Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 6 2006 63 El jurista Eduardo García de Enterría, Premio Internacional Menéndez Pelayo El Teatro Real rinde homenaje a los profesionales que hacen posible las óperas con la exposición Tras el telón Una foto para la Historia Corría el año 1984 cuando en un campamento de refugiados se topó con aquellos ojos verdes. Tomé la foto por la mañana- -ha dicho en más de una ocasión- -y me impactó aquella mirada de hechizo, cómo simbolizaba la mirada de aquellas personas que sufren Diecisiete años después, se fue a buscarla. Y la encontró mientras estaba en Afganistán con el canal de televisión de National Geographic. La volvió a retratar y esta historia, un círculo que entonces se cerró, dio la vuelta al mundo, hasta convertirse en una de las piezas documentales más importantes de la fotografía de todos los tiempos. McCurry ha sido galardonado con el premio al Fotógrafo del Año (1984) la Asociación Nacional de Fotógrafos de Prensa, el premio al fotógrafo del año (2002) por la revista American Photo y la medalla de oro Robert Capa. sonales Son, como él dice, sus favoritas, las más autobiográficas aunque si de autobiográficas hablamos, los dos retratos de la mujer afgana se llevan la palma. ¿Cree que es su mejor foto? le espeta un periodista. No sé si es la mejor- -añade el propio McCurry- pero es una de las mejores. Ha tenido una gran influencia en mi vida, incluso muchas personas me han reconocido que les ha cambiado sus vidas para siempre También a él, que con ella se hizo famoso en todo el mundo. Cuando hice prosigue este artista, la primera foto, había magia, algo extraño en su mirada. Era muy compleja De hecho, hay una fotografía previa, en la que la joven solo deja traslucir sus ojos y, sobre todo, mucha timidez ante un mundo nuevo, el de la cámara de McCurry. Diecisiete años después, cuando se encontró con ella, ya casi con 29 años de edad, su rostro estaba envejecido, su tez era recia y le confesó haber llevado una vida muy díficil Pese a ser un confeso apasionado de un continente tan espiritual como el asiático, no se ha imbuido de sus creencias, aunque le encanta ese personaje tan especial que es el Dalai Lama. El Thyssen presentará concienzudas alegaciones al plan Prado- Recoletos La baronesa acepta de este modo la mano tendida por Ruiz- Gallardón b Los responsables del museo aprovecharán los seis meses de plazo que el Ayuntamiento les da para presentar alegaciones al proyecto de reforma del paseo ANTONIO VILLARREAL MADRID. El Patronato del Museo Thyssen se reunió ayer para, según el director gerente del museo, Carlos Fernández de Henestrosa, decidir el camino a seguir a partir de ahora en la polémica por la tala de árboles en el Paseo del Prado. A última hora de la tarde, y en un museo que, con más de una docena de palmeras de interior y una exposición de fotografías de pinos Pinos y vientos de Tahití de Bae Bien- U) era el marco perfecto para el tema tratado, la baronesa Thyssen y demás miembros del Patronato salían de la reunión. La foto que ayer merecía la portada de ABC y mostraba a Carmen Thyssen hablando con Alberto Ruiz- Gallardón en el Prado parecía indicar un nuevo clima de entendimiento. La confirmación vino de boca de Carmen Thyssen: Nos han dado unos cuantos meses para presentar alegaciones, serán concienzudas; nosotros seguiremos defendiendo nuestros planteamientos: no a la tala y no a la construcción de una autopista delante del Thyssen En cuanto a su relación con el alcalde, confirmó los recientes acercamientos, y alabó la capacidad de Ruiz- Gallardón de recapacitar en sus planteamientos. No había, según Carmen Thyssen, nada personal en sus diferencias con el alcalde. Por su parte, fuentes de la concejalía de Urbanismo han declarado a ABC que consideran completamente Carmen Thyssen, durante la reunión del Patronato normal la decisión del Patronato de presentar alegaciones al plan especial para el eje Prados- Recoletos, que estudiarán con mucha atención. En cuanto a las medidas que se tomarán en la presentación de estas alegaciones, la baronesa dio un plazo de varias semanas hasta que éstas puedan presentarse. En cuanto nuestro equipo de arquitectos se reúna, podremos saber un poco más acerca de ésto comentó. Guillermo Solana, conservador- jefe del museo, concretó los objetivos de EFE estas alegaciones, aunque no adelantó ninguno de los nombres que formarán parte de este equipo técnico. También celebró Solana el restablecimiento de las relaciones entre Ayuntamiento y Patronato. El Ministerio nunca ha querido que esto derivara en un conflicto institucional. A pesar de las divergencias, nunca se ha llevado al plano personal El desideratum del Museo- -dijo textualmente- -es simplemente que se reduzca drásticamente la circulación y que se respete la centenaria estructura del bulevar