Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Nacional EL SUMARIO DEL INCENDIO DE GUADALAJARA MARTES 6 6 2006 ABC El jefe del retén en el que fallecieron 11 personas recibió instrucciones antes de atacar el fuego Lo que tú hagas está bien hecho le dijo el coordinador que le encomendó la extinción b El capataz de otro retén afirma que el coordinador tuvo que ordenar a Almansilla entrar en el incendio, según consta en el sumario, al que ha tenido acceso ABC FERNANDO ROJO MADRID. Saber qué o quién llevó a Pedro Almansilla a tomar la fatal decisión de adentrarse en el fuego junto a los diez miembros del retén de Cogolludo es quizá la principal incógnita que trata de resolver la juez que instruye la causa por las once muertes del incendio de Guadalajara. El abogado de la mayoría de las víctimas ha intentado imputar por ello a Antonio Solís, el jefe de Coordinación Provincial ese fatídico 17 de julio y una de las últimas personas con las que habló Almansilla antes de la tragedia. Según las declaraciones que constan en el sumario, al que ha tenido acceso ABC, Solís reconoce que dio instrucciones a Almansilla antes de que éste decidiera atacar el incendio. Pero el ex jefe del Servicio del Medio Natural de la Delegación de Medio Ambiente de Guadalajara matiza que lo que él le ordenó es que movilizara un fuerte contingente de medios para que se concentrasen en la plaza de Santa María del Espino y aguardaran la llegada de refuerzos. Le mandé a un casco urbano que estaba muy alejado del incendio, no al incendio señala. EFE Barreda regresa once meses después a la zona cero del incendio Casi once meses después de la tragedia, el presidente de la Junta de Castilla- La Mancha regresó ayer a la zona para supervisar la saca de las casi 13.000 hectáreas de árboles quemados. La visita volvió a estar rodeada por la polémica, pues algunos alcaldes aseguran que no se les avisó, y por ello el PP acusó a Barreda de seguir con su estrategia cobarde y clandestina A pesar de que la Junta dice que se están cumpliendo los plazos, la Asociación de Riba de Saelices denunció que apenas se ha extraído un 10 por ciento de la madera. Momentos después ¿Por qué si lo pactado era esperar en el pueblo Almansilla hizo justo lo contrario? Solís considera que el técnico de extinción tiene potestad para cambiar la estrategia y que si lo hizo pudo ser por la presión de los habitantes de Santa María del Espino. Sin embargo, el único superviviente de aquel suceso, el conductor del camión motobomba de Arcos de Jalón, Jesús Abad, no cita esa presión de la gente durante la declaración que se le tomó en el hospital tres días después de la tragedia. Según su versión, momentos después de llegar a la plaza de Santa María del Espino tomaron el camino hacia la zona donde se produjo la catástrofe. En el sumario consta que Almansilla llegó al pueblo alrededor de las cinco de la tarde y la tragedia sobrevino a cinco kilómetros de distancia apenas media hora después. Por lo tanto, tuvo que tratarse en todo caso de un cambio de opinión repentino. A pesar de que aquel día era el máximo responsable del operativo puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente de Castilla- La Mancha y de que él fue quien ordenó a Almansilla hacerse cargo de la extinción por su experiencia de más de 30 años Solís no se hace ahora responsable de las decisiones de Pedro Almansilla y no asume el trágico resultado de once muertes porque, según dice, las decisiones en la extinción las dan los técnicos de extinción Él se encontraba en la central de Guadalajara y sería una irresponsabilidad dar esas órdenes a 80 kilómetros de distancia Una cuestión espinosa sobre la cual existen contradicciones entre los testigos es saber si hay relación jerárquica entre el ámbito de la coordinación, al que pertenecía Solís, y el ámbito de la extinción, al que pertenecía Pedro Almansilla. Según el ex jefe del Servicio del Medio Natural, dicha relación jerárquica no existe, a pesar de que reconoce que dio órdenes e instrucciones al fallecido. Una teoría que contrasta con la de Vicente Peinado- -como Almansilla, agente medioambiental- según el cual los técnicos obedecen las órdenes de sus superiores y por encima de todos está el técnico de coordinación provincial por lo que a su parecer es Solís el que tuvo que darle la orden a Pedro Almansilla Tanto si Almansilla obedeció como si no lo hizo las órdenes e instrucciones que le dio Solís, sorprende la frase que el jefe de Coordinación reconoce que pudo decirle en un momento de su conversación con el técnico de extinción: Lo que tú hagas está bien hecho Aunque de dichas palabras podría desprenderse algún tipo de desacuerdo entre ambos, Solís las encuadra dentro de la confianza que tenía en que Pedro Almansilla cumpliría las órdenes que le había dado Echa la culpa a la presión de la gente que niegan los vecinos En su intento por eludir cualquier responsabilidad sobre lo sucedido, el entonces jefe de Coordinación, Antonio Solís, no tiene inconveniente en descargarla sobre Pedro Almansilla, fallecido en el incendio, ni tampoco sobre los vecinos del pueblo de Santa María del Espino, desde donde partió el infortunado retén poco después de las cinco de la tarde del 17 de julio. Hubo una presión fuerte por parte de los ciudadanos de los cascos urbanos afectados hacia los técnicos de extinción constata Solís, quien no descarta que la decisión de Pedro Almansilla de ir donde fue tuviera algo que ver con esta presión de la gente Sin embargo, algunos de los habitantes del pueblo que han declarado ante la juez de Sigüenza, no sólo han negado que existiera dicha presión sino que dicen haber advertido a los miembros del retén del riesgo que iban a correr. Según consta en el sumario que investiga las circunstancias que rodearon las once muertes, Félix Sobrino avisó de que el camino por el que entraron no tenía salida mientras que otro vecino, Luis Fernando Cañada, manifiesta que les pidió que esperasen, pues el viento era muy fuerte y soplaba en contra