Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 4 6 2006 Economía 81 HENRY PAULSON Secretario del Tesoro de Estados Unidos Cuatro meses ha tardado George Bush en convencer a Henry Paulson para que éste abandonara la presidencia de Goldman Sachs y aceptara el cargo de secretario del Tesoro. Esta semana lo ha conseguido y Paulson ha cambiado un sueldo de 38 millones de dólares por el de un funcionario público Las pymes catalanas piden mano dura a la Generalitat por la marcha de Iberia b Josep González exige una inter- El financiero que quiso ser guarda forestal MIGUEL LARRAÑAGA vención enérgica de las administraciones y lanza una velada amenaza de boicot a la aerolínea porque la gente tiene sus sentimientos J. C. VALERO BARCELONA. Las turbulencias en el espacio aéreo catalán prosiguen desde que la compañía Iberia anunciara el martes el abandono de las operaciones punto a punto desde el aeropuerto barcelonés de El Prat, a excepción del puente aéreo con Madrid, que es su negocio más rentable. Días antes de que el ministro de Industria, Comercio y Turismo, José Montilla, y el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, se entrevisten con el presidente de Iberia, Fernando Conte, el presidente de la patronal catalana de las pequeñas y medianas empresas (Pimec) Josep González, pidió ayer una intervención enérgica del Gobierno de Cataluña para evitar la supresión de vuelos por parte de Iberia en el aeropuerto de El Prat. González lanzó esa petición a las administraciones para que trasladen a Iberia el mensaje de que esto no se puede hacer (abandonar los vuelos) sin presentar argumentos sólidos que justifiquen esta decisión que es difícil de entender En declaraciones a ComRàdio, González señaló que se trata de la primera compañía de vuelos en la segunda ciudad española de importancia, con un crecimiento el año pasado del 18 de visitantes por lo que pidió a Iberia que lleve a cabo medidas paliativas si finalmente opta por eliminar vuelos. González subrayó que el Gobierno tiene que tomar cartas y tendría que intervenir Todos conocemos los privilegios que tiene o ha tenido Iberia, por lo que no puede tener el tratamiento de una compañía privada según indicó. Yo quería ser guarda forestal hasta el mismo día en que entré en la universidad Son palabras de Henry Paulson publicadas por la revista Fortune hace tres años, que demuestran que el nuevo secretario del Tesoro estadounidense puede ser un genio de las finanzas pero, indiscutiblemente, nunca ha tenido un gran acierto a la hora de predecir su propio futuro. Sin embargo, esta romántica vocación de guarda forestal sí puede contribuir mínimamente a explicar la gran incógnita que rodea a su nombramiento: ¿Por qué renuncia un hombre a un sueldo de 38 millones de dólares para ocupar un cargo público infinitamente peor pagado? Ciertamente, Paulson tiene ahora la ocasión, a los 60 años, de cumplir en cierto modo con la vocación de servicio público que preside la labor de un guarda forestal. Desde luego, el servicio público lo va a cumplir en otra escala muy distinta a la que pensó para sí mismo aquel imberbe muchacho que ingresó en la universidad de Dartmouth para estudiar filología inglesa. Pero guardia sí que va a ser. Con más exactitud, su papel va a ser el de guardián de las finanzas de la nación más poderosa del mundo. A cambio de un sueldo anual que no llega ni al de un mes en su empleo precedente, Paulson va a tener que cuidar de alimañas muy distintas de las que soñó en su juventud. Nada de alimentar jaguares o de cuidar osos. Ahora tendrá que cuidarse de poner a dieta al galopante déficit público y al gigantesco desequilibrio exterior. Quienes le conocen personalmente, aseguran que a Paulson no le han cambiado sus convicciones los largos años pasados en el sector financiero, ni siquiera los siete años que estuvo en una de las más prestigiosas cúspides de las finanzas mundiales, la presidencia del banco de inversiones Goldman Sachs. Y es que el triunfador Paulson, el hombre en el que los mercados financieros han confiado sin pestañear, es un enamorado de la naturaleza, un ecologista convencido, un defensor a ultranza de los animales. Un tipo al que, a pesar de su cargo, se le podía ver en el Central Park neoyorkino observando durante horas el vuelo de los pájaros, un privilegio que a buen seguro perderá ahora en aras de la seguridad nacional. Hasta los más críticos con Bush señalan que un barniz ecologista vendrá bien a la Casa Blanca, que no se ha mostrado demasiado sensible a las cuestiones medioambientales. Henry Paulson, nuevo secretario del Tesoro de Estados Unidos EPA Tras la retirada de Greenspan, Bush necesitaba incorporar a una figura respetada por los mercados Tampoco pasan inadvertidas sus magníficas relaciones con las autoridades chinas, con quienes ha colaborado asiduamente en proyectos de protección medioambiental. China es, indiscutiblemente, un país que la Administración Bush quiere y debe cuidar y que Paulson se mueva con soltura en el siempre complicado mundo de las relaciones con este país no deja de ser un factor a considerar a la hora de evaluar los motivos de su nombramiento. En el plano de los complicados contrapesos del poder en la Administración estadounidense, la designación de Paulson representa la primera muesca en la culata de Wall Street en el Tesoro con una Administración Bush. Sus predecesores, los dos, provenían del sector industrial. Que Paulson sea un financiero respetado en el proceloso mundo de los que manejan los hilos del dinero no es cuestión baladí, toda vez que el relevo de Alan Greenspan al frente de la Fed había dejado un hueco irreemplazable en lo relativo al prestigio. Sin duda, con el nuevo secretario del Tesoro, Bush incorpora a su entorno a un personaje tan respetado como lo fue Greenspan en Wall Street. Un hombre que puede hablar de tú a tú y en el mismo lenguaje a quienes mueven cientos de miles de millones de dólares al día. Ahora, a Henry Paulson sólo queda desearle suerte. Si la mayor economía del mundo funciona, es más fácil para el resto. Pero si la conjunción de los dos déficits contra los que Greenspan se pasó bramando sus últimos años al frente de la Fed persiste, los efectos pueden ser devastadores. Suerte, maestro, que no debe ser sencillo cuadrar presupuestos con tantos ceros, y todos a la derecha. Velada amenaza de boicot El presidente de Pimec remarcó que no se trata de hacer boicot a Iberia, aunque advirtió de que la gente tiene sus sentimientos y reaccionará En su opinión, si la Generalitat tuviera la gestión del aeropuerto de El Prat, ello ayudaría a resolver el conflicto y apostó por la cogestión de los aeropuertos en el futuro. El anuncio del repliegue de operaciones de Iberia en El Prat supone acelerar la retirada de sus posiciones en el aeropuerto de la capital catalana, una retirada que comenzó en 2003, cuando la antaño compañía de bandera tenía una cuota de mercado del 40 a gran distancia del resto de las más de 70 compañías que operan en Barcelona, mientras que en la actualidad la ha reducido a una cuota del 35