Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA MARTES 6 6 2006 ABC GIRO HISTÓRICO DEL SOCIALISMO no siempre espera que los grandes cambios como el que acaba de protagonizar el PSOE en los últimos días vengan revelados con mucha solemnidad, adornos y trompetería y no de forma disimulada y huidiza. Pero debe de ser por su naturaleza dudosamente presentable que Zapatero prefirió hacer público el giro histórico de su partido a través de Patxi López. Y ha seguido parapetándose detrás de él toda la semana para justificar su decisión. Quizá porque hasta un temerario como él sienta cierto vértigo ante el nuevo camino en el que acaba de colocar a su partido. El martes Zapatero asumió por primera vez para el PSOE del periodo EDURNE democrático la clara URIARTE aceptación de la negociación política con el terrorismo. Es el único e indiscutible significado de la reunión con Batasuna: la aprobación de la negociación política reclamada por ETA precisamente en esos términos, en la mesa con Batasuna. Y la apariencia de ligero e inocuo movimiento táctico con la que el PSOE quiere suavizarla de cara a la opinión pública no debe velar su enorme trascendencia. Para el PSOE y para la historia de las relaciones entre el terrorismo y la democracia española. Vuelve a conferir naturaleza de lucha armada al terrorismo y lo coloca en la más favorable de las posiciones para culminar su historial criminal con la conquista de la legitimidad que siempre se le negó. Es cierto que la izquierda tardó algunos años en superar las dudas del postfranquismo sobre la legitimidad originaria de ETA. Pero esas dudas afectaron a todos, también a la derecha. Y lo significativo es que para unos y para otros el final de la Transición marcó la clara delimitación de la frontera entre las nuevas instituciones democráticas y ETA. La lucha armada pasaba a ser definitivamente terrorismo y la negociación política, la antítesis del estado de derecho. Quedaron fuera de ese consenso los nacionalistas y la extrema izquierda, aunque por motivos distintos. Unos y otros defendieron siempre la negociación política con ETA, los primeros porque consideraban y consideran que las reivindicaciones etarras son legítimas aunque no lo sean sus métodos, y la extrema izquierda, por lo mismo y por su viejo concepto de la resistencia frente al estado. Pero el socialismo que hoy se alineará en el Congreso ya definitivamente con esos dos grupos estuvo hasta ahora en el otro, el mismo en el que está el PP. Por eso la foto de los asesinados y perseguidos por ETA es la que es. Políticamente, su composición es nítida y explica las posiciones de la España democrática frente a ETA. Esa formada por los socialistas y por la derecha, por aquellos que ETA siempre consideró sus enemigos. Ahora uno de ellos se ha proclamado interlocutor. Dicen que por pragmatismo, pero un pragmatismo tan arriesgado y peligroso desde el punto de vista ético y democrático que sólo puedo entenderlo bajo el prisma de la peculiar naturaleza política y personal del líder actual del socialismo. U UGT, dispuesta a firmar ya con LAB un manifiesto de apoyo al proceso para la resolución del conflicto El nuevo gesto con los proetarras sucederá al encuentro de López con Otegi b Usabiaga presiona para que UGT de Navarra se incorpore al documento, que pide que la negociación normalice la vida política y sindical MANUEL ERICE MADRID. El encuentro que mantendrá en breve Patxi López con Otegi, una vez Zapatero haya recibido el respaldo del Congreso para abrir el diálogo con ETA- -previsiblemente, la penúltima semana de junio- no será el último gesto del socialismo vasco con los proetarras. En un camino de acercamiento que en medios socialistas se considera irreversible y que la polémica cita de PSE y Batasuna ha terminado por allanar, la dirección de UGT- Euskadi, que lidera Dámaso Casado, ha asumido ya la próxima firma de un documento conjunto con el sindicato LAB, que se pretende hacer extensible a ELA- STV- -próximo al PNV- -y a CC. OO. y en el que se hará expresa mención a la necesidad del diálogo para resolver el conflicto político que sufre Euskal Herria Además del giro que supone que el sindicato abrace las tesis abertzales la firma respaldará de manera inédita a una organización que pese a no haber sido ilegalizada- -sí investigada- está dirigida por uno de los principales interlocutores de ETA Batasuna, Rafael Díez Usabiaga, habitual transmisor de mensajes de la banda al mundo batasuno. Aunque las fuentes sindicales Casado (UGT) y Díez Usabiaga (LAB) durante su cita de febrero consultadas advierten que aún existen flecos por cerrar, el intercambio de borradores que han mantenido ambas direcciones desde que el 8 de febrero se sentaran por primera vez en torno a la misma mesa- -en una reunión calificada de histórica por ambas partes- ha facilitado un documento altamente consensuado en sus principales puntos L. A. GÓMEZ Normalizar la vida sindical Según ha podido saber ABC, el texto, además de asumir la existencia del llamado conflicto vasco- -algo que ya hizo el PSE en su último congreso- apuntará a la necesi- Los letrados de Ekin piden la nulidad de actuaciones tras la decisión de dejar libre a Otegi N. VILLANUEVA MADRID. Después de varios meses sin solicitar la nulidad de actuaciones en el juicio que se sigue en la Casa de Campo contra los presuntos frentes político, institucional y mediático de ETA, los abogados de los 54 procesados en este macroproceso presentaron ayer un incidente de abstención, y subsidiario de recusación contra el tribunal por falta de imparcialidad. Las defensas consideran que el tribunal no tenía que haber admitido la incorporación al sumario, a petición del fiscal Enrique Moli- na, de varios documentos contables del administrador judicial de la empresa Orain (editora de Egin) El recurso de los letrados fue rechazado ad limine (tal y como había pedido la Fiscalía) por el tribunal, que aseguró que una cuestión es una diferencia de criterio y otra, muy distinta, la falta de imparcialidad. Esta decisión motivó la posterior solicitud de nulidad de actuaciones, que se produce cuatro días después de la decisión del juez Grande- Marlaska de dejar en libertad a ocho dirigentes de la mesa nacional de Batasuna dad de normalizar también la vida sindical del País Vasco, a partir de la asunción de principios democráticos para un escenario de paz y que aporte soluciones políticas Según las mismas fuentes, si la firma del documento no se ha hecho efectiva antes no ha sido tanto por diferencias sustanciales de fondo, sino más bien por la presión de Díez Usabiaga para que UGT de Navarra se incorpore al documento y lo suscriba, lo que supondría para los proetarras un paso más hacia la implicación de la Comunidad Foral en el llamado proceso de paz considerado esencial en la estrategia de ETA Batasuna desde la declaración del alto el fuego permanente Ello prueba que en el fondo se trata de politizar el papel de los sindicatos según interpretan conocedores de la actualidad vasca, y no de promover la unidad sindical, como pregona la dirección vasca de UGT para intentar convencer a sus correligionarios de la necesidad de sumarse al documento Precisamente, el editorial del último número de la revista oficial de UGT Euskadi, titulado Sindicalismo en libertad valora positivamente la tregua decretada por ETA y aboga por recomponer la unidad sindical (incluida LAB) y por explorar las aportaciones sindicales para recuperar la normalidad y buscar la paz El rechazo inicial expresado por UGT de Navarra coincide con una crisis en su dirección, a la que ha renunciado el secretario general, Juan Antonio Cabrero, aunque, al parecer, por cuestiones no relacionadas con el polémico proceso