciado que se ratificaran los médicos por ellos contratados La familia sostiene que Cándido, aquejado de insuficiencia respiratoria, entró por su propio pie al centro, con una enfermedad crónica, no agónica, y fue sedado sin consentimiento Falleció horas después. Elena Salgado: Tendrán que decirle al juez por qué han hecho ese informe MADRID. La ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, apuntó ayer que tal vez, once profesionales distintos hubieran hecho un informe diferente al aludir al del Colegio de Médicos de Madrid donde se asegura que hubo mala praxis en algunas sedaciones del Severo Ochoa, indica Efe. Lo que quiero decir- -apostilló Salgado- -es que es un informe llevado a cabo por 11 médicos, y tendrán que decirle al juez por qué han hecho ese informe y aclarar todas las dudas que el juez pueda tener Las conclusiones del estudio están en la línea de lo que sostuvo la Consejería de Sanidad cuando destituyó a varios responsables del centro médico. A juicio de la ministra, los responsables políticos de la Comunidad de Madrid se precipitaron hace un año y se vuelven a precipitar ahora y defendió que lo que hay que hacer es dejar actuar a la justicia para que sea ella la que decida, además de crear un clima de confianza que nunca debió romperse.