Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 7 6 2006 Internacional 33 Bachelet cede a la presión estudiantil y reformará el sistema educativo en Chile El 87 por ciento de la población está de acuerdo con los manifestantes LIBIO PÉREZ. CORRESPONSAL SANTIAGO DE CHILE. El Gobierno de la presidenta chilena, Michelle Bachelet, ha vivido su primera prueba de fuego durante los últimos 15 días por una vigorosa movilización estudiantil que ha sacado a las calles hasta un millón de manifestantes que reclaman una profunda reforma en el sistema educativo, cuya columna vertebral es una herencia de la dictadura militar de Pinochet. Más de dos centenares de escuelas de educación secundaria están bajo el control de los estudiantes, mientras los restantes establecimientos del país están paralizados desde hace dos semanas. El lunes, la convocatoria a una huelga nacional movilizó a unos 600.000 estudiantes de enseñanza media, y a otros 300.000 universitarios. La protesta, sin embargo, derivó en fuertes incidentes en el centro de Santiago que dejaron un saldo de 439 arrestados y 39 policías antidisturbios heridos. Los estudiantes demandaban cuatro medidas básicas: gratuidad en la prueba de ingreso a la universidad, pase de transportes gratuito, aumento de las raciones alimenticias para los estudiantes que tienen jornada escolar completa y una reforma profunda de las leyes de educación. Si bien el Gobierno cedió parcialmente el viernes pasado a las medidas de carácter administrativo, el punto de fricción seguía siendo la reforma educativa, que requiere de acuerdo parlamentario. Los jóvenes- -organizados en asambleas permanentes por escuelas y que negocian a través de vocerías -piden el cambio de la LOCE (Ley Orgánica Constitucional de la Enseñanza) dictada por el general Augusto Pinochet el día antes de dejar el poder en 1990. Este cuerpo legal consagró la privatización de la enseñanza en Chile y su fragmentación al dejar su administración a cargo de los municipios. la movilización estudiantil antes de emprender viaje hoy a Estados Unidos, anunciará la creación de un consejo asesor que apunta a modificar la LOCE, pero cuyo destino quedará en manos del Parlamento, donde el Gobierno tiene una frágil mayoría. En este consejo estarán representados los estudiantes y los profesores, además de ex- pertos en materia educativa y funcionarios del Gobierno. Centenares de asambleas estudiantiles evaluaban ayer la continuidad o el fin de las movilizaciones. En cualquier caso, la llamada revolución de los pingüinos (por el uniforme azul de los escolares) dará paso a una reforma del sistema educativo en Chile. Michelle Bachelet AP Respaldo popular La escalada de movilizaciones en los últimos quince días contó con un fuerte apoyo ciudadano. Una encuesta divulgada ayer por el diario La Tercera indicaba que el 87 por ciento de la población está de acuerdo con la protesta estudiantil, mientras que sólo un 16 por ciento estima que el conflicto ha sido bien abordado por el Gobierno. El movimiento estudiantil, sin embargo, empieza a mostrar sus primeros síntomas de debilitamiento. A las medidas anunciadas el viernes por Bachelet (pase escolar gratuito para los estudiantes de menos recursos, aumento de las raciones alimenticias, prueba de ingreso a las universidades gratis para los sectores más desposeídos... la presidenta agregó ayer una reforma constitucional que consagrará la educación de calidad como un derecho. Bachelet, en un esfuerzo por frenar