Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 6 2006 31 Bush carga contra los matrimonios gays en Estados Unidos para recuperar al núcleo duro de los conservadores Falsos policías iraquíes secuestran a medio centenar de personas en una estación de autobuses de Bagdad Ollanta Humala encaja mal la derrota y esgrime su fuerza parlamentaria El candidato de UPP asegura que hará una oposición nacionalista b El teniente coronel retirado obtuvo una mayoría relativa en la Cámara: 45 de los 120 escaños que forman el Congreso unicameral, frente a los 36 del Apra C. DE CARLOS LIMA. El ex teniente coronel de Artillería Ollanta Humala Tasso, de 43 años, promete dar la batalla en el Congreso contra el futuro Gobierno de Alan García. Mal encajada la derrota, que se resistió a reconocer hasta entrada la noche del domingo, el candidato de Unión por el Perú (UPP) entiende que la guerra por el poder no ha terminado. Me siento ganador. En sólo un año hemos conseguido cambiar el mapa político del país, despertar la conciencia del pueblo peruano Somos la primera fuerza parlamentaria y hemos ganado en la mayoría de los departamentos del Perú recordó. Las declaraciones de Humala se ajustan a la realidad de los números. Unión por el Perú (UPP) el partido que fundara Javier Pérez de Cuellar, tiene mayoría relativa en el Congreso. El ex secretario general de la OEA cedió las siglas de su formación a Humala para que éste pudiera presentarse a las elecciones. Con ellas como estandarte consiguió 45 de los 120 escaños que conforman el Congreso unicameral peruano. El Apra de Alan García le sigue con 36, mientras que Unidad Nacional (UN) de Lourdes Flores, la candidata conservadora que quedó en tercera posición en la primera vuelta de las elecciones, obtuvo 17 y, si bien dijo que apoyará a la nueva Administración, destacó su papel de fiscal Con dos escaños menos que ésta se quedó el partido de Alberto Fujimori, mientras que el del presidente Alejandro Toledo (Perú Posible) apenas logró sentar a dos diputados en el hemiciclo, igual que el ex presidente Valentín Paniagua, que ayer anunció que se retira de la política. Con este escenario presente, Humala insistió en su histórica victoria social y política en este proceso electoral EFE Ollanta Humala y su esposa, después de divulgarse las primeras proyecciones EFE El mandatario electo, que ya gobernó entre 1985 y 1990, promete un Plan Marshall contra las desigualdades mo objetivo común con Humala que se tiene que poner fin a la miseria en el Perú, donde más de la mitad de la población vive bajo el umbral de pobreza. La mano tendida que le ofreció al militar ultranacionalista, al que durante la campaña tachó de asesino tuvo pronta respuesta. Sin hacer manualmente el gesto, Ollanta le respondió con un corte de manga y rechazó felicitarle personalmente. Aclamado por miles de seguidores, Alan García no resistió la tentación de dar rienda suelta a su inagotable fuente de calificativos para darle un baño al presidente de Venezuela. No hay derrotados. El único derrotado no tiene documento nacional de identidad peruano. Es el que quiso llevarnos de las narices por la fuerza de su negro dinero, el que quiso extender su dominación y dictadura. La democracia del Perú le ha dicho no. Ha derrotado el esfuerzo de Hugo Chávez de incorporarnos a su estrategia de expansión de su modelo militarista El apoyo de Chávez a Ollanta Humala ha resultado contraproducente y sus ataques personales contra Alan García se transformaron, gracias a la habilidad del presidente electo, en una cuestión de soberanía nacional para el Perú. Venezuela, por el momento, no dará ningún paso ABC CARACAS. A pesar de las amenazas del presidente Hugo Chávez de romper relaciones con el Perú si Alan García ganaba las elecciones, el Gobierno venezolano aseguró ayer que los contactos bilaterales se mantendrán en su estado actual El viceministro de Exteriores para América Latina y el Caribe, Pavel Rondón, aseguró que esas son las instrucciones y criticó además el discurso pronunciado la noche anterior por el nuevo mandatario peruano, quien manifestó que el único derrotado fue Hugo Chávez. Desde Santo Domingo, el canciller venezolano, Alí Rodríguez, señaló que la normalización de las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Perú- -no tienen embajadores- -dependerá de las acciones de Lima. Precisamente ayer, el canciller peruano, Oscar Maúrtua, denunció ante la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Santo Domingo las injerencias inadmisibles de Chávez. cer un nuevo Perú y construir una sociedad sin discriminaciones Sin experiencia política, el último delfín del tiburón Chávez en palabras de García, dejó ver la herida abierta que le produjeron los ataques verbales de su adversario al que, a diferencia del electorado, no piensa conceder perdón de ninguna clase. Sin estrechar la mano Cuando la totalidad de los escrutinios rápidos, con menos de un punto de margen de error posible, daban una victoria indiscutible para el líder del Apra, Humala atacó: He visto que uno de los candidatos ha dado su discurso como si fuera presidente sin los resultados de la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales) ¡Qué soberbia! ¡Hasta para eso hay que tener dignidad! Reconocida minutos después la derrota se negó a estrechar la mano que le había tendido su adversario para recordar que tiene planes propios: Abrir las puertas a un mega proyecto que debe aglutinar a todas fuerzas sociales, distritales, provinciales, regionales... En ese contexto rescató lo que ha sido su bandera de campaña, atizada con viento adverso por Hugo Chávez: La antorcha del nacionalismo permitirá que no haya ciudadanos de primera, de segunda y de tercera categoría, que no haya excluidos De momento, el teniente coronel de Artillería está herido en su orgullo, más por las ofensas personales que por la derrota confiesa el hombre que siempre está dos pasos detrás. Un frente popular Como primera medida post- electoral Humala Tasso, aprendiz de golpes de Estado fracasados, guardó definitivamente en el armario el uniforme verde oliva y se enfundó en el traje de civil que luce un jefe de la oposición. Llamó a la formación de un frente popular donde tengan cabida sindicatos, movimientos sociales y todos los sectores que rechacen el neoliberalismo. Hoy empieza la gran transformación de nuestro país. Es posible ha-