Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional JUEVES 8 6 2006 ABC WOLFGANG SCHÄUBLE Ministro del Interior de la República Federal de Alemania No existe la seguridad al cien por cien ¿Qué titular le gustaría ver al día siguiente de la final del Mundial? Alemania gana 2 a 1 -Como ministro de Interior y Deportes usted es responsable de la seguridad durante el campeonato del mundo. ¿Consigue pegar ojo? -No he pasado ninguna noche en vela, pero las pantallas de gran formato que se han instalado en las grandes plazas de casi todas las ciudades suponen una dimensión enteramente nueva para el trabajo policial. Es mucho más complicado que garantizar la seguridad en los estadios y en los alrededores. Hay que decir que nunca se había preparado de forma tan exhaustiva un acontecimiento de semejante envergadura. A pesar de todo, jamás existe la seguridad al cien por cien. ¿Se pueden controlar realmente los campeonatos del mundo de fútbol hoy en día? -No hay que echar la culpa al fútbol de la misma manera que no se puede culpar a la nueva estación de Berlín del arrebato de locura homicida de un navajero. Por espantoso que sea, es imposible descartar hechos como éste, a no ser que se prohíban todos los actos multitudinarios. Pero la gente también necesita fiesta. -El lema es: El mundo, huésped entre amigos ¿No sería más exacto entre amigos armados hasta los dientes -La situación obliga a hacer verdaderos equilibrios. La gente quiere sentirse segura, pero sin estar sujeta a un control excesivo. Por eso la presencia policial estará muy graduada. ¿Qué quiere decir graduada -En el Ministerio de Interior tenemos un centro de análisis que cada noche hará recomendaciones a corto plazo para el día siguiente a los estadios y municipios donde hayan pantallas de gran tamaño. A la vista de ciertos indicios, podría ser oportuno no servir alcohol o reforzar controles... ¿Y qué me dice de la trifulca por las tarjetas para VIPS y patrocinadores? -Bueno, parece que en algunos aflora un poco esa tendencia alemana a hacer las cosas con absoluta corrección. y también un poco de envidia? y también un poco de envidia. Le voy a ser sincero: sin los patrocinadores ya no es posible organizar acontecimientos como éstos. -Rara vez se oyen elogios a los patrocinadores. -Pero lo cierto es que entre el 70 y el 80 por ciento de las entradas de los patrocinadores van a parar a los aficionados normales y corrientes, a través de concursos, sorteos, etc... En el caso de las entradas para políticos, funcionarios o socios hay normas muy claras. ¿Quiere decir que todo este revuelo ha sido exagerado? -Da la impresión de que algunas fisca- El ministro de Interior, Wolfgang Schäuble, habla sobre los riesgos que entraña la celebración del Mundial de fútbol, la hospitalidad y su tarea como miembro de la coalición TEXTO NIKOLAUS BLOME y MARTIN LUTZ FOTO AP Derribar un avión antes que repetir el 11- S AFP BERLÍN. El ministro alemán de Defensa, Franz Josef Jung, aseguró ayer que no descarta en último extremo que la aviación militar derribe un avión si fuera secuestrado por terroristas y amenazara con estrellarse contra un estadio durante el Mundial de fútbol. Si hay 80.000 personas en un estadio y las autoridades son informadas de un proyecto de atentado como el del 11 de setiembre la protección de la población puede obligar a derribar el avión amenazador explicó el ministro conservador en una entrevista con la televisión regional WDR. Por supuesto, se trataría de una decisión difícil- -según Jung- -pero en último extremo, en mi opinión correspondería al Ejército, que debe proteger a la población esperando que nuestra aviación disponga de otros medios y posibilidades para desbaratar antes este tipo de proyectos lías están matando moscas a cañonazos. Si esto sigue así, llegará un momento en que las empresas dirán: primero queríais apoyo y una vez que lo habéis conseguido, nos insultáis. Iros a freír espárragos. Entonces sí que tendremos un problema. -Volvamos al lema general: el mundo, huésped entre amigos. ¿Desde cuándo la hospitalidad es una virtud alemana? -Es cierto que tenemos fama de no ser MEDIDAS POLICIALES Es un delicado equilibrio. La gente quiere sentirse segura, pero sin estar sujeta a un control excesivo HOSPITALIDAD El Mundial podría ser nuestra gran oportunidad para mejorar en este aspecto ATAQUES EXTREMISTAS Si diez neonazis montan bronca entre millones de aficionados no se debe pensar sólo hay neonazis excesivamente cordiales. Así que el campeonato mundial podría ser nuestra gran oportunidad para mejorar en ese aspecto, incluso más allá del 9 de julio. Es lo mejor que nos podía pasar. ¿No es cierto que el riesgo de sufrir ataques extremistas será mayor durante el campeonato? -Es menor. Primero, porque aumenta la vigilancia policial. Segundo, porque, por ejemplo, en caso de que entre la multitud en torno a una gran pantalla haya gentuza dispuesta a meterse con un extranjero, creo que serán los auténticos aficionados, que son muchos, los que se encargarán de pararles los pies. El campeonato del mundo en su totalidad, con toda la multiplicidad que encierra, constituye un claro mensaje contra el racismo y a favor de la diversidad existente en nuestro planeta. Si diez neonazis se dedican a montar bronca entre millones de aficionados, no hay que ocultarlo. Pero nadie debe hacer como si en Alemania no hubiera más que neonazis. ¿En qué partidos del campeonato va a estar presente? -Por supuesto, en los que disputará el equipo alemán hasta la final. ¿Otro motivo para acudir a los partidos es la ocasión de experimentar lo que echa de menos en la gran coalición: sensación de pertenencia común al grupo? -Verá, ahora estamos un poco atasca- dos en las dificultades del camino. Y eso repercute en los dos socios de la coalición, aunque es probable que a los socialdemócratas les acarree mayores problemas. Pero entre nosotros, en la Unión, se detecta también una actitud crítica tanto en la fracción parlamentaria como entre parte de nuestros seguidores. Algunos dicen que la gran coalición todavía no ha puesto en marcha cosas realmente grandes. ¿Por qué apenas se hace otra cosa que dar pequeños pasos? -Hay que respetar que los electores no dieran la mayoría al CDU y la CSU para defender su programa. El SPD y la Unión tienen que llegar a un punto de encuentro a pesar de que somos conscientes de que tenemos convicciones diferentes y de que nuestros entornos sociales son también distintos. -Sin embargo, el balance de este primer semestre es más bien pobre. -No, a mí no me lo parece en absoluto. Con la reforma del federalismo estamos poniendo en marcha un par de cambios de gran alcance. En las pensiones hemos contribuido a que avance el reajuste del sistema. Siento gran respeto por el vicecanciller Franz Müntefering, porque a los socialdemócratas les resulta muy difícil plantear la jubilación a los 67 años. Y estoy seguro de que llevaremos a buen puerto la reforma sanitaria y la reforma fiscal. EDA Die Welt