Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL REFERÉNDUM SOBRE EL ESTATUTO CATALÁN LUNES 5 6 2006 ABC El arranque de la campaña no parece augurar nada bueno para los partidarios del sí Y es que este plebiscito no es como los demás. Para empezar, no existe una línea divisoria clara entre el sí y el no Frentismos BARCELONA. Aunque sólo llevamos tres días de campaña, todo indica que la indiferencia se impone. La asistencia a los actos convocados por las diversas Por fuerzas políticas, ya de Xavier por sí escasa en otras ciPericay tas electorales, resulta en la mayoría de los casos ridícula, como si los partidos ni siquiera alcanzaran a movilizar a su militancia más fiel. El propio presidente del Gobierno, que ayer participó en Lérida en el primero de los tres mítines previstos, lo hizo en un pabellón cuyo aforo oficial no sobrepasa las 300 personas. Por otra parte, los medios de comunicación radicados en Cataluña dedican al referéndum bastante menos espacio, en tiempo y en papel, de lo que suele ser habitual. Y los ciudadanos, en fin, a juzgar por las conversaciones que uno oye aquí y allí, tienen otras preocupaciones antes que el Estatuto. No, el arranque de la campaña no parece augurar nada bueno para los partidarios del sí Y es que este plebiscito no es como los demás. Para empezar, no existe una línea divisoria clara entre el sí y el no A cada lado, los intereses son divergentes, cuando no contrapuestos. Así pues, no puede hablarse propiamente de frentismo. Y luego está la indiferencia, o sea, la abstención, esta bolsa de no votantes que tantos servicios ha prestado al nacionalismo en cuantas elecciones autonómicas se han celebrado hasta la fecha y que, en esta ocasión, puede jugar en su contra. Ayer mismo La Vanguardia publicaba los resultados de una encuesta que parecía especialmente indicada para animar al personal. Según el sondeo, la participación estaría en un 57 por ciento, seis puntos más que a mediados de mayo. Y subiendo. Con todo, y en el supuesto de que estos datos demoscópicos respondan a las intenciones reales de los ciudadanos- -en octubre de 1979, unos días antes del anterior referéndum estatutario, una encuesta encargada por la propia Generalitat provisional preveía una abstención inferior al 35 por ciento y ésta acabó siendo del 40- con todo, digo, tendrá que subir mucho la participación para que el porcentaje de síes sobre el censo total se acerque a los guarismos de 1979: si entonces fue de un 52,5 por ciento, según la encuesta de ayer estaría rozando ahora un 40. Las juventudes de CiU desplegaron ayer la mayor bandera independentista catalana semántico de esta crónica, frente oculto. Como prefieran. Se trata del rechazo al PP, de lo que hizo posible en su día el Pacto del Tinell. Ayer, por ejemplo, el PP estuvo, para mal, en la boca de muchos de los oradores que intervinieron en los distintos actos programados. Lo mentó Duran i Lleida en la Costa Brava, para reprocharle el no haberse ocupado jamás de la familia. También aludió a él Carod Rovira en Tarragona, al echar en cara a Convergencia que hubiera pactado en su día con el diablo. Y lo mencionó, claro está, el propio Rodríguez Zapatero en Lérida. En la línea del lema de campaña de su partido. Tras afirmar que Rajoy, el viernes, había pedido el no en el referéndum para castigar al Gobierno, el presidente de este mismo gobierno construyó el siguiente razonamiento: Para el PP, el no sirve para todo, con lo cual el no sólo sirve al PP ABC Una guía para entrar y salir de Cataluña La campaña no terminará el 16- J Cualquier estudiante de los de antes sería capaz de apreciar la falacia. Incluso no pocos de los que deben ir por el mundo con la LOGSE a cuestas. Da igual. Estamos en campaña y todo sirve. Y lo peor es que la campaña no parece que vaya a terminar el 16 de junio. DICCIONARIO PERSA DE CATALUÑA MIQUEL PORTA PERALES Maragall, Pasqual. Si Aristóteles levantara la cabeza lo pondría como ejemplo paradigmático de incumplimiento del principio de no contradicción. De Pasqual Maragall son muy celebradas las maragalladas Una maragallada en palabras del propio Maragall, es una decisión inesperada para todos aquellos que no son Pasqual Maragall Usted es franquista o de extrema derecha. En Cataluña, expresiones con las que se hace callar al adversario político o ideológico. No entiendo por qué no hay nadie que se atreva a hacer callar al adversario político o ideológico diciéndole: ¿Usted es comunista o de extrema izquierda? Frente oculto Ni los clásicos frentismos, pues, ni una abstención favorable a los anhelos de los promotores de la consulta. Aunque sí existe una semejanza con respecto a otras citas con las urnas. Podríamos denominarla transversalidad. O nacionalismo. O, para no salirnos del campo