Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MIÉRCOLES 7 6 2006 ABC Todos, tanto los que pintaban las rayas como los que esperaban en el interior, se dieron a la fuga Los agentes se toparon con las huellas de la gamberrada esparcidas por todo el suelo de la sede los vecinos que se han movilizado a favor del ya famoso lema ¡Parquímetros No! Como el comunicado informaba de que los jóvenes se encontraban en la calle Sarriá, dirección muy próxima a donde se estaba realizando el control de alcoholemia, los agentes decidieron echar un vistazo e interrumpir unos minutos el control. Dos se fueron a pie, el tercero optó por trasladarse en coche. Una vez en su destino, los dos policías que decidieron acudir caminando al lugar de los hechos se encontraron con un grupo de jóvenes de origen magrebí que, una vez identificados por motivos de seguridad se comprobó que no tenían nada que ver con las supuestas pintadas. Sin embargo, el tiempo que los agentes emplearon en pedir a estos jóvenes su documentación fue suficiente para que los verdaderos protagonistas de la historia, portando botes de pintura, corrieran a refugiarse a un lugar muy concreto: la sede local del Partido Comunista Español (PCE) situada en la calle Sarriá, 14. Una vez allí, estos jóvenes alertaron al personal que se encontraba en el interior de que la policía iba hacia allí, y todos se dieron a la fuga. Desaparecieron todos, pero no todo. Los agentes se encontraron con las huellas de la gamberrada esparcidas Una de las siete fotografías que los policías locales tomaron en el interior de la sede ABC La policía descubre un arsenal de pintura para boicotear los parquímetros en una sede del PCE de Fuencarral Los jóvenes sorprendidos estaban cambiando de color las rayas del SER CRISTINA ALONSO MADRID. ¿Qué hacen varios botes grandes de pintura blanca y unos cuantos rodillos en una sede madrileña del Partido Comunista? Lo más lógico sería pensar que las paredes de esa sede, en el distrito Fuencarral- El Pardo, están recibiendo una o dos manos de pintura o que se está remodelando alguna estancia. Pero si esos rodillos se encuentran chorreando casi a las dos de la mañana de un domingo y hay parquímetros cerca, la historia se complica. Según diligencias policiales a las que ha tenido acceso ABC, en la noche del sábado 27 al domingo 28 de mayo, exactamente a la 1 horas y 50 minutos, tres policías locales se encontraban realizando un control de alcoholemia en la confluencia de la calle Chantada con Camino Vereda de Ganapanes, distrito de Fuencarral. Justo en ese momento, recibieron el aviso de que un grupo de jóvenes estaba pintando las señales de delimitación del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) -gesto de protesta muy común entre