Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 DOMINGO 4 6 2006 ABC Toros San Isidro 2006 ya es historia. Una feria que arrancó a ritmo triunfal con una semana en la que se concedieron el cuarenta por ciento del total de los trofeos. Aunque los números no cantan, ni cuentan, toda la realidad de lo acontecido en el ruedo de la Monumental de las Ventas LAS CARAS DEL TRIUNFO Sebastián Castella Otro San Isidro se ha quedado a las puertas de redondear la gloria, y no será por falta de valor, sólido valor, y entrega. Un diamante ¿en bruto aún? César Jiménez Una Puerta Grande de relativa credibidad le da crédito para funcionar por las ferias y tratar de demostrar su cambio y su afán por evolucionar Matías Tejela Sigue su remontada, y en Madrid ha vuelto ha demostrar ese cambio de actitud que ya ha dejado patente en Castellón y Sevilla. Vuelve a ser el que era Enrique Ponce Su sabia y aguerrida lección de la lidia en todos los tercios con un violento manso de Pereda pasará a los anales, aun sin premio por la espada Alejandro Talavante La revelación de los novilleros. Impactó con dos fabulosos novillos de El Ventorrillo. Es un calco de José Tomás. Sin orejas, triunfó como un grande Más allá del valor (de las orejas) ZABALA DE LA SERNA No era fácil mantener el buen ritmo con el que había empezado la feria isidril Así, como si la frase estuviera escrita ayer, prologaba Vicente Zabala la crónica del 2 de junio de 1994. Hoy podría encabezar perfectamente el análisis de San Isidro 2006. En la primera semana se concentraron, ni más ni menos, que el cuarenta por ciento de las orejas que se han cortado en total: 18. Y no todas llevaban el sello de calidad de Madrid Orejas que han pesado menos que alguna vuelta al ruedo, como la de Ferrera con los adolfos. Pero la isidrada hay que analizarla más allá de las orejas, no sólo por la transmutación que, según los días, según los públicos, sufre Las Ventas, sino porque ninguna aguanta la comparación con la que cortó El Juli. Si la redonda faena de El Juli fue de una sola oreja, ya ninguna valía. Ni siquiera la seria de Fernando Cruz, por poner un ejemplo de autenticidad. Odiosa comparación, sí. Antes y después hubo un par de Puertas Grandes: la de César Jiménez y la de El Cid. Las únicas junto a la de Hermoso de Mendoza. Y la de Hermoso parece la más rigurosa. El idilio de Madrid y El Cid se ha reeditado: cuatro toros, tres orejas, que no es poco. Ni mucho, teniendo en cuenta cómo fueron los cuatro toros y el estado de la plaza con este Cid de Salteras. La extraordinaria corrida de Victoriano del Río fue el detonante de la triunfal primera semana; la del 15 de mayo fue para olvidar; la estelar cita del 22 respondió a las expectativas; después picos, más bajos que altos, hasta caer en barrena con la semana torista Fuera de ella salieron los mejores toros: uno de Victoriano del Río, uno de Ana María Bohórquez, otro de Domingo Hernández. Tres toros de vuelta al ruedo que hubieran empatado en el apartado ganadero este San Isidro con el de 2002. La empresa maneja cifras: De los 144 toros lidiados en la feria, tan sólo 11 han sido devueltos ¿Una gran feria? Que cada cual se responda. El Cid abrió la Puerta Grande el día 22 de mayo con una oreja en cada toro BOTÁN El Juli cuajó la mejor faena con diferencia, pero el presidente le negó las dos orejas EFE