Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 6 2006 Sociedad 55 Cataluña obligará a aislar las zonas de fumadores en bares, pero no sus accesos Por razones de seguridad permitirá en casos excepcionales cortinas de aire b Los inspectores sanitarios de la Sanidad autoriza cuatro nuevos proyectos con células madre ABC MADRID. La comisión de expertos que asesora al Ministerio de Sanidad en la utilización de células madre embrionarias autorizó ayer cuatro nuevos proyectos. En los últimos quince meses se han aprobado ya un total de quince estudios. Los últimos cuatro han sido presentados por los gobiernos de Asturias, Andalucía y Comunidad Valenciana. El primero está dirigido por Carlos López Larrea y trata sobre el Estudio de los mecanismos y de la modificación de la aloantigenicidad Andalucía presentó otros dos proyectos más, que se suman a los tres en marcha. En esta ocasión, los directores son Eduardo de Teresa, sobre la Diferenciación inducida de células madre como terapia regenerativa miocárdica y Alicia Barroso, sobre la Caracterización de miRNAs en líneas embrionarias humanas y líneas de células troncales mesenquimales Valencia realizará una segunda investigación, en esta ocasión bajo la dirección de Deborah Burks y Rubén Moreno para la obtención de células productivas de insulina frente a la diabetes. Generalitat catalana revisarán periódicamente los niveles de nicotina en el aire de las zonas de no fumadores J. GUIL BARCELONA. La Generalitat de Cataluña precisó ayer los criterios que ha trasladado a la Federación de Restauradores de Cataluña para que los bares y restaurantes de más de 100 metros cuadrados que quieran puedan hablitar zonas de fumadores, como permite la ley antitabaco. La norma obliga a estos establecimientos a tener una zona específica para fumadores, si quieren permitir que sus clientes fumen a partir de 31 de agosto. El presidente de los hosteleros, Gaietà Farràs, dio a entender recientemente que habían llegado a un acuerdo por el que la Generalitat les permitía no tener que aislar físicamente las zonas de fumadores de sus establecimientos; que no tenían por qué levantar tabiques y que podían aislar el humo con aparatos de ventilación que crean cortinas de aire. Con este supuesto acuerdo, de legalidad discutible, el Gobierno catalán se sumaba a las rebajas en la aplicación de la ley antitabaco que pretenden llevar a cabo otras comunidades, como La Rioja, Valencia y Madrid, gobernadas por el PP. Pero las rebajas no son tales. Elementos rígidos separadores Ante la confusión creada, el departamento de Salud aclaró ayer a través de un comunicado que obligarán a aislar físicamente las zonas de fumadores de los bares y restaurantes- -con tabiques u otros elementos rígidos separadores aunque permitirán, eso sí, que por motivos de seguridad- -para cumplir los requisitos de evacuación u otras razones- el acceso a dicha zona no tenga una separación física. Es decir, que esta zona no tenga puerta o acceso cerrado. En estos casos, los restauradores deberán aislar el humo de la estancia con sistemas de ventilación como cortinas de aire. A la postre, augura la Generalitat, los que pueda librarse de hacer obras serán pocos, quizás los que tengan la zona de fumadores al final de un pasillo, por ejemplo. Además, la Generalitat advirtió ayer que los sistemas de ventilación tienen una eficacia limitada Los inspectores de Salud tendrán un sistema para corroborarlo, porque revisarán periódicamente los niveles de nicotina en el aire en las zonas de no fumadores colindantes a las de fumadores. Si hay más de 0,7 microgramos de nicotina por metro cúbico, se obligará a hacer separaciones físicas o a declarar todo el local como de no fumadores. Análisis para detectar fraudes La medición del nivel de concentración de nicotina es un parámetro que garantiza la buena aplicación de la normativa y evita picarescas, como considerar que el acceso a una zona de fumadores comprende todo el ancho de la estancia. Si alguien quiere hacer una cortina de aire aislante de 6 metros, por ejemplo, verá que es técnicamente imposible advirtió ayer a ABC, Antoni Plasencia, director general de Salud Pública de la Generalitat. Por otra parte, Plasencia aclaró que de la interpretación literal de la ley concluyen que no es necesario que las zonas de fumadores tengan una salida de humos independiente, por lo que no exigirán este requisito.