Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 6 6 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. EL MAYOR ENIGMA MATEMÁTICO OS mayores enigmas matemáticos son en la actualidad siete. Y son tan difíciles de resolver que el mecenas norteamericano Landon Clay, fundador del Instituto de Matemáticas que lleva su nombre en Cambridge, Massachussets, ha ofrecido un millón de dólares por la solución de cada uno de ellos. Un trabajo publicado en la edición de junio de la revista Asian Journal of Mathematics reveLUIS IGNACIO la que dos maPARADA temáticos chinos han resuelto la Conjetura de Poincaré uno de los llamados Siete problemas del Milenio. La conjetura, que no tiene la entidad de un teorema, parece una minucia. Pero su solución sería un hallazgo científico de la máxima entidad. Fue enunciada en 1904 por el matemático francés Henri Poincaré, pionero de la topología geométrica. Y viene a decir que en un mundo de tres dimensiones, la esfera es una variedad de dimensión dos (cada trozo pequeño de un balón de fútbol es un pequeño trozo de plano ligeramente deformado) y que sólo hay una variedad de dimensión 2, cerrada y simplemente conexa, que es la esfera a la que si ponemos una goma elástica alrededor podríamos reducir a un punto. Se supone que eso no ocurre con ninguna otra curva, entre otras un donut, cuyo nombre geométrico es toro; con el tejado parabólico o hiperbólico de un auditorio moderno; con una silla de montar, que sería un paraboloide hiperbólico. Lo que no se sabía es si ocurría lo mismo con una esfera o cualquier otra curva de dimensión tres en un espacio de dimensión cuatro, con una de cuatro en un espacio de cinco, y así sucesivamente. Los mayores enigmas matemáticos siguen siendo saber cómo llegan a fin de mes los mileuristas y cuánto pagamos a los bancos por tener una cuenta corriente por la que cobramos intereses. Pero esa aparente tontería que es la solución a la conjetura de Pointcaré resuelve inmensos problemas relacionados con la Física de partículas, el ADN, la reconstrucción de fragmentos de huellas dactilares y las posibles formas geométricas del Universo. L Seguridad en las calles El miércoles, el ex ministro José Bono dijo en el programa de TVE- 1 El loco de la colina que el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, conseguía lo que a la gente realmente le importa, como son los salarios y la seguridad ciudadana... ¿Lo decía en serio? El viernes, circulando con mi coche, un motorista me rompió de un golpetazo la ventanilla del copiloto y se llevó limpiamente el bolso, con llaves, documentación, dinero, etcétera. La misma semana, mi hija fue objeto de dos robos. Todo el mundo está asustado con secuestros express y robos en casas. Se ve que el ex ministro Bono y sus familiares siguen con escolta, y de esa manera confían en nuestra seguridad ciudadana. Yo, mientras, sigo dando de baja tarjetas, cambiando llaves y llevando el coche a arreglar. M Teresa Bravo Madrid Paz contra la ciudadanía Nuestro Gobierno se plantea aprobar la legalización de Batasuna, partido ilegalizado por su demostrada relación con actividades terroristas de ETA, con la promesa de lograr de una vez por todas el cese de la violencia. Nos lo pintan como un paso indispensable para conseguirlo, pero ¿a qué precio? ¿Nos va a dar esa paz y seguridad que el pueblo español anhela la relativización de todas sus leyes para contentar a un grupo criminal que pretende conseguir sus fines mediante el chantaje y la violencia? Yo no creo en una paz pactada en función de las exigencias de ciertos individuos que necesitan vías paralelas y poco claras para participar en democracia; no creo en una paz obtenida al legalizar lo objetivamente ilegal (como es la cooperación con banda armada) subordinando el bien común a los intereses de los independentistas que utilizan la muerte y la extorsión como moneda de cambio. Mirar hacia delante nuevos caminos y mantener la esperanza son frases que llenarían de optimismo a todos los ciudadanos si no fueran dichas como subterfugio de la cesión de derechos y libertades de todos los españoles (todos somos víctimas del terrorismo, puesto que nuestra libertad y nuestra seguridad se ven comprometidas a las exigencias terroristas) banalizando el valor de la Justicia y del Derecho, pero, sobre todo, ignorando a los que han sufrido en carne propia la violencia del terrorismo, cuya memoria y dignidad queda relegada a un segundo plano con la admisión en la sociedad democrática de Batasuna con un borrón y cuenta nueva como pretende el Gobierno. Es la hora de los ciudadanos; nos toca decir ahora, otra vez, que queremos paz, claro que sí, pero no una paz condicionada, sino una paz democrática, de todos, dentro de la realidad, llamando a las cosas por su nombre y sin atajos que impliquen claudicar a las imposiciones del miedo y la violencia. Es un camino más costoso, pero con un soporte más firme: la libertad, la justicia, la dignidad, la democracia. Begoña Cal. Murcia El Papa en Auschwitz Del reciente viaje de Benedicto XVI a Polonia se han contado cosas bonitas, pero creo que se ha omitido una muy importante. Si el Papa hubiese hablado en alemán, muchos polacos le habrían entendido, porque ese idioma se pretendió enseñar y aún imponer durante la ocupación nazi. Él, no obstante, renunció al uso de su lengua materna (la que empleaba en sus reuniones de trabajo con Juan Pablo II) y utilizó el italiano, a pesar de que necesitaba traductores, para no evocar recuerdos dolorosos. Además, en su visita humilde y penitente a Auschwitz, antepuso con nitidez el catolicismo que nos une a la propia identidad nacional que, mal utilizada, puede separar. Moisés Clemente Rodríguez Bilbao vivir dignamente el proceso de su muerte Una simple lectura del artículo nos hace ver que, bajo la palabra muerte digna se puede esconder cualquier cosa: eutanasia, suicidio asistido u homicidio, omisión del deber de auxilio, etcétera. El mencionado artículo contraviene lo dispuesto en el artículo 10 de nuestra Constitución: Todos tienen derecho a la vida En cualquier caso, cabe preguntarse quién establecerá, en cada situación concreta, el alcance y contenido de esa dignidad que se menciona. Usar, como se hace, el argumento de la compasión es muy peligroso, pues son millones de personas a las que atañe (incluidos bebés con malformaciones) cuya vida puede percibirse como una carga o como no digna Las situaciones dramáticas a las que se enfrentan muchas personas inducen a la compasión pero una sociedad que admite la legalización del suicidio inducido (esto es la eutanasia) es una sociedad que camina hacia su propia autodestrucción. Regulaciones parecidas en países comunitarios han dado lugar a auténticas catástrofes contra la vida. Así, en Holanda, las encuestas de la Fiscalía General revelaron en su momento que un 40 por ciento de los casos la eutanasia se aplicaba a pacientes incapaces, y en un 1 por ciento a pacientes capaces sin consultarles, seguramente por un mal concepto de lo que es la muerte digna. Los andaluces no nos merecemos este tipo de artículos. Jesús García González Sevilla Como tú, ninguna Rocío, la más grande, la mejor, la más completa... la número uno, aunque sin duda hubo otras que también fueron número uno. Número uno en lo suyo: la copla, la canción española, la tonadilla o como se quiera o se deba nombrar. Pero Rocío no sólo fue la número uno en todo lo que fueron las otras, sino también en el pasodoble, la canción ligera, el cante hondo, las sevillanas, las rancheras, el bolero, el gospel... y, como dice el maestro Antonio Burgos, pobre de María Callas si a Rocío le hubiera dado por cantar ópera En el año 1965, el gran poeta sevillano Antonio Rodríguez Buzón puso el tristemente desaparecido teatro San Fernando en un desbordante delirio recitando, dentro del mejor y único pregón de la Semana Santa Sevillana, un poema dedicado a la Esperanza bajo el título Como tú ninguna Pues eso, y salvando las distancias entre la Reina del Cielo y la reina de la copla. Como tú, ninguna Rafael Luis Díaz Madrid Con este artículo comercializan El proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía andaluz, dentro del Capítulo II, Derechos y Deberes en el artículo 20, Muerte digna establece: Se garantiza a todas las personas el derecho a