Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 6 2006 Deportes 85 TENIS ROLAND GARROS Rafa Nadal se regala un maratón para celebrar su cumpleaños Necesitó casi cinco horas para doblegar en cuatro sets a Mathieu DOMINGO PÉREZ. ENVIADO ESPECIAL PARÍS. No hay nada en el mundo que le guste más a Rafa Nadal que jugar al tenis. Partiendo de esta desbordante afición podría alguien pensar que el mallorquín aprovechó que ayer era su vigésimo cumpleaños para regalarse a sí mismo una sobredosis de tenis. Sería una forma benévola e injusta de analizar las casi cinco horas de partido para disputar cuatro sets que estuvieron en pista el español y Paul Henri Mathieu. No fue ningún juego. Supuso una batalla cruenta e intensa. Nadal no tuvo opción a elegir. El choque no se eternizó porque al de Manacor le apeteciera, sino porque enfrente se topó con un luchador intenso, agresivo y audaz. Un Mathieu, que jaleado por un público entregado, exigió al campeón que se entregara al máximo para ganar. Principales resultados Hombres, 3 ronda: Hewitt (Aus. 14) a Hrbaty (Eslova. 22) 7- 6 (5) 6- 2, 6- 2; Benneteau (Fra. a Stepanek (R. Ch. 11) 5- 7, 7- 5, 7- 6 (8) 6- 3; Alberto Martín, a Rochus (Bel. 27) 7- 5, 4- 6, 6- 7 (5) 6- 1, 6- 4; Rubén Ramírez Hidalgo, a David Ferrer (15) 7- 6 (4) 7- 5, 6- 4; Rafael Nadal (2) a Mathieu (Fra. 29) 5- 7, 6- 4, 6- 4, 6- 4; Djokovic (Ser. a Haas (Ale. 23) 7- 5, 6- 1, 7- 6 (4) Mujeres, 3 ronda: Myskina (Rus. 10) a Ivanovic (Ser. 19) 6- 2, 6- 3; Henin (Bel. 5) a Garvin (Ita. 6- 4, 6- 0; Hantuchova (Eslova. 15) a Dechy (Fra. 21) 6- 3, 6- 3, 10- 8; Groenefeld (Ale. 13) a Kirilenko (Rus. 20) 6- 2, 7- 6 (2) Dulko (Arg. 32) a Perry (EE. UU. 6- 1, 6- 1; Clijsters (Bel. 2) a Anabel Medina, 6- 3, 6- 4; Speer (Isr. 31) a Dementieva (Rus. 31) 6- 4, 7- 5; Hingins (Sui. 12) a Lisjak (Cro. 6- 1, 6- 1. Los españoles hoy Ancic (Cro. 12) -Tommy Robredo (7) impedía respirar. Se sentó, bebió agua y al fin consiguió liberarse de la banana asesina entre los silbidos de un público que le acusaba de hacer cuento. El choque continuaba apretado. Pero poco a poco se iba imponiendo la seguridad de Nadal. En el cuarto set rompió en el quinto juego (3- 2) Mathieu recuperó enseguida (3- 3) pero fue su último zarpazo. Dos juegos más tarde Nadal se hacía con el 5- 4 (un 15- 40, con una doble falta del francés) y sacaba para firmar su acceso a los octavos. No falló. Sirvió incluso más rápido que en todo el duelo (206) y tras cuatro horas y cincuenta y cuatro minutos ponía el punto final a un gran choque. La lectura del español fue positiva: He dado un salto cualitativo de los primeros días ahora. He hecho un gran partido aseguró. Dicen que los que quieren ser campeones necesitan pasar apuros. Salvar situaciones difíciles y rodarse. Ayer dio Rafa un paso de gigante en este sentido. Importante porque mañana se medirá a Lleyton Hewitt. Le tiene ganas. Quiere recortar el 3- 0 en contra que lleva con él. Festival de breaks Desde el primer juego se vio que aquello no era una broma, sino la guerra. Nadal abrió el partido en su línea, rompiendo. Suele ser determinante. Quiebra nada más comenzar y los rivales se le rinden. Esta vez no. A cada golpe de Nadal, respondía Mathieu con un mazazo. Rafa rompió en el primero y el tercero; el francés en el segundo y el cuarto. En el 4- 4 llevaba cada uno tres breaks El 5- 5 lo aseguró Nadal con un 40- 30 y sacando muy bien. Sirvió a lo largo del partido mejor que nunca el manacorí: seis aces y varias puestas en juego por encima de 200, con un tope de 206 km. h. El 5- 6 lo levantó Mathieu tras un 15- 40. Rafa tuvo no fue capaz de concretar su bolas de ruptura. Desperdició 13 seguidas desde ese 5- 6 del primer set al 3- 2 del segundo. Lo malo es que por el medio extravió también una manga inicial que duró 93 minutos. Nadal sopló dos bengalas en el pastel que le regaló la Federación La incógnita se cifraba en saber cuándo bajaría Mathieu su ritmo. Su agresividad era absoluta. Jugaba muy dentro de la pista. Repartía palos tremendos. Sacaba a Nadal de su zona de control. Y no se rendía. Con aquel break remolón empató Rafa, pero la lucha no decayó. Pugnaba el español además con la presión de un público entregado a la causa del ga- EFE lo y unos jueces de línea a los que obligó a rectificar su decisión hasta en hasta seis ocasiones. Incluso tuvo que superar un momento de susto cuando paró el partido, sirviendo para llevarse la tercera manga con 15- 0. Pidió la presencia urgente del fisio y del médico. Un trozo de plátano ingerido durante el descanso precedente se le quedó enganchado en la tráquea y le Una tarta, una camiseta y mucho descanso El mejor regalo- -aseguró Rafa Nadal- -que me podían haber hecho ha sido ganar Lo dijo antes de recibir el primer presente del día. Lo recibió al concluir la rueda de prensa: una camiseta firmada por todos los enviados especiales españoles- La colgaré en mi cuarto -incluidos tres ilustres como Corretja, Arantxa y Conchita, los tres realizando labores periodísticas. Luego sus familiares y amigos le cantaron el cumpleaños feliz mientras soplaba las velas. Y desde allí, a cenar con los suyos y a descansar que falta le hacía tras la paliza. Dos novatos españoles en octavos de final Beto Martín y Rubén Ramírez aportaron las otras dos alegrías de la jornada al conseguir clasificarse por primera vez en su carrera para los octavos de final del torneo parisino D. P. PARÍS. Además de Rafa Nadal habrá otros dos españoles en la zona baja del cuadro, dos novatos para más señas, dos hombres veteranos que jamás se han visto en otra igual. Un premio para dos humildes y honrados trabajadores de la raqueta que han buscado durante toda su vida un momento de gloria como el que están viviendo en estos momentos en Roland Garros. Beto Martín, 68 del mundo y 25 años, que jamás había pasado de la se- gunda ronda en este torneo y nunca había superado la tercera en un Grand Slam se impuso en cinco laboriosos sets al francés Olivier Rochus. Su próximo escollo no parece muy complicado visto lo que queda en competición. Se enfrentará, en un encuentro inédito, al francés Julien Benneteau, el 95 e la clasificación mundial. Por su parte, en el duelo de alicantinos, Ramírez Hidalgo (79 y 28) que nunca había cruzado la la barrera de la primera ronda en un Grand Slam dio la gran sorpresa del día al batir a David Ferrer (decimoquinto favorito) que lo había vencido en los cinco enfrentamientos que habían disputado anteriormente. En los octavos se medirá o con el cuarto jugador del ranking el croata Ivan Ljubicic o con el argentino Juan Mónaco. El resto de las noticias resultaron negativas. En el cuadro femenino ya no quedan españolas. Anabel Medina fue la última en despedirse. Dijo adiós dignamente frente a la número dos del planeta, Kim Clijsters. Plantó cara a su rival, por momentos la tuteó, pero siempre que se jugaba algún punto clave caía del lado de la belga. Ni siquiera tendrá el tenis femenino español el consuelo del consabido título de dobles de Virginia Ruano y su compañera, la argentina Paola Suárez. Buscaba esta pareja treintañera y ejemplar el quinto título en París. Campeonas en 2001, 2002, 2004 y 2005 fueron ayer eliminadas por dos jóvenes de 19 años y casi sin experiencia, las rusas Anna Chakvetadze y Elena Vesnina (6- 2, 2- 6, 8- 6)