Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 6 6 2006 Opinión 5 UNA RAYA EN EL AGUA VAYA SI PASARON F LO QUE ESTÁ OUT O IN L A sensación de verano reequilibra cada año lo in y lo out en preparación del apurar hasta el fondo las vacaciones y sus placeres. Todo es muy ecléctico, hasta el punto de que ni tan siquiera hay canción de verano. Entre lo completamente out tenemos la discriminación positiva, el Estatut, las apariciones de Zaplana en televisión, las políticas sociales, el Tratado Constitucional europeo, los tejanos planchados, los tejanos raspados, el catolicismo sacristanesco, la dimensión de José Blanco, la Alianza de Civilizaciones, la opinión exhortativa, el efecto invernadero, TVE, los comentaristas castizos, leer prensa francesa, chatear con soldados en misión de paz, los Balcanes, el anticlericalismo, decir que la inmigración se evita invirtiendo en Marruecos, las mechas, ir bronceados antes de tiempo, el universo de Almodóvar, presumir de las paellas que uno hace, las camisetas del Mundial, el Mundial, la gran novela americana, VALENTÍ Antonio Tabucchi, el after shave inPUIG tenso, Hammas, las sardinas en el chiringuito, las pizzas a domicilio, el victimismo, leer novelas ahistóricas, los políticos sin sentido de la Historia, babear cuando habla Hugo Chávez, consultar Gara dejarse la perilla, suponer que los viejos rockeros nunca mueren. Están in el programa Cámara Café Lucía Figar, las centrales nucleares, el catolicismo chestertoniano, fumar Partagás del cuatro, los libros del Papa Ratzinger, las boleras, el traje de baño maillot la coca mallorquina de verduras, el antirelativismo, el champán Pol Roger, las alcaparras, viajar en tren, el elitismo, las piscinas de agua salada, apostar en las carreras de caballos, los higos chumbos, el look Audrey Hepburn, el sofrito meloso, las cartas de lord Chesterfield a su hijo, conocer a alguien que es primo segundo de un confidente de Rubalcaba, los pendientes sobrios, decir que la política española podría ser más discreta, sospechar que la filosofía sólo es para filósofos, regresar al meyba clásico, asumir que las novelas de hoy aburren, disculparse de todos los conciertos de verano, acarrear la biografía de Mao, volver a los discos de Paul Anka, tratar de usted a los camareros, apercibirse de la noche de San Lorenzo, encargarle The Wall Street Journal al quiosquero. Más cosas out ir a Cancún, la deconstrucción culinaria, el aeropuerto de Barcelona, la diplomacia improvisada, mirar telediarios, el estado de la Nación, el cine porno de madrugada, las bermudas, el ceño de Rafael Simancas, el café tibio en los desayunos de trabajo, comprender al hijo ecologista, creerse que en Ibiza se liga, la filatelia, las novelas de Dan Brown, cualquier referéndum, llevar la bandera de la Unión Europea en el velero, las gafas aerodinámicas, el golf a precios populares, llevar la camisa desabrochada hasta el ombligo, ser más neocon que los neoconservadores, el adulterio de fin de semana, casarse con velo en el juzgado, hojaldrarlo todo, el cruzado mágico, leer el Corán para entender lo que quiere Bin Laden, las sandalias de goma, la sangría, empecinarse en el feminismo de ayer, tomarse la tensión en un balneario, jugar al dominó con un ex ministro, criticar el veraneo de Zapatero con salsa rosa, rascarse la entrepierna en la cubierta del yate, fardar de amigo pinchadiscos, ponerle chocolate blanco al salmorejo, ir a misa en chándal, llevarse a la playa un mamotreto de José Luís Sampedro, tener una novia que aguantó dos semanas en un concurso televisivo. Otras cosas in el point system para control de la inmigración, decir que Sarkozy es un aventurero, los manteles a cuadros rojos y blancos, la cerveza helada, releer a Baroja, leer la biografía de Baroja escrita por Sánchez Ostiz, Dean Martin, el pasodoble, las viejas películas de Walt Disney, las clases de corte y confección, el té frío, la langosta a la plancha, acordarse del zulo de Sadam Husein, tener por amigo un empresario chino, ser de la clase media de siempre, el amor platónico, la tónica con vodka, leer cuentos de terror a los niños, veranear en casa. vpuig abc. es UE hace cinco años, en la campaña electoral vasca de 2001. En el famoso mitin de Baracaldo, donde Felipe- -ay, la memoria... -torpedeó la alianza de Nico Redondo Terreros con Mayor Oreja diciendo aquello de mis amigos nacionalistas enun inesperado ajuste retroactivo de cuentas con Nicolás padre; aún recuerdo la mirada de metal del viejo sindicalista de Portugalete clavada en el vacío mientras hablaba el ex presidente. Minutos antes salió al escenario un joven dirigente del PSE que leyó de manera vibrante el poema de Paul Eluard sobre la libertad- En las páginas no escritas, en la piedra y en la sangre... escribo tu nombre... -y levantó el puño juntoauna vehementepasionaria llamada Isabel Celáa gritando a voz en cuello un firme No pasaIGNACIO rán Se referían a ETA y CAMACHO al PNV, a los firmantes delpacto de Lizarra, a Batasuna, a losterroristas de la kale borroka a los asesinos de Fernando Buesa, cuya sangre aún manchaba el pavimento de un parque de Vitoria. Aquel joven que galvanizaba a grito pelado al socialismo de la orilla izquierda en un llamamiento a la unidad de los constitucionalistas se llamaba Patxi López. Pero pasaron. El PNV ganó las elecciones por unos 25.000 votos y Zapatero, que ya mandaba en el PSOE, hizo caso a los que le pedían la cabeza de Nicolás Redondo. Para sustituirlo eligió al propio Patxi López, que se olvidó de sus proclamas y procedió a una liquidación pausada pero efectiva de los defensores del frente constitucional. Unpar de años después, según se haconocido ahora, López y sus hombres de confianza comenzaron el diálogo secreto con una Batasuna ilegalizada por el Supremo a la luz de la ley de Partidos Políticos. Zapatero lo sabía y lo autorizaba; a esas alturas ya había alumbrado las líneas del llamado proceso de paz y había designado a López, junto a Jesús Eguiguren y a algún otro dirigente de perfil menos conocido, para sondear al brazo político de ETA. El pasado domingo, Zapatero definió en público a Patxi López como un valiente y respaldó de nuevo la iniciativa de reunirse, esta vez a plena luz, con los representantes de una Batasuna que sigue siendo formalmente ilegal, aunque los designios de La Moncloa han convertido a Otegi y sus compañeros en los hombres de moda, los interlocutores del proceso las piezas claves de la situación. De los otros protagonistas de aquel mitin de Baracaldo- -la misma localidad en que el presidente anunció hace dos semanas las negociaciones con ETA- Redondo Terreros ejerce hoy como abogado por libre en medio de una cacería nacionalista contra sus actividades privadas, y González menea la cabeza con desaprobación ante el panorama mientras recuerda que en los años ochenta se descubrió un plan etarra para asesinarle. Y los que no iban a pasar pasaron, vaya si pasaron. Y se van a sentar muy campantes en el salón de Patxi López, que los invitará a ponerse cómodos y sentirse en confianza. A ver cómo se explica a sí mismo, cuando se mire al espejo, que ésa no es la escena de una clamorosa derrota.