Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 6 2006 Cultura 67 Una biografía relata la vida de Catalina de Médicis más allá de la leyenda negra El libro, que hoy se presenta en El Retiro, subraya algunos aspectos poco conocidos b Leonie Frieda al escribir una biografía de la hija de Lorenzo de Médicis- Catalina de Médicis -decide no ocultar los gravísimos errores de la Reina de Francia TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO MADRID. Terribles decisiones, implacables traiciones, componendas maquiavélicas, todo eso y más hubo en la longeva existencia para la época, 69 años, de Catalina de Médicis, conocida como Madame la Serpente, el gusano salido de la tumba de Italia o encarnación viva del mal Pero Catalina, que alentó junto con su hijo, Carlos IX, el asesinato de Gaspard de Coligny, líder de los hugonotes, ha sido enjuiciada por aquel espanto. En una Francia debilitada por las guerras de religión, una mujer con agallas, enigmática e indómita, tras largos años de infertilidad, dio a luz diez hijos, aunque sólo dos la sobrevivieron. Leonie Frieda al escribir una voluminosa biografía de la hija de Lorenzo de Médicis- Catalina de Médicis (Editorial siglo XXI) decide no ocultar los gravísimos errores de la Reina de Francia, una florentina sin sangre real. Pero al enmarcarla en el difícil XVI francés, quiere afirmar que la persona es responsable de sus hechos, pero sin olvidar las circunstancias. Parece querer aliviar el luto de la llamada Reina negra Plantea que su ambición se cifraba en sus hijos a los que, ¡ay! parió débiles y enfermizos. Nadie puede negar que fue una mujer indomable, una característica que bien podía proceder de una infancia complicada. Catalina Rómula de Médicis nació el 13 de abril de 1519. La bisnieta de Lorenzo el Magnífico, quedó huérfana de padres a los pocos meses de edad. Estuvo cautiva en dos conventos. Clemente VII, Julián de Médicis, concertó su matrimonio con quien había de ser Enrique II, hijo de Francisco I de Francia. A partir de ahí, la joven Médicis iba a entrar en la Historia y en un mundo de conspiraciones políticas, religiosas y matrimoniales. Nunca dió muestras de remordimiento por aquellas en las que participó. Su orgullo se aliaba con su silencio. A su favor hay que decir que nunca quiso ser tratada de modo especial por ser mujer. A los 14 años contrajo matrimonio; el novio, la igualaba en edad. El 30 de junio de 1559, un torneo se disponía a cambiar el rumbo de la historia de Francia. Enrique II, aficionado a los torneos, convocó uno que celebraría el fin EPA Una acuarela de Turner por 8,5 millones LONDRES. La obra The Blue Rigi rompió un récord mundial para una obra de un artista británico en papel, según indicó la casa de subastas Christie s, que estuvo a cargo de la venta. La acuarela de Joseph Mallord William Turner (Londres, 1775- 1851) es la más importante que aparece en el mercado durante más de 50 años y se vendió por 8. 473. 896 euros durante una subasta celebrada ayer en Londres. Fue adquirida tras un tenso remate que duró 10 minutos por un comprador anónimo Catalina de Médicis de las guerras entre España y Francia por el dominio de Italia. Cuando las justas se daban por terminadas, el Monarca quiso alardear de su destreza, ante las protestas de Catalina. Una astilla de la lanza del contrincante le entró por un ojo y le llegó al cerebro. Tras diez días de agonía, murió. La vida de su primogénito, Francisco, casado con María Estuardo, había durado sólo quince años, sobreviviendo a su padre sólo uno. Así, es llamado al trono Carlos, de diez años. Las traiciones bullen por doquier. Catalina se autotitula madre del rey y olvida el clásico reina madre. Los hugonotes, ya con Enrique II, habían sido un peligro para la unidad de Francia y la autoridad real. En un ambiente en el que el aire se cortaba con feroces cuchillos, la Reina no fue ni más ni menos que sus enemigos. Años turbulentos aquellos. Pero el caso por el que la Historia ha juzgado y condenado a Catalina se produjo en la noche del día de San Bartolomé, el 24 de agosto de 1572. Entre 20.000 y 30.000 hugonotes murieron. El terror se enseñoreó de París. Ni el duque de Guisa, el héroe católico controló a la muchedumbre. El Rey convocó un Tribunal Especial de Justicia, pero Catalina no se engañó. En aquella tragedia había dos perdedores; la monarquía y ella misma. Una de las jóvenes más ricas de Europa, esposa de Rey y madre de tres, avistó la decadencia. Entre sus planes de bodas que tendrían rendimiento político, la de su hija Isabel con Felipe II, monarca con el que no compartió su política contra los que en palabras de Enrique II era, la escoria luterana Otra boda fue la de su hija Margot con Enrique de Navarra, protestante entonces, que reinó en Francia y al que se debe la frase, tras su conversión al catolicismo, de París bien vale una misa Pero para frase la de Carlos IX, antes de expirar: Demasiada malicia, demasiada malicia... Adiós, madre A Carlos le sucedió su hermano, Enrique III, a la sazón rey de Polonia. Catalina mandó orar por su hijo, porque se encaminaba hacia la ruina de su cuerpo, su alma y su reino No se equivocó. Murió asesinado por un hombre disfrazado de fraile. Pero hubo, al margen la conspiradora implacable. otra Catalina. Fue aficionada a la nigromancia, a las profecías- -se entrevistó dos veces con Nostradamus- -a la caza, al lujo, a las joyas... Sus celebraciones se hicieron famosas, porque las diseñaban los más grandes artistas. Murió en la cama en 1589. En un último gesto se volvió hacia la pared. Ya no había horizontes. Catalina fue aficionada también a la nigromancia, a las profecías, a la caza, al lujo, a las joyas... La pianista portuguesa Maria Joao Pires gana el I Premio Don Juan de Borbón de la Música ISABEL JIMENO SEGOVIA. La pianista portuguesa Maria Joao Pires fue galardonada ayer con el primer premio Don Juan de Borbón de la Música, convocado por la fundación segoviana del mismo nombre. El jurado, presidido por el compositor polaco Krzysztof Penderecki, premio Príncipe de Asturias de las Artes 2001, destacó los extraordinarios valores musicales en la in- terpretación pianística así como la intensa, generosa y ahondada enseñanza de los jóvenes que lleva a cabo en el Centro para o Estudo das Artes El jurado estuvo integrado por el presidente de la Fundación Don Juan de Borbón, Emilio Hernández; Miguel Muñiz, director general del Teatro Real; Rosa Cullell, directora general del Liceo de Barcelona; y los músicos Antón García Abril, Tomás Mar- co y Amancio Prada. Todos destacaron la valiente apuesta por parte de Segovia para crear un premio específico de la música y la importancia para el prestigio futuro del premio que supone haber contado con candidatos reconocidos a nivel internacional, como la ganadora. El galardón, dotado con 60.000 euros y una copa del siglo XVIII de la Real Fábrica de Cristales de La Granja, será entregado, en principio, el 25 de octubre, festividad de San Frutos, patrón de Segovia. A falta de confirmar la asistencia al acto del Príncipe de Asturias, presidente de honor de la fundación que lleva el nombre de su abuelo, sí está confirmada la asistencia de algún miembro de la Casa Real.