Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 MARTES 6 6 2006 ABC Deportes Nadal acaba con el ogro, pero se queda solo en Roland Garros Superó a Hewitt al tiempo que Beto Martín y Ramírez se despedían DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL PARÍS. Las esperanzas españolas en Roland Garros quedaron depositadas ayer en exclusiva sobre las fornidas espaldas de Rafael Nadal. Mientras él se clasificaba para los cuartos de final, Beto Martín y Rubén Ramírez se despedían de la aventura más bonita de su carrera. Beto dijo adiós de la forma más triste: abandonando. Compungido, recordaba: Esto también me pasó en la primera ronda de Cincinatti. Hace años que sufro un poco de las lumbares, y con un mal gesto la vértebra se mueve, la musculatura se pone rígida, me pincha con el nervio y no puedo ni correr Su drama se multiplica por el hecho de que su rival, el francés Benneteau, jugó casi de milagro. El domingo por la noche apenas sí podía moverse por una contractura en el muslo derecho. Le hicieron una ecografía y el médico le dijo: En otro torneo te recomendaría la retirada, pero estamos en Roland Garros... Intenta aguantar y siempre puede ocurrir que tu rival se tuerza el tobillo en el primer juego Premonitorio el doctor. Ramírez no se enfrentó a la mala suerte. Sólo al número cuatro del mundo, Ivan Ljubicic, y fue demasiado rival para él, aunque el alicantino perdió dignamente y plantando cara al croata. Puede irse satisfecho El primero ha sido, de largo, el mejor set que he jugado en el torneo En el segundo he perdido la concentración, tal vez por el cansancio Fin de la racha del australiano Tres años sin perder con un español, trece victorias consecutivas sobre los miembros de la Armada tres de ellas frente a Rafa Nadal. Definitivamente, Lleyton Hewitt era el ogro de los nuestros. Tuvo que llegar el manacorí para, en su cuarta tentativa, acabar con él. Fue un partido que empezó y acabó muy bien para Nadal, por el juego y por el resultado, pero por el medio vivió una extraña laguna. El primer set se convirtió en una delicia. El mejor que he disputado hasta ahora reconoció el de Manacor. Esas bolas de Rafa llenas de peso y que botan tan alto perturbaban al australiano, sobre todo a su revés. Hewitt se cubría ese golpe tan descarada como desesperadamente y dejaba unos pasillos amplios y hermosos para que el español se luciera con unos drives paralelos divinos y ajustados. Iban las cosas de maravilla en el segundo, con 4- 3, un break arriba y saque para el mallorquín. Todo preparado para poner el 2- 0 en el marcador, cuando Rafa se fue del partido. Falló un smash de principiante; cometió una doble falta, le señalaron una advertencia por perder tiempo en el servicio y acabó estrellando un derecha fácil en Nadal, que se estira para alcanzar una bola, tuvo que emplearse a fondo ante un combativo Hewitt Así quedan los cuartos Hombres Roger Federer (Sui, 1) -Ancic (Cro, 12) Nalbandian (Arg, 3) -Davydenko (Rus, 6) Benneteau (Fra. -Ljubicic (Cro, 4) Djokovic (Ser. -Rafael Nadal (2) Mujeres Henin (Bel, 5) -Lena Groenefeld (Ale) Hingis (Suis, 12) -Clijsters (Bel, 2) Vaidisova (Rch, 16) -V. Williams (EE. UU. 11) Safina (Rus, 14) -Kuznetsova (Rus, 8) la red. Para un hombre tan seguro, un cúmulo inusitado de torpezas. Creo que fue un problema físico. Las cinco horas del partido contra Mathieu me pasaron factura. Cuando no te van las Con el ratón Mickey en Eurodisney Sigue siendo un niño. Hace tres años visitó Eurodisney. Fue una visita familiar. Su abuelo, don Rafael, el patriarca, invitó a sus hijos y nietos. A Rafa le maravilló. Los directivos lo saben y el otro día se acercó un hombre trajeado con una gran bolsa al manacorí. Le ofreció una carta. Era del presidente del parque para invitarle a volver cuando le plazca con consideración de VIP y, de paso, regalarle un gran muñeco de Mickey. Rafa regaló el peluche a su prima, la hija de Toni. Y aprovechará la invitación, porque los Nadal van a regresar en octubre, esta vez invitados por la abuela. La familia sigue creciendo y hay nietos que no han disfrutado de la experiencia. Rafa no se lo perderá. piernas, la cabeza tampoco especuló. Sin embargo, se recuperó momentáneamente. Igualó (5- 5) e incluso tuvo dos bolas para volver romper. Es este un aspecto que inquieta. Su derroche de breaks parece excesivo. Frente a Mathieu fabricó 29 bolas de ruptura para aprovechar ocho y ante Hewitt, para rentabilizar las mismas, necesitó 21. Es decir, que lleva 50 en sus ocho