Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 7 6 2006 ABC Nacional Rajoy rompe toda relación con el Gobierno y le retira su apoyo para hablar con ETA Exige a Zapatero que rectifique y que desautorice la reunión PSE- Batasuna b Anuncia que el PP pondrá todo su empeño en que no se consume lo que considera un grave atentado contra el orden jurídico y la legalidad democrática J. L. LORENTE MADRID. El debate sobre el estado de la Nación concluyó ayer de forma muy distinta a como empezó. La semana pasada el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, pasaron casi de puntillas por el alto el fuego de ETA. Ayer, durante el debate de las propuestas de resolución presentadas por los grupos, Zapatero y Rajoy se enfrentaron en un duro cara a cara. El motivo del cambio de escenario fue el aval dado por el Gobierno a la reunión que los socialistas vascos mantendrán con Batasuna. Tras forzar el debate con la presentación de una iniciativa sobre la lucha antiterrorista, Rajoy se subió ayer a la tribuna de oradores con la intención de mandar un mensaje nítido a Zapatero: el PP rompe toda relación con el Ejecutivo socialista si el presidente del Gobierno persiste en los pasos que ha dado hacia ETA en las últimas semanas. Señoras y señores diputados, mientras esta ignominia- -la reunión PSEBatasuna- -no se rectifique, entenderemos que el señor Rodríguez Zapatero desea arruinar toda posibilidad de entendimiento con el Partido Popular. En consecuencia, el PP, que no puede permanecer impasible ante hechos de esta naturaleza, rompe toda relación con el Gobierno del señor Rodríguez Zapatero, le retira el apoyo que venía prestándole y pondrá todo su empeño en que no se consume lo que consideramos un grave atentado contra el orden jurídico, la legalidad democrática, el Estado de Derecho y la seguridad de los españoles. Usted lo ha querido así. Yo no dijo tajante Rajoy a Zapatero en la primera intervención del presidente del PP. graves En este punto, el presidente del PP quiso dejar claro a la Cámara que el anuncio de la entrevista conlleva de hecho la legalización del brazo político de ETA, su reconocimiento como interlocutor válido y, por último, que el Ejecutivo socialista comparta con ETA el diseño del futuro de España y del País Vasco. Ni más ni menos, señorías. No me vengan con subterfugios. No me digan que ETA y Batasuna no son los mismos ni me señalen que los socialistas vascos toman iniciativas por su cuenta. En esa mesa se van a sentar los apoderados de ETA y del señor Rodríguez Zapatero sentenció el líder de la oposición. Rajoy considera que ese gesto del presidente del Gobierno con la banda terrorista- que quiere parecer cínicamente inocente señaló- -rompe el pacto antiterrorista y se mofa de la sentencia del Supremo que ilegalizó a Batasuna. Dicho esto, señaló que con un simple ademán el Gobierno cumplimentará tres de los gestos de buena voluntad que ETA le exige para sentarse a negociar. En su opinión, casualmente habrán desaparecido los tres instrumentos que más han contribuido a la derrota de los terroristas y que más podían ensombrecer el futuro de una banda que no piensa disolverse. Todo eso se lo regala el señor Zapatero y, además, les pone una mesa sostuvo con su acostumbrada ironía. El presidente del PP quiso dejar claro en todo momento que la resolución presentada por su grupo no pone en peligro ningún proceso de paz Fue en ese instante cuando Rajoy recordó a Zapatero que existen destacados dirigentes socialistas que no están de acuerdo con la gestión del alto el fuego que lleva a cabo el Gobierno. ¿Acaso están contra la paz los socialistas que difieren del señor Rodríguez Zapatero? ¿Lo están Felipe González, Rosa Díez, Maite Pagaza, Gotzone Mora, Nicolás Redondo y tantos otros preguntó para responder él mismo a renglón seguido: No, señorías. La cuestión no es si queremos o no vivir en paz. La cuestión es si hemos de pagar un precio o no pagarlo. Hay unos pocos dispuestos a pagar lo que les pidan y la inmensa mayoría de los españoles no queremos eso. Ésa es la única diferencia entre nosotros El mal llamado proceso de paz Además, el líder del primer grupo de la oposición quiso aclarar dos malentendidos. El primero, que Batasuna, con ese nombre o con otro cualquiera, diga lo que diga y jure lo que jure seguirá siendo lo mismo que ha sido siempre: Un apéndice de ETA El segundo, el nombre de esta operación A Rajoy no le gusta esa insidia que llaman proceso de paz porque desfigura la realidad a favor de los terroristas y juega sucio con el deseo de los españoles. En su opinión, se trata del mismo truco que emplea ETA- Batasuna desde hace 30 años. Siempre nos ha encandilado con la paz. Nadie ha tenido la boca tan llena de amor a la paz como ETA. No he conocido mejores defensores de la paz que Txomin Iturbe, Josu Ternera o Arnaldo Otegi. Siempre nos la han ofrecido como un atractivo manto, muy útil, por cierto, para ocultar lo que esconden debajo. Por eso no me fío nunca cuando se habla de paz en relación con ETA Como recordatorio, Rajoy quiso hacer hincapié en todos los pasos dados por el Gobierno desde que la banda terrorista anunció la tregua, el pasado 22 de marzo. En este punto, el líder del PP no pasó por alto uno de los asuntos que más suspicacias ha levantado ente los populares en estos últimos meses: las reuniones de los socialistas vascos y los proetarras desde hace cinco años, como aseguro Otegi. Hemos oído, aunque el señor Rodríguez Zapatero lo negaba, que representantes del PSOE y de Batasuna han celebrado reuniones secretas durante cinco años, han pactado una especie de hoja de ruta que recoge los diversos pasos de la negociación e, incluso, han acordado el procedimiento para alcanzar acuerdos Rajoy no quiso hacer sangre del asunto y afirmó que, pese a todo, ha En la mesa política se van a sentar los apoderados de ETA y del señor Rodríguez Zapatero Hasta ahora en el PP hemos guardado un silencio prudente. Yo he sufrido numerosas críticas por ello ¿Acaso están contra la paz Felipe González, Rosa Díez, Maite Pagaza, Gotzone Mora o Nicolás Redondo? guardado hasta ahora un silencio prudente para dar la oportunidad al Gobierno de que explorara lo único que importa: la predisposición de la banda terrorista a dejar las armas. Rajoy confesó que él, personalmente ha sufrido numerosas críticas por guardar silencio. Explicó también que durante estos dos meses sólo pidió a Zapatero que confirmara cerca de la banda si existía o no una voluntad inequívoca de disolverse y que, mientras no tuviera una respuesta, se abstuviera de tomar ninguna decisión que favoreciera a los terroristas. Ninguna respuesta Pues bien, señorías, ¿cuál ha sido la respuesta que he recibido? Ninguna. Peor aún: sin que medien cambios de situación, sin que ETA haya abandonado las armas, nos enteramos gracias a que no estamos sordos, de que el PSOE, en cumplimiento de compromisos adquiridos, se propone iniciar conversaciones con Batasuna En su réplica, Rajoy dijo a Zapatero que si pretende recuperar el respaldo de los populares tendrá que rectificar, no reunirse con Batasuna y limitarse a hacer lo mismo que el ex presidente José María Aznar en 1998, ante la anterior tregua de ETA. Rectifique usted. Diga aquí, públicamente, que no va a reunirse con Batasuna. Que lo único que hará será lo que hizo Aznar en su día planteó. Las mentiras de Zapatero El líder de la oposición interpreta que el jefe del Ejecutivo mintió cuando dijo que no habría diálogo con ninguna fuerza política ilegalizada que no se pagaría ningún precio político y que no habría negociación de ninguna clase sin renuncia previa a la violencia Rajoy considera que semejante reunión entre los socialistas vascos y Batasuna acarreará consecuencias muy