Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional LUCHA CONTRA LA INMIGRACIÓN IRREGULAR LUNES 5 6 2006 ABC Rescatan una patera a la deriva al sur de Almería con ocho supervivientes y un cadáver a bordo Miles de inmigrantes han perecido en alta mar en 2006, según distintas organizaciones b Sólo una barquilla ha alcanzado las costas españolas este fin de semana, uno de los más tranquilos que se recuerdan desde principios de este año ABC E. CALVO ALMERÍA LAS PALMAS. Este fin de semana se ha dejado notar por fin una relativa calma, después de que en los cinco días anteriores alcanzasen las costas canarias cerca de 1.500 inmigrantes subsaharianos. Sin embargo, el parón en la llegada de barquillas no ha sido absoluto. Un mercante de bandera alemana, el Seadevil, daba ayer la voz de alarma al localizar una embarcación neumática a la deriva con nueve inmigrantes a bordo- -uno de ellos muerto- a unas 23 millas al este- sureste del Cabo de Gata en Almería. A las once de la mañana ocho de ellos volvían a la vida tras ser rescatados de una muerte casi segura. El mal estado en que se encontraba la embarcación animó a los tripulantes del barco germano a improvisar un rescate mientras llegaban al lugar el helicóptero y las embarcaciones de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil. Posteriormente el buque Seadevil comunicó que había conseguido subir a bordo a 8 personas en un estado débil y añadieron que habían perdido de vista el cadáver, que se ahogó en el mar, informa Ep. Es una víctima más de la inmigración ilegal que trata alcanzar tierras españolas desde África. Las organizaciones no gubernamentales cifran en miles las vidas que se han perdido en el Océano durante la travesía. Hace tan sólo tres meses el buque hospital Esperanza del Mar desembarcaba en el puerto de la capital grancanaria con una muestra de ello. Dieciséis cuerpos que quedaron inertes en su búsqueda de mejores oportunidades. El de ayer, en Almería, es otro más. Cuando llegan están desvencijadas No todas las embarcaciones tienen las mismas características. Su estado cuando las interceptan en alta mar depende de su tamaño, del material de construcción, o de las condiciones del mar durante la navegación. Muchas pateras cuando llegan están desvencijadas explican fuentes de Salvamento Marítimo y de la Guardia Civil. Esta misma semana alcanzaba las costas grancanarias una embarcación con unos 68 subsaharianos a bordo que hacía aguas literalmente De no ser por la rápida intervención de Salvamento Marítimo tampoco lo habrían contado. Un minuto después de subir a los inmigrantes en la Salvamar, relataban testigos del operativo, la patera se hundía ante sus ojos. Como ellos, los ocho inmigrantes que llegaron ayer a Almería han conseguido su primer objetivo, arribar a España. Familias enteras de africanos, unidas de nuevo tras el largo viaje en cayuco Familia extensa En suajili, udjiama Este es el nombre del centro grancanario donde las cinco mujeres inmigrantes que llegaron este martes a Fuerteventura pasan los días con sus hijos, tres niñas y dos niños, a la espera de conocer cuál será su próximo destino. El viernes fueron trasladadas a Gran Canaria por falta de espacio en las instalaciones de la organización humanitaria en Fuerteventura. No llegaron solas; les acompañaban sus inseparables pequeños, el menor de todos no alcanza los cuatro meses. Dos de ellas, además, han conseguido el reagrupamiento familiar que solicitaron. Sus parejas, dos hombres jóvenes, habían hecho también el viaje hasta Canarias, y se encontraban hasta el momento del traslado a Gran Canaria en el centro de El Matorral, en Fuerteventura. Están todos bien aseguraba a este periódico una de las personas que se encargan del cuidado de Udjiama. Al pediatra Pocas horas después de su llegada al archipiélago, los pequeños tuvieron que someterse a la revisión del pediatra para determinar las causas de las altas fiebres que padecían, posiblemente provocadas por las condiciones que rodean el viaje en patera, valoran fuentes médicas consultadas. Son muy pequeños, el mayor tiene sólo dos años, pero se recuperan rápidamente