Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Internacional JUEVES 8 6 2006 ABC trocinada por los Sin Tierra. El presidente aprobó la decisión declaró el diputado aliado Beto Albuquerque, aclarando que el presidente no se manifestó sobre Maranhão. Ese es un asunto del PT. Es un dirigente nacional del partido explicó. Maranhão, líder del MSLT, está preso acusado por intento de homicidio y lesión corporal, entre otros delitos. El dirigente declaró, sin embargo, que la manifestación era pacífica y escapó de su control. Los manifestantes habían solicitado una audiencia al presidente de la Cámara, Aldo Rebelo, para entregarle un documento de reivindicaciones. Pero al ver la masa de gente en la puerta del Congreso, los guardias les prohibieron la entrada, provocando la indignación de los campesinos, que derribaron las barricadas y comenzaron la invasión. Veto a la ley contra los Sin Tierra EPA Centenares de miembros del MSLT invadieron el Congreso Nacional en Brasilia, donde causaron serios destrozos Lula apoya la prisión para los Sin Tierra que invadieron el Congreso brasileño Entre los detenidos se encuentra un miembro de su propio partido, el PT VERÓNICA GOYZUETA. CORRESPONSAL SAO PAULO. El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, apoyó este martes la prisión para los casi 700 Sin Tierra que el lunes invadieron y destruyeron las instalaciones del Congreso Nacional, y clasificó la acción como un serio acto de vandalismo Entre los presos está el líder, Bruno Maranhão, que pertenece al directorio nacional del Partido de los Trabajado- res (PT) del propio presidente Lula. En una acción sin precedentes, cerca de 700 miembros del MSLT, una disidencia más a la izquierda del Movimiento de Trabajadores Sin Tierra (MST) destruyeron con palos, piedras y cascotes de cemento, ventanas, puertas y un automóvil que se encontraba en exposición para ser sorteado entre los funcionarios del Congreso Nacional, uno de los marcos arquitectónicos de la obra de Óscar Niemeyer. La Cámara de los Diputados afirmó que los daños se estiman en 80.000 dólares y que la invasión dejó al menos 60 heridos, uno de ellos grave, entre campesinos, empleados públicos y guardias. La reprobación de Lula El presidente Lula, como todos los brasileños, reprobó la actitud de la invasión, la destrucción y la violencia pa- Los campesinos querían pedirle al Congreso el veto de una ley que prohíbe al Estado la expropiación de propiedades que hayan sido ocupadas. La medida se creó como salida para evitar las ocupaciones de los movimientos de Sin Tierras. El año pasado, el MSLT protagonizó una acción violenta al invadir y destrozar el Ministerio de Economía. Los campesinos llegaron a acampar en la puerta del gabinete del ministro. Fundado en 1997, el grupo está formado por unas 50.000 familias. La oposición aprovechó el hecho para atacar a Lula, que estuvo siempre vinculado a los movimientos campesinos, de los que recibió apoyo para su elección en 2002. Pero desde que el presidente asumió el poder, los Sin Tierra han intensificado sus acciones y protestas, pues consideran que Lula tiene mayor obligación de atender sus demandas. La principal reivindicación de estos grupos es que el Gobierno les conceda las tierras que improductivas.