Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 6 2006 Internacional 33 Bush carga contra los matrimonios gays para recuperar el núcleo conservador El presidente defiende su idea de enmendar la Constitución de EE. UU. se enfrenta al malestar y la desconfianza de la derecha evangélica, que percibe como tardíos y poco sinceros los esfuerzos para proteger la familia PEDRO RODRIGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. La espinosa cuestión de los matrimonios gays fue aprovechada ayer por la Casa Blanca para buscar reconectar con su base más conservadora. En lo que podría considerarse como el primer mitin de las elecciones legislativas de noviembre, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, salió a la palestra a favor de una enmienda constitucional que prohíba expresamente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Aunque ni los propios patrocinadores de esta reforma esperan pasar el listón requerido de 67 votos tras el debate esta semana en la Cámara Alta, el mandatario estadounidense ha optado por hacer una simbólica y pública campaña a favor de la enmienda, a pesar de que irónicamente sus esfuerzos estén siendo percibidos como tardíos, limitab La Casa Blanca dos y poco sinceros por parte de grupos conservadores. Un malestar basado en todo el énfasis retórico que Bush puso a esta cuestión en las presidenciales de 2004. Promesas que, según las bases más conservadoras del Partido Republicano, no se han traducido en acciones concretas. Con reproches del tipo maricomplejines que se suman al hecho sabido de que el vicepresidente Dick Cheney, con una hija abiertamente lesbiana, no respalda esta propuesta o las declaraciones el mes pasado de la Primera Dama, Laura Bush, afirmando que el tema de los matrimonios gays no debería ser utilizado como herramienta de campaña Pese a todos estos mensajes cruzados y dificultades internas, el presidente se reunió ayer en Washington con un grupo de clérigos, constitucionalistas y activistas afines para defender lo que él considera la vía más democrática en este debate: una enmienda constitucional. Procedimiento que requiere dos tercios en el Senado y en la Cámara de Representantes, además de su posterior ratificación por tres cuartas partes de las Legislaturas de los cincuenta Estados de la Unión. Una cortina de humo El presidente ha dicho que el matrimonio es la institución más fundamental de la civilización y no se debe permitir que sea redefinida por jueces activistas recalcando que nuestra política debe estar dirigida a fortalecer a las familias, no socavarlas Según Bush cuando los jueces insisten en imponer su voluntad arbitraria al pueblo, la única alternativa es una enmienda a la Constiución: la única ley que un tribunal no puede invalidar A juicio del senador Edward Kennedy, demócrata de Massachusetts cuyo Tribunal Supremo estatal en 2003 legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo, un voto a favor de esta enmienda es pura y simplmente un vo- George W. Bush AFP El mandatario afirmó que nuestra política debe estar dirigida a fortalecer las familias, no socavarlas to a favor de la intolerancia Para Gaby Newson, alcalde de San Francisco que hace dos años empezó a oficiar bodas de homosexuales y lesbianas, la ofensiva de la Casa Blanca es una estrategia previsible: No es más que política. Es halagar y aplacar al núcleo de sus electores, la derecha evangélica En opinión de otros líderes demócratas, esta campaña de la Administración no es más que una cortina de humo para disimular cuestiones muchos más trascendentales como Irak o la reforma inmigratoria.