Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional EL REFERÉNDUM SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN JUEVES 8 6 2006 ABC Una guía para entrar y salir de Cataluña DICCIONARIO PERSA DE CATALUÑA MIQUEL PORTA PERALES Cultura catalana. En Cataluña se ha hecho un uso parasitario de la cultura al identificar lengua catalana con cultura catalana y al otorgar a esta última una carga simbólica que no puede asumir ni puede arrastrar. Ecuanimidad. La ecuanimidad es una de las características que mejor definen la política catalana. Ejemplo: el nacionalismo vasco es heroico, el catalán integrador, el gallego valeroso, el español intolerante. Crispar el ambiente. En Cataluña, hacer uso del derecho de expresión en contra de la opinión oficial o dominante. La vicepresidenta Fernández de la Vega abraza ayer a Maragall en un acto del PSC en favor del Sí YOLANDA CARDO Los políticos catalanes son como personajes de cómic. En este ambiente de ficción, la campaña sólo se ve alterada por la agresión a Espada por parte de los gregarios nacionalistas Entre pulgarcito y el escamot BARCELONA. Quien avisa no es traidor... Algunas alternativas ociosas para demostrar que hay vida más allá de la perorata estatutaria. Hoy abre sus Por puertas en Montjuïc el SERGI XXIV Salón del Cómic; DORIA esperemos que los políticos dejen tranquilo al cincuentón Capitán Trueno, aunque el ministro de Justicia López Aguilar piensa pasarse para debatir sobre La política dentro de la viñeta Políticos... Uno los imagina como personajes del Pulgarcito revista de esa patria común que es la infancia... ¿Recuerdan el 13 Rue del Percebe? Pues bien, la política catalana esboza aquel edificio obsesivo que últimamente acaparan sus vecinos más atorrantes: la viñeta cómica degenera en una siniestra Comunidad, como la de Álex de la Iglesia. El Presidente de la Comunidad, Pasqual Maragall, sentenciaba anteayer que es bueno ser nacionalista, aunque no se refería a ideologías, sino a sentimientos. Y es que para pertenecer a la Comunidad se ha de llevar en la boca ese carné invisible e imprescindible para conseguir una solución habitacional. Si uno no es (ideología) o no se siente (sentimiento) nacionalista, no lo puede siquiera razonar (de razón) en un lugar público como le ocurrió en Gerona al periodista Arcadi Espada, agredido por maulets, estrellados herederos de los escamots de Dencàs. Para quien no lo sepa, Josep Dencàs fue el consejero de Gobernación que empujó a Companys al balcón secesionista el 6 de octubre de 1934: al ver que la intentona acababa mal, el gafudo Dencàs se largó por la alcantarilla y asomó luego sus antiparras en la Italia de Mussolini. En catalán, escamot es un término del pastoreo que designa un pequeño rebaño, y, por extensión, un pequeño grupo de personas con cierto matiz gregario de organización. Los maulets de Gerona no eran pocos, sino 40. Uno de ellos justificaba sus insultos a una señora mayor aduciendo que la educación no nos convierta en traidores frase digna del Millán Astray que gritó a Unamuno ¡Muera la inteligencia! Estas Secciones de Asalto se mueven como Goebbels por su casa: cualquier opinión ajena a la Formación del Espíritu Nacional es una pro- vocación. Mal asunto cuando en un país disensión se convierte en sinónimo de provocación. La otra alternativa a la campaña es la sinceridad ronca de Chavela Vargas, que actúa esta noche en el Palau de la Música. Suponemos que cantará La llorona título que podría aplicarse a la inveterada afición de nuestros políticos en atribuir lo que les contraria a estrategias Contra Catalunya Y en esa cultura de la queja... ¿Quién mejor que Carod- Rovira, esa perenne corona de espinas? Carod y Noruega Decepcionado por Zapatero, el líder de Esquerra dice No y muda diariamente su nación ideal. Si hace días, Montenegro le ponía, ahora resulta que su modelo es Noruega. Reconozcamos que Cataluña tiene cosas muy noruegas, como su tradición teatral ibseniana y un IPC digno de país nórdico. Como es el centenario de Ibsen, le convendría a Carod leerse, por ejemplo, Un enemigo del pueblo descubriría al doctor Stockmann (un House del XIX) enfrentado a la Comunidad asevera que las aguas del balneario que ha de traer la prosperidad están contaminadas. Aplicado al Oasis catalán, el drama del autor noruego tendría un efecto catártico. Con Chavela en la chaveta, acude al magín un estribillo muy hispanoamericano: Ay, amor ya no me quieras tanto ay amor no sufras más por mí si no más puedo causarte llanto ay, amor olvídate de mí Los políticos nos quieren demasiado. En esta Rue del Percebe del referéndum nos atribulan los soporíferos monólogos del Presidente de la Comunidad. Y ya que volvemos a a Maragall, ayer se preguntaba si no eran demasiados años de política y campañas... ¿Continuará? Maragall, con ánimos para repetir y reeditar el tripartito ÁNGEL MARÍN BARCELONA. Pasqual Maragall evidenció ayer que se siente con ánimos para repetir como candidato a la Generalitat y a la vez defendió la reedición del tripartito para consolidar el cambio en el gobierno de Cataluña. El president recordó que ya ha protagonizado seis campañas como candidato socialista- -cuatro a la alcaldía de Barcelona y dos a la Generalitat- -y admitió que algunas personas puedan pensar que te estás pasando un poco, pues no hay demasiados precedentes a excepción de Pujol Al ser interpelado sobre si se sentía con ánimos de repetir, respondió con una amplía sonrisa y, en tono pletórico, dijo: ¿Usted me conoce a mí? para explicar después que tiene prohibido hablar de su reelección y de las elecciones anticipadas hasta después de conocer los resultados del referéndum. Sin embargo, reclamó una nueva oportunidad para el tripartito porque ha habido un cambio que no se ha manifestado del todo, pese a hacer más cosas en dos años que el anterior Gobierno- -CiU- -en cuatro Y rechazó tajante la coalición CiU- PSC, porque después de tantos años de nacionalismo moderado, al país le conviene un paso más largo